Pasar al contenido principal

Un paso más hacia el fin de la guerra comercial: Estados Unidos borra a China de la lista de manipuladores de divisas

Donald Trump y Xi Jinping en la cumbre del G20 de Osaka.
Reuters

  • Estados Unidos y China siguen dando pasos hacia el fin de la guerra comercial.
  • Washington ha decidido eliminar a China del listado de manipuladores de divisas y lo ha hecho un día antes de la firma de la primera fase del acuerdo entre los dos gigantes económicos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estados Unidos y China siguen dando pasos hacia el fin de la guerra comercial. El último ha sido que Washington ha decidido eliminar a China del listado de manipuladores de divisas y lo ha hecho un día antes de la firma de la primera fase del acuerdo comercial entre los dos gigantes económicos. 

La decisión de sacar a China de este grupo de países se produce cinco meses después de que el departamento del Tesoro lo incluyera de manera oficial. Fue uno más de los tiras y aflojas que en los últimos meses se han vivido entre las dos potencias con el telón de fondo de la guerra comercial con la subida de aranceles a las importaciones de ambos países. 

Ahora, casi dos años más tarde de que comenzaran las tensiones parece que se ve el final del conflicto. Aunque, eso sí, el presidente de Estados Unidos Donald Trump ya aseguró la semana pasada que el acuerdo final podría no producirse hasta después de las elecciones previstas para noviembre. 

Leer más: Esto es lo que debes saber para no perderte en la guerra comercial tras el acuerdo entre Estados Unidos y China: su origen y lo que ha pasado en 20 meses de tensiones económicas

En cualquier caso, Estados Unidos ha hecho ahora un gesto hacia China para mostrar sus intenciones de poner punto y final a esta batalla. Está previsto que mañana el presidente Donald Trump y el vicepresidente Chino Liu He firmen un acuerdo preliminar en Washington. 

"El departamento del Tesoro ha ayudado a asegurar un importante acuerdo de Fase Uno con China que conducirá a un mayor crecimiento económico y oportunidades para los trabajadores y las empresas estadounidenses", ha asegurado el secretario del Tesoro Steven Mnuchin en un comunicado que recoge la CNBC. "China ha hecho compromisos obligatorios para abstenerse de la devaluación competitiva, al tiempo que promueve la transparencia y la rendición de cuentas", ha añadido. 

La manipulación de la divisa para favorecer sus exportaciones y al final su economía era una de las acusaciones de la administración Trump hacia el gigante asiático. Esta situación se sumó a las tensiones arancelarias ya existentes, por las que Estados Unidos había ido aumentando los impuestos que cobraba a algunos bienes importados de China. 

Y además