Pasar al contenido principal

Estas son las multas para los coches que no lleven la etiqueta de la DGT

Etiqueta DGT

Por si no teníamos suficiente con lo radares, los semáforos con cámara y las restricciones de tráfico por contaminación, ahora llegan las multas por no llevar la etiqueta de la DGT.

Hace solo unas semanas, repasábamos todo lo que hay que saber para evitar sustos en el bolsillo por culpa de estas etiquetas. Recordábamos entonces que cuando las puso en circulación, la DGT dijo que su uso era totalmente voluntario pues su intención era clasificar a los vehículos en función de sus emisiones contaminantes y discriminar de forma positiva a los que menos emisiones lanzaran.

Leer más: El futuro de la movilidad en España

Aquella discriminación positiva que ayudaría a los coches eléctricos y menos contaminantes a no pagar por estacionar en zona SER o a seguir circulando en zonas acotadas en episodios de alta contaminación (o sin contaminación en el caso de Madrid Central) ha sacado a relucir su lado negativo y es que ya hay hay ayuntamientos que han decidido utilizar las etiquetas de la DGT como arma para multar.

Barcelona, 100 euros a quien no lleve etiqueta

La Barcelona de Ada Colau fue la primera ciudad en dar la vuelta a la tortilla y hacer de las etiquetas una excusa para multar a los conductores.

Cuando los niveles de polución sobrepasan los límites establecidos, Barcelona activa su protocolo anticontaminación. Entonces los coches más contaminantes tienen prohibido el acceso al centro de la ciudad. Los que entren si deber se enfrentan a una sanción de 100 euros (50 euros si se benefician del descuento por pronto pago).

La prohibición será permanente, haya o no alta contaminación, a partir de 2020.

Madrid concede una moratoria de seis meses

En el Madrid de Manuela Carmena funciona desde el 8 de octubre el nuevo protocolo de contaminación que restringe el tráfico en el centro los días de alta contaminación para aquellos coches que no tengan etiqueta medioambiental (antes lo hacía por matrículas).

La entrada en vigor del nuevo plan de medidas contra el exceso de contaminación hizo que las etiquetas medioambientales se agotaran en cuestión de horas en las oficinas de Correos, algo que previsiblemente volverá a suceder dentro de seis meses.

El consistorio madrileño, como parte de su nueva ordenanza de movilidad sostenible, anuncia que dentro de seis meses multará a todos los coches que no exhiban la pegatina de la DGT.

90 euros por no llevar la pegatina en un lugar visible

Multas que no conocías

Aunque desde el Ayuntamiento todavía no han dicho de cuánto será la multa por no llevar la etiqueta medioambiental en un lugar visible, todo apunta a que será de 90 euros (es la cuantía con la que sancionan las faltas leves) que podrían quedarse en 45 euros por pronto pago.

"Se ha incluido la obligación porque el Gobierno introdujo la posibilidad de que las ciudades hicieran el distintivo obligatorio", han dicho fuentes municipales al respecto.

Respecto a dónde hay que colocar la pegatina no hay norma. La DGT recomienda pegarla en el lado inferior derecho del parabrisas para interferir lo menos posible en el campo visual del conductor.

 

Te puede interesar

Lo más popular