Pasar al contenido principal

Este barco está dando la vuelta al mundo hoy con la energía del mañana

barco energía hidrógeno
El Energy Observer sobre las agua del Sena. Wikimedia Commons

El catamarán Energy Observer no es el primer navío que da la vuelta al mundo utilizando energía solar, pero sí es el primero que lo hace utilizando como hidrógeno para producir la electricidad que hace funcionar sus motores eléctricos.

Esta diferencia es importante. Utilizar energía solar implica disponer de pesadas baterías en las que almacenar la electricidad cuando no hay sol; por ejemplo, cuando está nublado o es de noche.

El Energy Observer no necesita cargar a bordo grandes baterías porque utiliza la energía del sol para producir hidrógeno. El hidrógeno es un vector energético que puede convertirse fácilmente en electricidad y almacenarse en tanques en forma de gas comprimido, mucho más pequeños y ligeros que las baterías de iones de litio.

El hidrógeno que utiliza el Energy Observer se obtiene del agua del mar mediante electrólisis, con la electricidad obtenida gracias a 130 metros cuadrados de paneles solares de diferentes tecnologías.

Leer más: España estancada en renovables: concentra sólo el 1% de potencia fotovoltaica del mundo

Precisamente uno de los propósitos del Energy Observer es indagar en la producción de energía limpia de forma económica y en demostrar el potencial del hidrógeno como vector energético para energías renovables.

"Es en este contexto de investigación y desarrollo en el que encaja el proyecto Energy Observer: demostrar el rendimiento de este nuevo modelo energético y servir así de ejemplo en todo el mundo", explican desde la web del proyecto.

El viaje de seis años del Energy Observer —que le llevará a visitar 50 países en un centenar de escalas— es también una odisea alrededor del mundo "para encontrar soluciones innovadoras para el medio ambiente y para conocer a las personas que están diseñando el futuro, para demostrar que un mundo más limpio es posible y para inspirar positivamente soluciones innovadoras."

Gracias a su sistema de propulsión este antiguo catamarán de competición —construido en Canadá en 1983— reconvertido se desplaza sin emitir ningún tipo de residuo como partículas, gases contaminantes o gases causantes del efecto invernadero, caso del CO2.

Ventajas e inconvenientes del hidrógeno como futuro vector energético

Según el equipo de investigación del Energy Observer el hidrógeno —el elemento esencial y más abundante del Universo— contiene hasta 3 veces más energía por unidad de masa que el combustible diésel y 2,5 veces más que el gas natural.

Esto significa que es posible almacenar su potencial energético en unidades de menor tamaño y peso, resultando en vehículos —de cualquier tipo— más ligeros y por tanto más eficientes y con mayor autonomía.

El gran inconveniente del hidrógeno (H2) es que en la Tierra rara vez se encuentra en estado puro sino combinado con otro elemento —explican desde Energy Observer— por ejemplo con oxígeno formando agua (H2O.)Por tanto extraer hidrógeno requiere utilizar energía. Los métodos más utilizados (como la electrólisis) utilizan electricidad en mayor cantidad que el potencial energético del hidrógeno obtenido en el proceso.

Leer más: El negocio de las renovables: los mayores proyectos de empresas españolas fuera de aquí

Actualmente el 95% del hidrógeno producido industrialmente se produce a partir de combustibles fósiles, según Energy Observer, lo que supone utilizar energía y generar emisiones contaminante.

Una vez obtenido es necesario comprimirlo para reducir su volumen y que sea manejable, para su transporte y uso. Este proceso también implica consumo de energía. Por tanto actualmente el proceso de obtención y almacenaje del hidrópico implica emisiones de carbono y tiene un coste económico alto.

"Para lograr que el hidrógeno se convierta en un vector energético sostenible y generalizado  es imprescindible desarrollar tecnologías que permitan su compresión y producción de forma ‘descarbonizada’ y más económica."

 

 

 Artículo original de Economía Digital

Te puede interesar