Pasar al contenido principal

Año cero: las telecos encaran un nuevo ejercicio tras la guerra del fútbol

Una familia viendo la televisión.
Getty Images
  • La guerra por el fútbol ha marcado gran parte del año en el sector de las telecomunicaciones donde además se ha vivido una fuerte competencia en descuentos. 
  • Telefónica compró los derechos de La Liga y la Champions; mientras que Vodafone se desmarcó al decidir no emitir este deporte. 
  • En 2018 también se han realizado las subastas del espectro para el 5G dentro del Plan Nacional 2018-2020. 
  • Las operadoras continuaron con su apuesta por las segundas marcas y Telefónica lanzó O2. 

El fútbol ha marcado en los últimos meses la estrategia de las empresas de telecos. La guerra por los derechos de emisión ha sido una constante durante la primera mitad del año, hasta que se resolvió lo que iba a hacer cada compañía. El alto precio por emitir estos contenidos condicionaba la oferta de las operadoras que debían ver cómo cuadrarlo dentro de los precios de los paquetes convergentes. 

2018 ha sido el año en que Vodafone ha dicho no a emitir el fútbol con las condiciones de mercado actuales; mientras que Telefónica decidió comprar los derechos de la Liga y de la Champions. Por su parte, Orange decidió que sí seguía en la batalla por los clientes del fútbol.

Mientras el cuarto operador, MásMóvil, seguía con su propia estrategia en la que no hay fútbol en su prácticamente nula oferta de televisión.

Telefónica cerró un acuerdo con Mediapro para la compra de los derechos de emisión de la Champions League y la Europa League en el mercado residencial español para las próximas tres temporadas (2018-2021) por un importe total de 1.080 millones de euros, 360 millones de euros por temporada. Unas cifras que se sumaban a los 2.940 millones de euros por los derechos de emisión de la Liga para las próximas tres temporadas. 

La guerra del fútbol marca las portabilidades de operador

La decisión de Vodafone ha llevado a que los meses entre agosto y principios de octubre, el sector haya vivido un fuerte movimiento de portabilidades, todo ello rodeado de una fuerte competencia en descuentos en las tarifas. 

 El número de teléfonos portados, tanto móviles como fijos, registró en septiembre el nivel más alto de la historia al producirse 918.000 cambios de compañía según los datos de la CNMC. Por compañías, los operadores móviles virtuales (OMV), Movistar y MásMóvil registraron saldos netos de portabilidad positivos, con 16.181, 33.642 y 42.242 líneas, respectivamente.

Por el contrario, Orange y Vodafone presentaron un saldo negativo, ya que exportaron 31.559 y 60.326 números más de los que recibieron de otros operadores, respectivamente.

El fútbol también marcó los últimos resultados de Vodafone España. En el primer semestre la compañía redujo sus ingresos en un 4,7% frente a los mismos datos del año anterior al ingresar 2.205 millones de euros.

Leer más: Por qué Vodafone no se arrepiente de haber dicho no al fútbol pese a perder clientes: así ven sus cuentas a futuro

En la presentación de los resultados, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, explicaba que la compañía se ha "reposicionado" en un nuevo entorno de mercado. Para ver los resultados finales de esta estrategia todavía habrá que esperar unos meses.

“En los próximos trimestres esperamos unos resultados financieros alineados con lo que hay hasta ahora”, decía Coimbra en esa rueda de prensa. “Los costes siguen estando y los clientes no están”, explicaba el directivo respecto a cómo están ahora las cuentas y cómo esperan mejorar los resultados a partir de 2019.

Los paquetes convergentes y la apuesta por las series 

En este reposicionamiento, Vodafone sigue su apuesta por la televisión pero de la mano de las series y películas. La compañía que ya cuenta con un acuerdo en exclusiva con la plataforma HBO, anunció también una nueva alianza con FOX para emitir los contenidos de su plataforma FOX Now.

De esta forma, la operadora cuenta actualmente con cuatro acuerdos para integrar los contenidos de series y películas sin que puedan tenerlos la competencia. Así, en el paquete de Vodafone TV Total el cliente puede ver las series y películas de FoxNow, HBO España, AXN Now y Filmin. Mientras que prepara la llegada de los contenidos de Amazon Prime, aunque en esta ocasión sin exclusividad al igual que los contenidos de Netflix. 

Netflix es una de las grandes plataformas de streamming con la que ya tenían acuerdos tanto con Vodafone, como con Orange y que Movistar añadió este año a su catálogo. De esta forma, las grandes operadoras apuestan por la ficción y los contenidos más allá del fútbol dentro de su estrategia de paquetes convergentes. 

Segundas marcas para llegar a los distintos públicos

Las operadoras continúan con su estrategia de tener varias marcas. Por un lado, sus grandes enseñas con las que potencian la contratación de paquetes convergentes, aquellos en los que dentro de la misma factura se incluye el fijo, el móvil, la conexión a internet y la televisión; mientras que paralelamente desarrollan segundas marcas con las que competir en un merado más sensible al precio. 

Así, Vodafone tiene Lowi; Orange tiene Jazztel y Amena; mientras que Telefónica tenía Tuenti. 

En junio de 2018, Telefónica anunció el lanzamiento de O2 en España. Una marca que no pretende ser low cost, según explicaba Pedro Serrahima, director de desarrollo de negocio multimarca en Telefónica al dar a conocer los detalles de las tarifas. Serrahima apuntaba que la marca quiere englobarse dentro de un paraguas de servicio "premium" y precio asequible.

Todo esto en un contexto donde MásMóvil, el conocido como cuarto operador, sigue ganando portabilidades de líneas con un modelo de tarifas más baratas que las grandes operadoras. Esta compañía, que engloba también las marcas Yoigo, PepePhone y LlamaYa, consiguió 17.300 clientes más de banda ancha en septiembre y en el mismo mes ganó más de 42.000 líneas de móvil. 

La subasta para el 5G 

En la parte más técnica del sector, 2018 fue el año de las subastas de espectro 5G. Esta nueva tecnología será una de las áreas donde se centren un mayor número de inversiones en los próximos años. 

En total, el importe acumulado por el conjunto de las concesiones ascendió a casi 438 millones de euros según los datos comunicados por el ministerio de Economía. Estas licencias se otorgan por un periodo de 20 años, por lo que si se suman los intereses del aplazamiento de pago hasta esa fecha el importe total se eleva hasta 542 millones d eeuros. 

Por operadoras, Vodafone fue la que más espectro adquirió en la subasta de licencias en la banda de frecuencias 3,6-3,8 GHz, clave para el desarrollo del 5G, al comprar 90 MHz de los 200 MHz subastados (el 45% del total) por 198,1 millones de euros, mientras que Orange se ha quedado con 60 MHz por 132 millones de euros (el 30%) y Telefónica con 50 MHz (el 20%) por 107,46 millones de euros.