“Este año será el salvaje oeste”: los expertos anticipan un Black Friday atípico con malas ofertas, retrasos en las entregas y escasez de ciertos productos

Ofertas del Black Friday
Reuters
  • Los expertos ya anticipan que el Black Friday este año será muy diferente al de otros ejercicios y que el consumidor debe tener en cuenta algunos factores.
  • La interrupción en la cadena de suministro ha provocado problemas en el plano de la oferta que empañarán algo la temporada navideña.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con el Black Friday a la vuelta de la esquina los consumidores tienen muchas dudas este año sobre qué puede suceder por los problemas con las cadenas de suministro y si es interesante comprar. 

Los mercados están completamente locos. Y, por eso, algunas compañías como Amazon o Alibaba ya se han adelantado con algunas ofertas para intentar evitar un colapso extremo el próximo viernes. 

Los cuellos de botella generados en las fábricas están siendo un problema. De ahí a que el consumidor se esté cuestionando si sus pedidos van a llegar, si van a ser más caros de lo normal, y qué se puede o no comprar durante el día de rebajas que ya se ha convertido en el más famoso del planeta. 

Estos problemas se han generado por la alta demanda de los consumidores junto con la escasez de mano de obra relacionada con la pandemia y el cierre de fábricas. Esa interrupción ha provocado una temporada de compras navideñas incierta.

Las condiciones a corto plazo resultan difíciles de predecir, ya que continúa habiendo una gran incertidumbre en torno a la evolución de la pandemia. Sin embargo, tal y como afirma en un informe al que ha tenido acceso Business Insider España, Pramod Atluri, gestor de renta fija de Capital Group, las perspectivas parecen más halagüeñas a largo plazo.

“Aunque actualmente nos enfrentamos a un incremento cíclico de la inflación y los tipos de interés, creo que dentro de cinco años el crecimiento de la economía estadounidense será más lento y la inflación podría ser más baja”, señala. 

“Como sabe cualquiera que haya intentado comprar un coche de segunda mano, las categorías de inflación flexible se han disparado como consecuencia del desabastecimiento relacionado con la pandemia, la falta de mano de obra disponible y la interrupción de las cadenas de suministro”, dice Ritchie Tuazon, gestor también de Capital Group. 

Según los expertos de la gestora, no parece probable que estos problemas vayan a solucionarse rápidamente, pero entre mediados y finales de 2022 las condiciones podrían ser ya más normales.

¿Y esto en qué se traduce a la hora de comprar en el Black Friday? Según Eric Anderson, presidente de ventas minoristas y profesor de marketing en la Kellogg School of Management de Northwestern University en Evanston, el consumidor se va a enfrentar a algunas complicaciones. “Este año será el salvaje oeste”, asegura en declaraciones que recoge MarketWatch.

A su modo de ver, los consumidores no sabrán cuándo van a llegar las cosas, porque hay mucha incertidumbre en la cadena de suministro. “Sus productos pueden estar atrapados en un puerto o en un barco, durante un tiempo indeterminado”, vaticina.

Además, muchos minoristas no solo no están seguros de cuándo llegarán sus productos, sino que tampoco saben si el inventario estará disponible durante las fiestas. El resumen de este contexto es que es recomendable comprar ahora, antes de quedarse de vacío. 

“Las compras anticipadas son particularmente importantes para cualquier cosa que sea remotamente popular”, apunta Anderson. También, para los artículos que se deben tener para las vacaciones. Y esto pasa desde el vino de Nochevieja hasta el ordenador que buscas para renovar. 

“Este año si se espera a comprar se corre el riesgo de que las cosas que lo que deseas no está disponible o no llegue en el momento en el que lo necesites”, apunta en la misma dirección el equipo de Goldman Sachs en un informe del que se ha hecho eco Business Insider España

Incluso si el usuario decide esperarse hasta mediados de diciembre para adquirir sus compras navideñas, el resultado puede ser que tengas precios más altos y gastos de envío más elevados como consecuencia de que la oferta no cubra con la gran demanda. 

Es probable que las ofertas no valgan la pena

Los problemas de la cadena de suministro y la inflación es posible que provoque que muchas de las ofertas del Black Friday no sean muy interesantes. El motivo es que la oferta se ha visto comprometida, pero no la demanda.

“Los cuellos de botella pueden provocar que los consumidores no accedan a ofertas de gran interés como en los últimos años atrás, por lo que las compañías tienen que poner todos sus esfuerzos en trasladar todo tipo de ventajas de comprar en esta temporada”, argumentan los expertos de Atlantic Capital en una nota.

“En este evento es importante, más que nunca, mantener la sensatez desde el punto de vista del usuario”, comenta Anderson. 

A medida que se revisen las promociones y los titulares sobre problemas y escasez de la cadena de suministro, los expertos recomiendan comprar estratégicamente. “Portátiles, laptops y televisiones pueden ser una buena opción si hay buen stock y la oferta es interesante”, concluye Anderson. 

Otros artículos interesantes:

Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en Ethereum hace 1, 2 y 5 años (y el recorrido futuro que podría tener)

La 'madrina del metaverso' lidera una academia en el que la enseñanza se vende como NFT: 4 maneras de diversificar para aprovecharse del 'boom' del metaverso como inversor

Hasta cuánto puede subir el precio de ethereum en los próximos meses: por qué los expertos apuntan a los 6.000 dólares tras su último récord

Te recomendamos

Y además