La inflación se está comiendo tus ahorros: 7 sencillos trucos para combatirla

Whatsapp pagará dinero a los usuarios
  • El mundo avanza hacia una mayor inflación con lo que la pérdida de poder adquisitivo puede ser un problema para las finanzas personales.
  • Sigue leyendo para ver algunos trucos que te pueden ayudar a sortear este escenario más adverso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inflación es la causa de que el dinero pierda valor año tras año, y a excepción de la caída del pasado 2020 con motivo de la crisis económica derivada del COVID-19, no ha dejado de subir. 

Sin embargo, en este final de año está alcanzando unos niveles récord. La inflación en España se ha disparado un 5,5% en España y ha tocado máximos no vistos desde 1992

La subida del precio de la electricidad, del carburante y lubricante para vehículos personales, del el gas han sido los principales causantes de estos incrementos. 

La crisis del transporte tampoco ayuda. Los exportadores chinos han subido sus precios un 10% y esto supone otro motivo para que pueda seguir aumentando la inflación.

Estas subidas de precios se comen la capacidad de gasto, pero también hacen que los ahorros pierdan poder adquisitivo y erosionan el valor del patrimonio financiero de los ahorradores.

Dentro de este panorama la planificación financiera es clave para tener unas cuentas cuadradas.

Como nadie quiere perder poder de compra con su dinero, es fundamental conocer de primera mano cuáles pueden ser los principales trucos para hacer frente a los escenarios inflacionarios y que tengas tus ingresos y gastos bajo control.

A continuación, puedes ver algunas fórmulas que son bastante asumibles para combatir a la inflación desde el punto de vista de las finanzas personales y el ahorro.

Invertir más dinero de tus ahorros

Impuestos por invertir en bolsa
Eva-Katalin / Getty Images

Es verdad que, por norma, hay unas recomendaciones básicas sobre cuánto dinero se debe destinar a ahorrar  y cuánto, de esos ahorros, debes invertir. 

Normalmente, la media de los asesores patrimoniales aconseja que, al menos, las cantidades empleadas en inversión asciendan hasta el 15%. Sin embargo, en un esquema en el que los precios suben ese porcentaje debe subir para cubrir las potenciales pérdidas que genera la inflación. 

Si bien el primer instinto es ahorrar la mayor cantidad de dinero posible, no siempre es la mejor opción para afrontar momentos de vaivenes económicos. De esta forma, el dinero ganará valor en lugar de perderlo. Considera duplicar los esfuerzos en invertir. Cuanto menos.

Adelanta tus compras desde ya

Tarjetas de crédito
Getty

Los efectos de la inflación hacen que un artículo que hoy valga X, mañana pase a costar X + 1. Sobre todo, dependiendo de dónde esté siendo tensionado el IPC.

¿Cuál puede ser una sencilla solución ante este inconveniente? Pues básicamente adelantar todo lo posible las compras para ahorrarte el mayor dinero posible. Si, por ejemplo, el aceite de oliva está encareciéndose cada vez más, una posibilidad es anticiparte y almacenar para tener este producto durante algún tiempo. Tu bolsillo lo agradecerá seguro.

Compra en grandes cantidades

 compra en supermercado
Reuters/Charles Platiau

La premisa básica de una economía inflacionaria es que, efectivamente, comprar algo ahora es más barato que comprarlo más tarde. 

Existen algunas excepciones a esa regla, tal como los smartphones, pero si crees que están aumentando los precios, este es el momento de comprar en vez de esperar

Un ejemplo sería que si te gusta un vino en particular consideres en comprar una caja por internet en vez de una botella. Muchos vendedores ofrecen descuentos al comprar por caja, que tal vez sea entre el 10% y el 20%. 

Si ves algún artículo en oferta hoy que puedes guardar durante mucho tiempo (como toallas de papel, comida enlatada, comida para perros, etc.), tendrás una gran ventaja a largo plazo.

Pon atención a tus deudas

Qué ratio de deuda debes tener
Getty Images

Por otra parte, es una buena idea no tener demasiadas deudas. No obstante, lo normal es que los tipos de interés empiecen a subir si la inflación perdura mucho en el tiempo. Si tienes un préstamo a tipo variable, es cada vez mayor la probabilidad de que tus intereses terminen repuntando. 

De este modo, a menos que planees mudarte en el futuro cercano, tal vez haya llegado el momento de refinanciar tu hipoteca o cambiar a tipo fijo

Mientras, si tienes una deuda de tarjetas de crédito y no la puedes pagar inmediatamente, posiblemente te convenga amortizar desde ya. 

Busca otros productos que sean más baratos

Una mujer haciendo la compra

El IPC representa una cesta de productos de consumo, pero no todos ellos aumentan al mismo tiempo. Fíjate en el supermercado en los precios y quizá el pavo haya repuntado menos que el pollo o la ternera. Las tendencias son importantes para ahorrar dinero en el largo plazo. Busca lo que sea más barato o asumible para tu bolsillo en función a los movimientos de los precios

También sería aconsejable reducir la frecuencia con que cenas afuera, porque comer en restaurantes es más caro de lo que era hace 12 meses. 

Pedir un aumento de sueldo sí es una opción

Entrevista de trabajo.

Getty

Si todavía estás trabajando y el coste de vida está tensionando tus finanzas, quizás consigas algo de alivio de un recurso inesperado: tu jefe. Los salarios suelen aumentar en los períodos inflacionarios. 

Si tu responsable no cede, tantea el terreno con otras empresas. No serás el único. Una encuesta de PwC indica que 2 tercios de los empleados están buscando otro trabajo. Las compañías están ofreciendo cuantiosas bonificaciones por aceptar el trabajo y beneficios más amplios a los empleados nuevos, en particular en los sectores donde hay muchos puestos vacantes. 

Reduce tu consumo de energía

precio luz oscuridad

Getty Images

El factor principal que está impulsando la inflación son los precios disparados de la energía. Aunque es difícil vivir sin gasolina, calefacción o electricidad, puedes aminorar estos gastos. Una manera sencilla de reducir lo que gastas en gasolina, por ejemplo, es planear tus trayectos y hacerlos en un solo viaje. Además, si conduces a más de 120 kilómetros por hora, tu vehículo consume combustible de manera mucho menos eficiente. 

Recuerda que el coste de la energía también se acumula en otras áreas: consumirás gran cantidad de electricidad en verano y en invierno. Intenta ser eficiente en casa con el consumo de la luz. Revisa cuánto estás activando los electrodomésticos que más consumen e intenta ponerlos en tramos horarios que sean más baratos. 

Otros artículos interesantes:

5 lecciones financieras que tienes que dominar a los 30 años

Cómo la gestión de algunos trámites incómodos anticipadamente puede ahorrar dinero a tus familiares en el futuro

Cuánto dinero cuesta cambiar las puertas de tu casa en la actualidad: todos los precios que debes tener en cuenta

Te recomendamos

Y además