La extinción de la humanidad es "inevitable" y su cuenta atrás se acerca, según este paleontólogo

'Soy leyenda'
'Soy leyenda'
  • El paleontólogo y biólogo evolutivo Henry Gee decide activar las alarmas al argumentar que la extinción del ser humano no solo es inevitable, sino que podría dar comienzo antes de lo que crees.
  • El científico explica que factores como la escasa variedad genética, la disminución de la calidad del esperma, la polución, el estrés o el aceleramiento económico son los que están propiciando que la cuenta atrás cada vez esté más cerca.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La humanidad ya tiene una fecha de caducidad. O al menos eso es lo que cree Henry Gee, paleontólogo y biólogo evolutivo. En un artículo de opinión para Scientific American, Gee, autor del ensayo Una historia (muy) corta sobre la vida en la Tierra, vaticina que la extinción del ser humano dará comienzo más pronto de lo que crees.

"Sospecho que la población humana no solo está destinada a disminuir, sino que se abocará al colapso, muy pronto", explica.

Según el biólogo, la cuenta atrás daría comienzo a inicios de los 2100. A comienzos del siglo XXII, "en muchos países, incluyendo los más pobres, la tasa de nacimientos será menor que la de mortandad. En algunos países, la población pronto quedará a la mitad de la cifra actual. La gente empezará a preocuparse de un nuevo problema: la infrapoblación".

En su ominoso artículo de opinión, Gee sustenta sus palabras con pruebas y más predicciones.

Por ejemplo, a nivel genético el Homo sapiens tiene un grave problema. "Los fósiles indican que el Homo sapiens lleva existiendo alrededor de unos 315.000 años, pero durante la mayor parte del tiempo esta especie fue muy, muy rara, de hecho ha estado al borde de la extinción (seguramente en más de una ocasión)".

Pese a que la actualidad es totalmente diferente al pasado descrito por el paleontólogo, el peligro constante al que ha estado sometido el ser humano ha provocado una variedad genética muy escasa. "Hay más heterogeneidad genética en un grupo reducido de chimpancés que en toda la población humana. Esta poca variedad nunca ha sido buena para la supervivencia de una especie".

Más datos para sustentar la opinión de Gee: la calidad del esperma del ser humano lleva disminuyendo durante las últimas décadas. "Nadie conoce las razones, pero esto puede llevarnos a una menor tasa de nacimientos".

Entre las posibles razones que explicarían este fenómeno, se debate que la polución podría ser una de ellas ("una consecuencia de la degradación humana del medio ambiente"). 

Otro factor sería el estrés: "sugiero que este podría haberse activado por el hecho de que la gente lleva un largo período de tiempo viviendo cerca el uno del otro".

Durante un extenso período de la evolución humana, las personas vivían repartidas. El hábito de vivir en grandes ciudades, literalmente unos encima de otros, es relativamente reciente.

La economía actual es, según este paleontólogo, otra de las causas que acelerará la extinción humana. "Los políticos están obcecados en un crecimiento económico sin frenos, pero eso no se sustenta en un mundo con recursos finitos". 

El ser humano ya ha "embargado" (en palabras de Gee) el 25-40% de la producción neta primaria (es decir, la materia orgánica que las plantas crean del aire, el agua o el sol). Esta cifra no solo es perjudicial para el resto de especies del planeta; dicho embargo está teniendo efectos perjudiciales para la economía humana.

"Las personas deben trabajar más duro y durante más tiempo para mantener los estándares de vida de los que disfrutaban sus padres. Y no se suele llegar ya a esos estándares. Hay pruebas de que la productividad económica se ha paralizado o que incluso ha disminuido globalmente durante los últimos 20 años".

Un efecto colateral de los actuales apuros económicos es que muchas personas han decidido o esperar más tiempo a tener hijos o a directamente no tenerlos.

Finalmente, otro motivo detrás de la extinción humana es un acontecimiento que el biólogo recuerda que es algo que "se lleva mucho tiempo esperando y que solo puede ser celebrado": la emancipación económica, reproductiva y política de la mujer.

Aunque aún queda mucho camino por recorrer, como la mujer cada vez tiene más posibilidades de desarrollarse a nivel educativo, económico... cada vez hay menos necesidad de tener hijos. Además, "los anticonceptivos más fiables y una mejora de la asistencia sanitaria ha provocado que ya no sea necesario tener tantos hijos para que al menos unos pocos sobrevivan a los primeros meses".

Todos estos factores son los que podrían provocar que la extinción humana diera comienzo en menos de un siglo.

Meteorito cayendo sobre la Tierra.
Meteorito cayendo sobre la Tierra.

Getty Images

Ahora bien, existe otra amenaza para la humanidad más inevitable: "la deuda de la extinción".

Llega un momento en todo progreso de una especie, por muy dominante que sea esta, en la que "la extinción es inevitable, da igual lo que hagan para evitarla".

"La causa de dicha extinción es normalmente una reacción muy retrasada a la pérdida del hábitat". Es lo que le está ocurriendo al ser humano. Ha convertido todo el planeta en su hábitat, y, poco a poco, la producción de recursos se está acabando. "El Homo sapiens ya podría considerarse una especie muerta que todavía da coletazos".

La última frase de este paleontólogo es una llamada a evitar que se trate esta situación demasiado tarde: "Si tenemos que hablar de la extinción humana, lo mejor que se puede hacer es hablar de ello ya mismo".

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.