Facebook se ha convertido en una mina de oro para los cazatalentos: apuntan a un éxodo de empleados y aseguran que Meta incluso tiene problemas para contratar

Un cartel de Meta en su sede.
Un cartel de Meta en su sede.
Justin Sullivan/Getty Images
  • Facebook, que recientemente ha cambiado su nombre a Meta, está viendo cómo sus empleados, desde los ejecutivos hasta los ingenieros, buscan otros trabajos tecnológicos.
  • Los cazatalentos aseguran que se está produciendo un "éxodo" después de haber luchado durante años para convencer a sus empleados para fichar por otras compañías.
  • "Hay una sensación de malestar con la empresa que nunca se había tenido antes", asegura una persona del sector. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez hay más empleados de Facebook que se van o buscan salir de la empresa, debido en parte a los recientes escándalos que han dañado la reputación del gigante de las redes sociales, según relatan reclutadores tecnológicos y otras fuentes del sector.   

Los documentos internos publicados recientemente por los abogados de la denunciante Frances Haugen revelaron que Facebook sabía que había desempeñado un papel importante en muchos problemas sociales, pero desestimó las advertencias de los empleados. 

Esta situación se produce después de años en los que se han sucedido todo tipo de problemas, como la disminución del crecimiento de los usuarios, las investigaciones de los organismos reguladores, las injerencias de potencias políticas dentro de la plataforma y fuertes multas.

Ahora, un número cada vez mayor de empleados de Facebook está harto y busca su lugar en otra parte. El mercado de trabajo tecnológico es competitivo y muchas de las startups bien financiadas y los rivales ricos ofrecen puestos de trabajo que son potencialmente más gratificantes y menos controvertidos. 

'Estado fallido': los documentos filtrados de Facebook revelan cómo es de verdad trabajar en una compañía salpicada continuamente por los escándalos

"Durante años, los correos electrónicos, las llamadas y los mensajes que se enviaban a alguien en Facebook eran simplemente ignorados", cuenta Greg Selker, jefe de tecnología de la empresa de contratación de ejecutivos Stanton Chase. 

"Este año, no solo responden, sino que la gente se pone en contacto diciendo: 'Oye, estoy pensando en un cambio. Deberíamos hablar’".

Selker asegura que charla con los empleados de Facebook semanalmente y ha notado el interés de los vicepresidentes, directores de grupo y directores. "Estamos empezando a ver un éxodo en cierta manera", añade. 

José Guardado, un experimentado cazatalentos tecnológico y fundador de Build Talent, también está viendo más movimiento hacia fuera de la empresa. "Durante mucho tiempo fue difícil sacar a la gente de Facebook", dice. "Ahora la gente se está soltando". Otros reclutadores comparten experiencias similares con Business Insider, pero algunos han pedido no ser identificados por tratarse de un tema sensible. 

Un portavoz de la empresa señala que el número de empleados de Facebook ha aumentado un 20% con respecto al año pasado, y añade que la empresa sigue "comprometida con la expansión de nuestros esfuerzos de contratación en Estados Unidos y en todo el mundo".

Los cazatalentos también tienen interés en que la gente cambie de trabajo, por lo que el número de salidas de la empresa puede acabar siendo menor de lo que se espera.

Meta mantendrá su apuesta por España con la construcción del metaverso: todo lo que debes saber sobre la filial española de la antigua Facebook

Las empresas tecnológicas progresan o se estancan en función de su capacidad para contratar ingenieros y otros trabajadores con talento. Sin un flujo constante de personal nuevo y cualificado, los planes de crecimiento pueden frenarse, los nuevos proyectos tienden a fracasar y las actualizaciones de productos cruciales pueden retrasarse, dando a los rivales una valiosa ventaja. 

Durante la mayor parte de los 17 años de existencia de la empresa, Facebook ha sido calificado como uno de los mejores lugares para trabajar del mundo, con generosas condiciones que van más allá de una cuestión salarial. Las redes sociales se consideraban una forma revolucionaria de "conectar el mundo", por lo que la gente podía sentirse bien estando allí, aunque la carga de trabajo fuera intensa. 

Sin embargo, los sentimientos de los empleados respecto al trabajo en la empresa se han deteriorado. 

En 2018, Facebook ocupó el primer lugar en la clasificación de Glassdoor sobre los mejores lugares de Estados Unidos para trabajar. Este año, cayó al 11º puesto, por detrás de empresas como Nvidia, Google y Microsoft.

Los acuerdos de confidencialidad de las grandes empresas tecnológicas muestran hasta dónde llegan los gigantes de Silicon Valley para silenciar y controlar a sus empleados

Las publicaciones de los empleados en la plataforma interna de Facebook, llamada Workplace, muestran que algunos empleados advierten del agotamiento, especialmente durante 2020, cuando la empresa instituyó varias "oleadas", o periodos de "intensa reorientación y reforzamiento de un conjunto de productos, políticas y procesos". 

Un empleado escribió el año pasado que "la cultura de sobrecarga es un estado de fracaso", señalando que estos tiempos extra de trabajo pueden causar "agotamiento y un desgaste lamentable."

La marca de Facebook también se ha visto afectada. El ranking anual de Interbrand colocó a Facebook en el 15º lugar este año, por debajo de su pico de la octava posición que logró en 2017. 

La valoración estimada de la marca Facebook cayó a 36.000 millones de dólares desde 48.000 millones en ese tiempo, mientras que el valor de la marca de Amazon se multiplicó aproximadamente por 4, hasta casi 250.000 millones de dólares.

"Hay una sensación de malestar en la empresa que nunca había tenido", dice un experimentado cazatalentos de la industria tecnológica.

El sueldo es alto, pero los empleados siguen siendo atraídos o se plantean marcharse, a veces preocupados por el posible daño a la reputación que supone quedarse en Facebook. Para otros, es la promesa de un trabajo más vanguardista y emocionante en otro lugar, dicen los reclutadores.

"Los clientes que tenemos que están más comprometidos obtienen mayores tasas de respuesta", comenta Guardado. "Cada vez más, la gente dice que quiere sentirse bien con el trabajo que está haciendo, y creo que las decisiones de la dirección ejecutiva de Facebook están dificultando eso". 

Un antiguo ingeniero que se marchó el año pasado relata a Business Insider que simplemente estaba cansado de la empresa: "Facebook parece una cosa del pasado". Además de la disminución del interés en el trabajo, señala, el sentimiento político y público probablemente lleva a otros a considerar el impacto en las futuras oportunidades de trabajo. 

Otro ingeniero de la empresa publicó su frustración este año en Blind, una red social anónima centrada en el trabajo que requiere que los usuarios verifiquen su empleador utilizando direcciones de correo electrónico válidas. La persona realizó una encuesta para ayudarle a decidir entre aceptar una oferta de Stripe o de Netflix.

"No estoy disfrutando de mi trabajo en Facebook, por eso quiero irme", escribió el empleado. De entre más de 1.100 votos, la persona fue instada a aceptar el trabajo de Netflix, donde dijo que le ofrecían 580.000 dólares al año, cerca de 506.000 euros. 

"Creemos que podemos tener a quien queramos de su departamento de ingeniería", dice Andy Price, un veterano cazatalentos de tecnología y fundador de Artisanal Talent. "Tienen ingenieros que se van en masa. ¿Y por qué no lo harían? Se gana un poco más de dinero en Facebook, seguro, pero la gente con la que nos relacionamos, los ingenieros destacados, quieren construir empresas interesantes. Dicen: 'Yo hacía cosas interesantes en Facebook, pero ahora todo se reduce a servir al negocio de la publicidad. Es aburrido'".

Varios empleados de alto nivel, como Fidji Simo, Carolyn Everson, Jay Parikh y David Fischer, se han marchado recientemente. En septiembre, el director de Tecnología, Mike Schroepfer, anunció también su marcha.

Fidji Simo.
Fidji Simo.
Facebook

Incluso antes de que Haugen desencadenara la última crisis en octubre, Facebook tenía dificultades para contratar personal, en gran parte debido a la escasez del mercado laboral, según documentos internos de sus revelaciones que fueron reportados por Protocol. "Estamos experimentando problemas de crecimiento", escribió un líder de la compañía este año en un memorando. 

En el primer trimestre, solamente la mitad de las ofertas de trabajo que Facebook hizo para puestos en el área de la bahía fueron aceptadas, una caída del 15% de su tasa de aceptación de 2020, señalaron.

Uno de los antiguos empleados que ha sido relativamente franco es Samidh Chakrabarti, que dirigió el equipo de integridad cívica durante varios años antes de marcharse en septiembre. 

En un hilo de Twitter poco después, Chakrabarti analizó el plan de Facebook para construir su metaverso y criticó lo que describió como una mentalidad de crecimiento a toda costa y una excesiva dependencia de las métricas. 

Esta empresa se llamaba Meta antes de que Facebook cambiara su nombre, y sus fundadores aseguran que no venderán la marca por menos de 20 millones

Aun así, dijo que el viraje de Facebook hacia la realidad virtual y la realidad aumentada, le da a la compañía otra oportunidad de construir tecnología de manera más responsable. "Tengo esperanzas, pero requerirá que reconecten toda su cultura", escribió. 

Chakrabarti también sugería que el cambio de marca de Meta y el nuevo enfoque mejorarán los esfuerzos de contratación. Los ingenieros podrían sentirse estimulados al trabajar en nuevos proyectos metaversos, en lugar de ajustar los algoritmos existentes.

Una encuesta reciente realizada por Blind reveló que, de entre casi 1.200 empleados de Facebook, el 84% apoyaba el cambio de nombre corporativo a Meta como una "buena decisión empresarial". El personal también se mostró optimista sobre los planes de construir un metaverso, según la encuesta. 

Esto "no neutralizará a los críticos, pero podría ayudar realmente a la contratación", escribía Chakrabarti. "Ese es el verdadero objetivo aquí".

Otros artículos interesantes:

"Sé que pueden destruirme": la denunciante de Facebook pide ayuda para acabar con la 'anarquía digital' y regular a los gigantes tecnológicos

"Hay que hacer un esfuerzo por preservar el mundo natural": esto es lo que opina del metaverso de Facebook la autora del libro más importante del año sobre privacidad

Facebook pide a los trabajadores que no borren sus mensajes internos y documentos desde 2016 en plena crisis reputacional y ante el escrutinio de reguladores

Te recomendamos

Y además