Pasar al contenido principal

Facebook promete más privacidad: apostará por el encriptado y borrado automático de mensajes, aunque algunos países puedan prohibir la red social

Facebook CEO Mark Zuckerberg.
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook. Drew Angerer/Getty Images
  • Facebook dice que los mensajes se borrarán automáticamente y se cifrarán de forma predeterminada.
  • En una publicación publicada este miércoles en su blog, el CEO Mark Zuckerberg afirma que la compañía quiere convertirse en una "plataforma de comunicaciones centrada en la privacidad".
  • Zuckerberg dice que Facebook también se negará a almacenar datos de usuarios en países que violan los derechos humanos, incluso si eso significa que prohíban los servicios de Facebook

Facebook dice que planea hacer que los mensajes sean cifrados y de eliminación automática en sus servicios de forma predeterminada como parte de un cambio estratégico más amplio, incluso si eso significa que algunos países decidan prohibir su servicio.

En una publicación de 3.000 palabras publicada el miércoles en su blog en Facebook, el CEO Mark Zuckerberg ha asegurado que la compañía quiere centrarse en ser una "plataforma de comunicaciones centrada en la privacidad".

El anuncio se produce en medio de los intentos de Facebook de superar una serie de escándalos perjudiciales en torno a la privacidad del usuario (así como otros problemas), incluido el escándalo de Cambridge Analytica y el hackeo de decenas de millones de datos de usuarios.

"Creo que el futuro de la comunicación se convertirá cada vez más en servicios privados y encriptados donde las personas puedan confiar en que lo que se dicen se mantiene a salvo y sus mensajes y contenido no se quedarán para siempre", escribe Zuckerberg. "Este es el futuro, espero que ayudemos a lograrlo".

Leer más: Estos son todos los datos que Facebook recopila sobre ti

Como tal, Zuckerberg dice que Facebook cifrará los mensajes de los usuarios de extremo a extremo, lo que significa que ni el propio Facebook, ni la policía ni nadie más puede leerlos; hará que los mensajes sean temporales, "por lo que no mantendremos mensajes o historias durante más tiempo del necesario para ofrecer el servicio o el tiempo que la gente quiera"; fusionará parcialmente las aplicaciones de Facebook para que los usuarios puedan enviarse mensajes desde cualquiera de ellas (algo de lo que ya informó The New York Times); y se negarán a almacenar datos en países "con poco respeto de derechos humanos como la privacidad y la libertad de expresión".

Facebook encripta ya de extremo a extremo los mensajes para WhatsApp de manera predeterminada y lo ofrece como una función de inclusión voluntaria para Messenger, así como la eliminación automática de mensajes. Pero Zuckerberg dice que se convertirá en lo estándar para todos los productos de mensajería de Facebook.

Es probable que los defensores de la privacidad aclamen la medida, pero puede resultar controvertida en otros sectores. Algunos en materia legislativa han criticado repetidamente las dificultades que el cifrado de extremo a extremo puede crear para las investigaciones. Y la incapacidad de Facebook para moderar los chats encriptados en WhatsApp ha llevado a campañas organizadas de desinformación antes de las elecciones presidenciales de Brasil y se dice que ayudó a difundir los engaños que llevaron a los linchamientos en la India.

"Entiendo que mucha gente no cree que Facebook pueda o quiera construir este tipo de plataforma centrada en la privacidad, porque, francamente, actualmente no tenemos una reputación sólida para crear servicios de protección de la privacidad, y nos hemos centrado históricamente en herramientas para un intercambio más abierto", escribe Zuckerberg.

Leer más: 32 voces tecnológicas se unen para pedir a Facebook que tome medidas reales contra la desinformación y las 'fake news'

"Pero repetidamente hemos demostrado que podemos evolucionar para construir los servicios que la gente realmente quiere, incluso en mensajes e historiales privados".

Negarse a almacenar los datos de los usuarios en ciertos países podría frustrar a algunos gobiernos locales, ya que en los últimos años se ha visto un impulso hacia las empresas de tecnología que almacenan los datos de los usuarios en los países donde residen esos usuarios. Zuckerberg reconoce que la medida podría incluso provocar que se prohíban los servicios de Facebook en algunas partes del mundo.

"Mantener este principio puede significar que nuestros servicios se bloqueen en algunos países, o que no podremos entrar a otros en el corto plazo", afirma. "Esa es un sacrificio que estamos dispuestos a hacer. No creemos que almacenar los datos de las personas en algunos países sea una base lo suficientemente segura para construir una infraestructura de Internet tan importante".

No está claro exactamente cuándo sucederá todo esto. Zuckerberg no da una línea temporal concreta, diciendo solo que "en los próximos años, planeamos reconstruir más de nuestros servicios en torno a estas ideas".

Te puede interesar