Flywire, la primera startup de origen español que cotiza en el Nasdaq, cumple 100 días en bolsa: así se ha fraguado su éxito, según su CEO

Anuncio de la salida al Nasdaq de la startup hispanoestadounidense Flywire.
Anuncio de la salida al Nasdaq de la startup hispanoestadounidense Flywire.

Flywire

  • La primera startup de origen español cotizada en el Nasdaq ha conseguido que en sus primeros 100 días de cotización siga acumulando un gran apetito inversor.
  • Business Insider España ha podido conversar en exclusiva con Mike Massaro, CEO de la compañía, y varios expertos, para repasar el balance de este hito empresarial y cuál es el recorrido que le puede esperar a la empresa a partir de ahora.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ya es un hecho.

Flywire, la primera startup tecnológica de origen español cotizada en Wall Street, ha conseguido superar el hito de 100 días de negociación dentro del Nasdaq. 

En un año marcado por el fuerte apetito inversor y la consecución de nuevos máximos en la bolsa estadounidense, la firma tecnológica tomó la decisión de dar el salto al parqué neoyorkino el pasado 27 de mayo. Concretamente, en el selectivo de referencia para el espacio de la tecnología.

Poco más de 3 meses después es el momento de echar la vista atrás y hacer un balance de todo el proceso. Y no solo eso, sino también de mirar al futuro de la compañía: qué le puede esperar en términos empresariales y en los mercados. 

“Fue un proceso increíble", resume al teléfono Mike Massaro, CEO de Flywire. "Comenzamos como tantas empresas en el mundo que intentan sortear la pandemia hace poco más de un año y cuando vimos que el negocio se volvía bastante resistente hacia el final del 2020, empezamos a pensar en los mercados públicos y, de diciembre a mayo, fue un rápido sprint hacia la salida a bolsa”, recuerda.

“Creo que es una experiencia única en la vida: no tengo la intención de volver a hacerlo, y fue genial celebrarlo a pesar de tantos límites (por la pandemia)”, reconoce Massaro.

Flywire, después de 100 días navegando por Wall Street, ha superado ya una capitalización superior a los 4.400 millones de dólares, lo cual es suficientemente grande como para ser un player importante en el mercado. 

Para darse cuenta de la relevancia de la compañía no hay más que echar un vistazo a los principales inversores de referencia que están dentro de la empresa. 

Más del 90% del accionariado son inversores institucionales y los 3 máximos accionistas de la firma son Bain Capital Ventures, que posee un 16,74%; Goldman Sachs, con un 10,86%; y Temasek Holdings, que tiene una participación del 10,76%.

“Con la ayuda de Goldman Sachs nos terminamos convirtiendo en unicornio y en nuestros primeros pasos conseguimos estar valorados en los 2.000 millones de dólares (…) Ahora ya hemos duplicado esa cifra por lo que estamos contentos con el interés que seguimos obteniendo por parte de los inversores en el mercado”, apunta Massaro.

Flywire es una compañía que, por lo pronto, se ha sabido ganar un hueco en un espacio con gran capacidad de crecimiento a largo plazo. 

Iker Marcaide puso en marcha la firma en 2009 llamada inicialmente PeerTransfer y considerada la mejor startup del mundo en 2010 para poner solución a los altos costes y a la incertidumbre de los pagos internacionales cuando estudiaba en el Massachusetts Technology Institute (MIT). 

En aquellos momentos fueron numerosos los inversores españoles que creyeron en Marcaide en el inicio de este proyecto, como Fides o Kibo Ventures, el fondo de inversión liderado por Aquilino Peña y Javier Torremocha, además de otros como Iñaki Berenguer o Raúl Aznar.

La empresa, cuyo negocio se centra en organizar y optimizar el servicio de pagos de las empresas a los clientes en sectores como la educación, la sanidad o los viajes, ha ido expandiéndose hasta alcanzar la dimensión actual.

“Empezamos con un equipo pequeño en Estados Unidos y un equipo reducido en Valencia, los lugares donde se encontraba nuestro capital principal de ingeniería, productos y operaciones, por lo que llegar al Nasdaq, donde capitalizan los grandes nombres, resulta absolutamente increíble”, indica Massaro. 

El crecimiento de la compañía no ha hecho más que empezar

Pero el CEO de Flywire va más allá de cara a lo que puede estar por venir a partir de ahora para la empresa a nivel de negocio y también en los mercados: “Este es un gran avance, pero es solo un hito en el viaje, hay muchos más logros que están por conquistarse”

“Obviamente, nuestra OPV nos brindó una gran cantidad de capital, tenemos más de 400 millones de dólares en efectivo en nuestro balance, lo cual nos genera muchas oportunidades para seguir invirtiendo, especialmente en crecimiento”, augura Massaro. 

Tal y como explica Massaro, lo que realmente están haciendo en el mundo de los pagos es acelerar la transformación hacia lo digital. “Para llegar donde estamos se necesitaron de 10 a 20 años (…) Entonces, las industrias en las que nos enfocamos, como los  pagos en educación, pagos de atención médica, pagos de viajes, pagos comerciales, tienen mucho potencial de crecimiento”, anticipa. 

“Estamos en fases tan tempranas de crecimiento en esas industrias que creo que las próximas una o dos décadas supondrán una transformación similar en el sector de los pagos a la que ya hemos visto, y eso es lo que nos emociona tanto”, anticipa. 

Según Darío García, analista de XTB, sus servicios ofrecen una solución operativa para transferencias y pagos internacionales sin que haya perjuicio en los complejos procesos que actualmente ofrecen las entidades bancarias tradicionales y por lo tanto su entrada en el mercado ha sido bien acogida.

“Debe aprovechar esta situación para crecer en términos de ingresos y por supuesto, es fundamental que incremente el número de clientes para dar consistencia y solidez precisamente a los ingresos”, asegura García.

Para Diego Morín, analista de IG, por ahora, sus fundamentales presentan un buen aspecto, a fin de pensar qué crecimiento puede tener de cara al futuro: “Dispone de una buena ratio de solvencia y con un buen crecimiento en cuanto a ingresos, ya que la demanda de pagos digitales irá en aumento, aunque el cierre del año será interesante para hacer un balance más global desde su estreno en el parqué”.

“Técnicamente, los títulos de Flywire se encuentran en máximos históricos, con buen aspecto, atacando los 48 dólares por título”, describe Morín.

En opinión de Rafael Ojeda, analista macro de Fortage Funds, la compañía está en un sector realmente interesante y con muy buenas perspectivas de cara al futuro. 

“Todo lo que tenga que ver con tecnología para métodos de pago alternativos, proveedores de pagos y seguridad en los mismos, tiene mucho recorrido”, dice el experto. “No solamente como empresa independiente, sino como una posible fusión o adquisición por parte de otra compañía”, añade.

Otra de sus grandes fortalezas es que la banca tradicional está mucho más retrasada en cuanto a la digitalización de los servicios de transacciones, sobre todo cuando hay conversión de divisas o confirmaciones interbancarias.

El principal riesgo, desde el punto de vista de García, es que al ofrecer un servicio novedoso, es susceptible de ser absorbida y opada por un competidor u otra compañía del sector más fuerte, adquiriendo el know-how directamente. “Aunque desde otro punto de vista, esto también es una buena noticia”, dice. 

“Es fundamental que incremente el número de empresas de los diferentes sectores en los que está enfocada (educación, sanidad, turismo y B2B) para dar cabida a un mayor número de clientes”, concluye.

Otros artículos interesantes:

5 gráficos que explican cómo han evolucionado los mercados desde que estalló la pandemia y qué podría pasar en los próximos meses, según los expertos

Las acciones de Rovi se desangran de nuevo en bolsa tras la investigación sobre nuevos lotes de vacunas de Moderna contaminados en Japón

Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en acciones de Apple en el peor momento de la pandemia