Las acciones de Rovi se desangran de nuevo en bolsa tras la investigación sobre nuevos lotes de vacunas de Moderna contaminados en Japón

Logo de los laboratorios farmacéuticos Rovi

Reuters

Foto del redactor Héctor Chamizo
  • La nueva investigación de las autoridades japonesas sobre nuevas dosis contaminadas de las vacunas de Moderna contra el COVID-19, de las que es fabricante Laboratorios Rovi, ha provocado el descalabro en bolsa de la empresa española.
  • Se ha abierto un proceso de investigación sobre 2 muertes que podrían estar relacionadas con los sueros contaminados, según Reuters.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las acciones de Laboratorios Rovi se desangran en bolsa nuevamente, con un desplome de más del 20% durante la primera hora de la sesión, después de los nuevos detalles que se han dado a conocer sobre la investigación de los lotes contaminados de la vacuna de Moderna contra el COVID-19, dado que la compañía española participa en el proceso de producción para Japón.

Según informa Reuterslos últimos informes de contaminación de los lotes de las vacunas provinieron de de Gunma, región cercana a Tokio y de Okinawa, lo que provocó la suspensión el domingo de 2 lotes más –1 millón de dosis–, además de los 1,63 millones de dosis ya retiradas la semana pasada.

Las informaciones apuntan a que se encontró una pequeña sustancia negra en un frasco de la vacuna Moderna en Gunma, tal y como cuenta la agencia estadounidense, mientras que en Okinawa, se detectaron otras sustancias oscuras en jeringuillas y en algunos frascos. También, en una de las jeringuillas apareció un material rosa bastante extraño.

Eso provocó que el Ministerio de Salud de Japón asegurase que algunos de los incidentes pueden deberse a que las agujas se insertaron incorrectamente en los viales, rompiendo trozos del tapón de la goma. 

No obstante, los últimos informes sugieren que 2 personas murieron después de recibir inyecciones de Moderna que se encontraban entre los lotes suspendidos posteriormente.

"En mi opinión, es poco probable que la contaminación de sustancias extrañas condujera directamente a estas muertes súbitas", expone Takahiro Kinoshita, médico y vicepresidente de Cov-Navi, un grupo de información sobre vacunas, en declaraciones que recoge la agencia Reuters.

“Si las sustancias contaminadas fueran lo suficientemente peligrosas como para causar la muerte de algunas personas, probablemente muchas más habrían sufrido algunos síntomas después de la vacunación”, añade. “Eso sí, definitivamente se necesitan más investigaciones para evaluar el daño de estas dosis que están en cuestionamiento”, matiza.

Japón detuvo previamente la utilización de 1,63 millones de dosis de Moderna, enviadas a 863 centros de vacunación en todo el país después de que el distribuidor nacional, Takeda Pharmaceutical (4502.T), recibió informes de contaminantes en algunos viales.

Unas 500.000 personas recibieron inyecciones de esos suministros, expuso Taro Kono, el ministro a cargo de la campaña de vacunación.

Moderna y la compañía farmacéutica española Rovi, que se encarga de la producción de las vacunas de la firma estadounidense para mercados distintos a Estados Unidos, aseguraron en ese momento que la contaminación podría deberse a un problema de fabricación en una de las líneas de producción de la compañía. 

La penalización inminente sobre Rovi en bolsa

Esta situación ha provocado el desplome en bolsa de sus acciones en más de un 20% durante la primera hora de la sesión en el Ibex, aunque la caída se ha suavizado poco sobre un 15% que se suma al más del 13% de descenso del jueves de la semana pasada.

Se trata de un varapalo que llega después de que los expertos de Sabadell explicasen en una nota reciente que lo peor ya había pasado para el valor: “la cotización ya ha descontado un escenario pesimista respecto al futuro de la relación de Rovi con Moderna”. 

La tormenta parece no haber acabado.

La firma española ha subrayado que, hasta la fecha, no hay evidencias de que estas muertes hayan sido provocadas por la vacuna. En cualquier caso, según ha indicado, está en curso una investigación formal para establecer si existe alguna conexión.

“Como se ha informado recientemente, la detección de partículas en algunos viales de lotes de producto distribuidos en Japón es un evento que está en pleno proceso de investigación por parte de Rovi, en coordinación con Moderna, Takeda y las autoridades sanitarias”, indica la empresa española en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Pero, tal y como había informado el pasado jueves Rovi al regulador español, la decisión afecta concretamente a ciertos viales de un lote de producto distribuido exclusivamente en Japón, mientras que se han bloqueado otros dos lotes adyacentes al lote inmovilizado por precaución.

La variante delta golpea a Japón

Los casos graves de COVID-19 se encuentran en niveles récord en Japón, lo que hace que muchas personas se recuperen en casa en medio de la escasez de camas de cuidados intensivos. Solo el 44% de su población ha sido completamente vacunada, lo que se encuentra a la zaga de las tasas de vacunación de varios países desarrollados.

“La contaminación es un problema grave que hay que investigar, pero dado el aumento de casos del COVID-19, las vacunas Moderna deberían continuar con las precauciones adecuadas”, explica a Reteurs Nicholas Rennick, médico australiano vinculado al Centro Médico NTT en Tokio.

“Tenemos miles de pacientes con la variante delta en todo Japón mientras hablamos, propagando el virus, y gran parte de la población permanece sin vacunar y sin protección”, finaliza Rennick.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.