Pasar al contenido principal

Adopción de más tecnología, reescribir contratos sociales, preparación para cisnes negros y otras formas en las que las compañías tendrán que cambiar para fomentar el crecimiento en bolsa

El equipo de CSIRO, trabajando en la tecnología de membrana que permite al hidrógeno ser transportado [RE]
CSIRO

  • Si algo ha puesto de relieve la pandemia del COVID-19, es que el mundo es muy difícil que vuelva a ser como el que se conocía antes de su estallido.
  • Andrew Howard, responsable de análisis sobre sostenibilidad y criterios ESG, y Seema Suchak, Analista de ESG, de Schroders, detalla en un informe al que ha accedido Business Insider España de qué manera tendrán que cambiar las compañías durante los próximos años para fomentar su crecimiento y, por extensión, su expansión en la Bolsa.
  • Hay varios formas en las que las empresas tendrán que cambiar para adaptarse: desde la adopción de más tecnología, centrarse en criterios sostenibles, hasta reescribir contratos sociales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si algo ha puesto de relieve la pandemia del COVID-19, es que el mundo es muy difícil que vuelva a ser como el que se conocía antes de su estallido. También, en el ámbito empresarial.

Antes de que se desatara la epidemia las compañías estaban comenzando a desarrollar una transformación para adaptarse a las nuevas necesidades: desde un impulso a su digitalización, hasta un avance en los criterios de sostenibilidad. Sin embargo, la crisis sanitaria ha acelerado todos estos procesos que, además, los inversores ven con buenos ojos.

Siguiendo este hielo, Andrew Howard, responsable de análisis sobre sostenibilidad y criterios ESG, y Seema Suchak, Analista de ESG, de Schroders, detalla en un informe al que ha accedido Business Insider España de qué manera tendrán que cambiar las compañías durante los próximos años para fomentar su crecimiento y, por extensión, su expansión en la Bolsa.

A su modo de ver, la sostenibilidad será fundamental para el progreso, centrándose en algunas áreas clave que apuntan a una evolución del papel de las empresas en la sociedad. Entre otras, destaca que se han de reescribir los contratos sociales. Y es que las empresas responsables “justas” se comportarán mejor que las "pecadoras".

“Es probable que se acelere la actual atención del consumidor sobre el papel de las empresas en la sociedad y la brecha entre ‘justos’ y ‘pecadores’”, comenta la analista. “Creemos que es más probable que las empresas con una perspectiva a largo plazo se comporten de manera responsable con sus empleados y puedan reorientar su capacidad hacia los desafíos sociales para apoyar los esfuerzos de apoyo”, dice. 

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

“También consideramos que estas empresas ‘justas’ tienen más posibilidades de ser las que sigan en pie –o incluso se conviertan en líderes– una vez que la crisis haya pasado”, comenta el experto.

La mayor preparación para un cisne negro

Uno de los grandes debates que han tenido los inversores es si el brote de Covid-19 ha sido o no un "cisne negro", esto es un suceso inesperado y de gran impacto. 

Eventos como los ataques terroristas, los trastornos políticos, los desastres naturales y otros riesgos climáticos se están volviendo cada vez más profundos y rápidos, haciendo que los llamados "cisnes negros" sean más frecuentes. 

“Es necesario evaluar la exposición a las amenazas de pandemia, el riesgo climático físico, el estrés hídrico y los riesgos sociopolíticos”, según expone Suchak, para determinar el crecimiento a futuro de las compañías y su posible subida en las bolsas en el largo plazo.

Por otra parte, los expertos de Goldman Sachs comentan en una nota distribuida a sus clientes institucionales una recomendación que va en esa misma línea: “Las empresas que sepan anticiparse a futuras crisis serán las que resultarán ganadoras en los mercados en el futuro”.

Presión a los gobiernos para abordar los problemas sociales

La crisis está ejerciendo una presión cada vez mayor sobre los gobiernos para que aborden las crecientes desigualdades dentro de las sociedades. 

“Esperamos que la salud, la educación, el empleo y otras políticas de bienestar atraigan más atención en el futuro”, resalta Suchak.

Leer más: Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

Al hacer un seguimiento de las tendencias de la regulación en todos los temas y sectores, se puede ayudar a identificar las empresas que se enfrentan a mayores riesgos. “Como inversores, podemos entonces analizar y cuestionar a las empresas directamente sobre su exposición y preparación”, concreta la experta.

La adopción de la tecnología: impulsar cambios en el lugar de trabajo y nuevos canales de venta 

No cabe duda de que la vida digital se ha acelerado. La crisis ha obligado a muchos líderes de empresas a dar prioridad al trabajo a distancia y a fortalecer las herramientas digitales. “Que estos nuevos hábitos perduren depende en gran parte de la seguridad. Los lanzamientos de plataformas tecnológicas se han precipitado, causando potenciales atajos en los protocolos de seguridad de datos”, asegura Suchak.

La evaluación del panorama de la gestión de riesgos de las empresas de las industrias afectadas permite hacer comparaciones entre grupos de homónimos. “Las empresas que han invertido en buena tecnología de seguridad de datos y liderazgo serán las menos expuestas a las multas y a las malas experiencias de los clientes”, asevera.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Desde RBC Capital apuntan en un último informe del que se ha hecho eco Business Insider España que la digitalización puede ser uno de los grandes catalizadores que las compañías pueden tener para crecer en la Bolsa. “Aquellas que sigan redundando y aportando presupuesto en el área digital, tendrán unos pilares más sólidos para incrementar su cotización de cara al futuro”, analizan.

El apoyo a los trabajadores vulnerables

El COVID-19 ha puesto de relieve las lagunas en la protección de los empleados. Un número cada vez mayor de trabajadores se encuentran en funciones económicas ocasionales o temporales, si beneficios como las bajas por enfermedad, la atención médica o la jubilación.

“Nuestro análisis sugiere que el enfoque de las empresas en los beneficios básicos como el pago de las bajas por enfermedad y el seguro médico será cada vez más crítico para sus licencias de operación”, ahonda la experta de Schroders. 

“Las herramientas ASG que hemos desarrollado internamente incluyen una gama de medidas para evaluar la preparación de las empresas para adaptarse a la creciente importancia e influencia de los empleados”, añade.

La pandemia de COVID-19 ha sido un torbellino estructural, con el potencial de transformar fundamentalmente la forma en que las empresas interactúan con sus stakeholders (grupos de interés: empleados, proveedores, clientes etc.) para mejorar a largo plazo. "Ha puesto de relieve la importancia del análisis, la medición y el compromiso de los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ASG)", concluye Suchak.
 

Y además