Pasar al contenido principal

De la tecnología médica a la importancia de la logística: 5 sectores llamados a despertar el apetito de los inversores tras la crisis del coronavirus

Traders analizando el mercado en Wall Street.
Reuters
  • Mientras los gobiernos empiezan a reflexionar sobre las estrategias para permitir que la mitad de la población mundial abandone sus casas, la atención se centra en la tarea de reconstruir las economías y en las tendencias sociales que se acelerarán a causa de la pandemia.
  • A medida que se desarrollan los efectos del COVID-19, los cambios a largo plazo en el comportamiento de los consumidores y las repercusiones en los sectores que van desde el turismo a la tecnología están “atrayendo una atención crítica”, resalta Stephane Monier, CIO de Lombard Odier. 
  • Estas son las 5 temáticas que incrementarán la atención de los inversores como respuesta a la crisis del coronavirus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras los gobiernos empiezan a reflexionar sobre las estrategias para permitir que la mitad de la población mundial abandone sus casas, la atención se centra en la tarea de reconstruir las economías y en las tendencias sociales que se acelerarán a causa de la pandemia. Un esquema que abre temáticas a la hora de invertir.

A medida que se desarrollan los efectos del COVID-19, los cambios a largo plazo en el comportamiento de los consumidores y las repercusiones en los sectores que van desde el turismo a la tecnología están “atrayendo una atención crítica”, resalta Stephane Monier, CIO de Lombard Odier. 

Muchos de los intentos por proyectar los efectos a más largo plazo de la actual pandemia de coronavirus dependen en gran medida de que los cambios en las pautas de comportamiento de los consumidores resulten permanentes una vez que se empiecen a levantar los confinamientos, dice el experto.

En este sentido, desde Schroders señalan que los temas de inversión más influyentes y duraderos son aquellos en los que “el ingenio humano fomenta la innovación para abordar las disrupciones del mundo”. Estos desequilibrios pueden ser entre poblaciones y recursos, o “entre la oferta y la demanda en industrias individuales”.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes

De este modo, estas son las 5 temáticas que incrementarán la atención de los inversores como respuesta a la crisis del coronavirus. 

El espacio de la logística

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

La dependencia de la tecnología ha sido obvia en las últimas semanas. El comercio online se ha incrementado, exigiendo más a la logística y a los servicios postales y de mensajería para mantener las entregas mientras que la demanda de citas médicas a distancia, o servicios de telemedicina, ha aumentado, resalta Monier. 

De ahí a que sea una temática para tener muy en cuenta desde el punto de vista de la inversión. Las ventas de ordenadores, monitores e impresoras se han incrementado a medida que “nos adaptamos a trabajar desde casa y los niños aprenden por sí mismos desde su confinamiento”. Es un espacio que seguirá generando interés a futuro.

Mientras que las empresas responden a los desafíos del virus, los consumidores están utilizando el ingenio para adaptarse a esta nueva situación. Las compras online ya estaban en alza, pero ahora la mayoría de los consumidores “realiza la compra a través de internet”, analizan los expertos de Schroders. Además, es muy probable que también se den de alta “en otras plataformas y aplicaciones una vez haya pasado la crisis”.
 

Tecnología médica y 5G

Una mujer consulta su teléfono móvil durante el confinamiento por el coronavirus
REUTERS/Sergio Perez

La demanda de una capacidad de red cada vez mayor puede seguir impulsando las redes móviles de 5G, especialmente “teniendo en cuenta la perspectiva de un estímulo fiscal destinado a la conectividad”, asegura Monier. Las plataformas de intercambio digital, así como las posibles implicaciones para el valor de los bienes inmuebles comerciales, evolucionarán a medida que “ajustemos las expectativas de nuestros espacios de vida y de trabajo tanto dentro como fuera del hogar”, añade.

El crecimiento del teletrabajo también expuso las vulnerabilidades de la seguridad online. Zoom vio aumentar por 20 el número de abonados en las primeras semanas de confinamiento en Europa, y muchas empresas prohibieron su uso por motivos de seguridad unas semanas más tarde. Inevitablemente, también “surgirán temores sobre la solidez de la arquitectura de Internet”, tanto de su “infraestructura basada en la nube” como del almacenamiento físico de “datos y los cables en los que se apoya”.

La tecnología será parte de la respuesta, en forma de pruebas médicas masivas y monitoreo de la población. Aunque sea problemática desde el punto de vista de las libertades civiles, es seguro que se hará más común, incluso se espera que sirva para contener brotes adicionales. Ya se están desplegando nuevas tecnologías de rastreo en China y "se están estudiando en Europa con el respaldo de Google y Apple”, argumenta el experto de Lombard Odier.

Es probable que la pandemia actúe como catalizador, acelerando “las tendencias existentes en el comercio electrónico, la logística y la seguridad cibernética, y subrayando la fragilidad de otras”.

Por otra parte, sin duda, el centro de esta tragedia es la prestación de servicios sanitarios. En respuesta, se están concentrando esfuerzos para desarrollar una vacuna lo antes posible. Las compañías terapéuticas con experiencia en ARN han sido las primeras en trabajar en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. 

Esta pandemia pone de relieve la importancia que tiene para la sociedad la innovación en materia de atención sanitaria, ya que los países tratan de prevenir y curar las enfermedades al tiempo que se enfrentan a problemas demográficos y presupuestarios. Por ello, a la hora de elaborar una estrategia de inversión, “pensamos que la ciencia y la tecnología serán cruciales a medida que las empresas aprovechen los datos, la potencia de computación y los conocimientos médicos para alcanzar estos objetivos”, aseguran desde Schroders.

Así, piensan que esto impulsará el desarrollo de “terapias avanzadas, tecnología médica y servicios de atención sanitaria”. Además, se impulsará "la atención sanitaria digital”, donde la tecnología en forma de "telesalud" ha demostrado su valor durante esta crisis como medio para hacer que la prestación de servicios sanitarios sea “más reactiva y eficiente”.
 

Sostenibilidad en tiempos del COVID-19

Pure Cycle: marca sostenible
Pure Cycles

Con este telón de fondo, la inversión a largo plazo en la transición energética sigue firmemente encaminada a medida que continúa el paso de los combustibles fósiles a la energía renovable, tal y como dibujan los expertos.

Si bien las empresas de energía solar residencial impulsadas por los consumidores pueden ver una caída a corto plazo de la demanda de los clientes durante esta crisis, la cadena de suministro de la transición energética “es amplia”, afirma Monier. 

De ahí a que estime que se necesitarán 120 billones de dólares de inversión en ella para 2050 y se pueda buscar aprovechar las oportunidades en toda esta cadena de valor en la generación, transmisión y distribución de energía renovable, el almacenamiento y la eficiencia energética.

Además, los paquetes de estímulo fiscal pueden dar un impulso a “la infraestructura ecológica”, comentan desde Schroders. Desde el punto de vista de la sostenibilidad empresarial, la pandemia está poniendo de relieve las deficiencias en infraestructura y la necesidad de “más inversiones”, agregan. 

Hasta ahora, los planes de continuidad de la actividad empresarial daban por sentado que cualquier cierre forzoso de las oficinas de una empresa sería compensado en otros lugares y no preveían la posibilidad de que todos los sitios quedaran fuera de juego simultáneamente. La sostenibilidad de numerosas empresas será “examinada de nuevas maneras” y ofrecerá oportunidades para los más destacados, “incluidas las empresas del sector tecnológico”.
 

La mayor desglobalización

El presidente de EEUU, Donald Trump, en una rueda de prensa en la Casa Blanca
El presidente de EEUU, Donald Trump, en una rueda de prensa en la Casa Blanca Reuters

La globalización se ha intensificado desde la II Guerra Mundial. Pero la liberalización del comercio de bienes y servicios, facilitada y vigilada por los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio y la adhesión de China, ha sido cuestionada desde la gran crisis financiera de 2008 y 2009. 

La mayor amenaza para una respuesta coordinada a la crisis actual es el colapso de la confianza política en el sistema multilateral, provocado por el aumento de las desigualdades. El último ejemplo es la decisión de Estados Unidos de retirar la financiación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, sin duda, la automatización de los procesos industriales, el almacenamiento y la solución de los cuellos de botella logísticos “se acelerarán para hacer frente a las nuevas urgencias y es probable que sigan siendo una prioridad para las empresas mucho después de la pandemia”, argumenta Monier.

Los viajes son una baja obvia a corto plazo y plantean dudas sobre la rapidez con la que se recuperará el sector una vez que las restricciones de movimiento comiencen a levantarse. Se podrían ver más restricciones en los viajes corporativos y un impacto prolongado en los viajes de ocio, en particular los de larga distancia. 
 

La tendencia de los suelos mundiales

Unos obreros de la construcción en una obra.
Reuters

Asimismo, otra temática disruptiva es la urbanización, según el equipo de Schroders, a pesar de las indudables presiones que el coronavirus ejerce sobre las autoridades metropolitanas.

El aumento de la demanda de datos subraya claramente la importancia de centros de datos que apoyen “la infraestructura informática de las ciudades”, afirman. A su vez, el reto sanitario favorecerá el desarrollo de “los centros de investigación médica”, a medida que las empresas de biotecnología innovadoras reaccionen ante las nuevas prioridades sanitarias.

Por otra parte, el aumento, a largo plazo, del teletrabajo fortalecerá los retos a los que se enfrenta el sector inmobiliario de oficinas. Para las empresas minoristas de real estate, el reciente aumento de las compras online es un recordatorio de “la importancia de adaptar sus operaciones para explotar la oportunidad a largo plazo del comercio electrónico”, concluyen.
 

Y además