Pasar al contenido principal

Las protestas de los trabajadores de Nissan en Barcelona por el cierre de su fábrica, en imágenes

Protestas por el cierre de Nissan en Barcelona.
REUTERS/Albert Gea
  • Nissan cerrará en diciembre de 2020 su planta de Barcelona, ubicada entre la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.
  • El cierre supone la pérdida de más de 3.000 puestos de trabajos y otros 25.000 directos e indirectos dependientes de la planta —parte de la estrategia de Nissan de reducir su fuerza de trabajo global de alrededor de 20.000 personas, el 15% del total.
  • Un millar de los empleados, según apunta Europa Press, se han concentrado delante de la fábrica ubicada en la Zona Franca exigiendo un plan industrial que les asegure el mantenimiento de sus empleos.
  • La compañía ha presentado pérdidas netas atribuidas de 5.688 millones de euros en su cierre del año fiscal el pasado 31 de marzo, y lleva desde 2019 funcionando por debajo del 30% de su capacidad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nissan ha anunciado el cierre de su planta en Barcelona ubicada en la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, de la que dependen un total de más de 25.000 empleos —3.000 procedentes dela actividad de la planta. 

De estos, un millar lleva desde las 9:45 a.m. protestando en la autopista B-10 de Barcelona y en el exterior de la ubicada en la Zona Franca, según Europa Press. Y han colocado sus coches y neumáticos para impedir el paso de vehículos, mientras otros queman ruedas de coche en la entrada.

Makoto Uchida, consejero delegado de Nissan, ha reconocido durante la rueda de prensa, tras comunicar al Gobierno central el cierre que se espera para diciembre de 2020, que ha sido muy difícil tomar esa decisión y que la compañía próximamente iniciará conversaciones con los sindicatos. 

Asimismo, ha evidenciado pérdidas netas atribuidas de 5.688 millones de euros, y lleva desde 2019 funcionando por debajo del 30% de su capacidad.

Leer más: Nissan comunica el cierre de su planta de Barcelona, de la que dependen más de 25.000 empleos

"La dirección de Nissan y su estrategia ha sido muy errática [...] La empresa no ha jugado con toda lealtad", ha dicho antes de la confirmación del cierre Àngels Chacón consellera de Empresa i Coneixement del Govern de la Generalitat, recoge La Vanguardia.

No obstante, apunta El País, el Ministerio de Industria cree que, a pesar de la decisión, las instalaciones podrían tener continuidad si Nissan invirtiera en una nueva línea de producción y les fuera asignado un nuevo vehículo eléctrico. Aunque la compañía está centrada en su estrategia con Renault y Mitsubishi con la que ahorrará un 40% en la fabricación de nuevos modelos.

"El cierre no le va a salir más barato de los 1.000 millones [de euros] y no se va a encontrar una actitud fácil y pacífica de las administraciones", apuntaba con anterioridad el secretario general de Industria, Raül Blanco.

Un millar de los 3.000 trabajadores que perderán su empleo tras el cierre de la planta de Nissan protestan y exigen un plan industrial que asegure sus puestos de trabajo

Protestas por el cierre de Nissan en Barcelona.
REUTERS/Albert Gea

De toda la actividad de fabricación y empresarial de la compañía dependen más de 25.000 puestos de trabajo directos e indirectos. De estos, 3.000 corresponden a las plantas y llevan 24 días, desde el 4 de mayo, en una huelga indefinida.

"La planta de Barcelona tiene carácter estratégico, ya que abandonar la Ciudad Condal y España es abandonar la Unión Europea, con el consiguiente coste reputacional en un mercado de más de 500 millones de personas", ha señalado también el comunicado del Ministerio de Industria.

El cierre está previsto para finales de 2020, a pesar de las esperanzadas intenciones de Industria. Y, durante las protestas, los trabajadores exigen un plan industrial para las factorías de Nissan en Cataluña que les asegure el mantenimiento de sus empleos y se oponen al cierre de las plantas. 

Algunos de los manifestantes bloquean la autopista B-10 durante las protestas

Cierre de la autopista B-10 por las protestas por el cierre de Nissan.
REUTERS/Albert Gea

A pesar de las amenazas, los japoneses han estimado que mantener la planta catalana con el Nissan Navara, la Nissan e-NV200 y su homólogo para Renault (Alaskan) sería insostenible para una instalación que ya a finales de 2019, con un funcionamiento por debajo del 30% de su capacidad, le llevó a plantear un ERE con 600 prejubilaciones. 

Y otros queman neumáticos y permanecen en el exterior de la fábrica situada en la Zona Franca

Quema de neumáticos en las protestas por el cierre de Nissan en Barcelona.
REUTERS/Albert Gea

Asimismo, Europa Press señala que la empresa tiene previsto reducir un 15% del total de su fuerza de trabajo global de alrededor de 20.000 personas. Algo que coincide con su estrategia de aunar esfuerzos, junto a Renault y Mitsubishi para ahorrar un 40% en la fabricación de nuevos modelos.

"El paisaje de la movilidad está cambiando rápidamente. La Alianza se centrará más en mejorar la competitividad que en lograr volúmenes", ha dicho Jean-Dominique Senard, presidente de Renault, que pretende convertir a la empresa en una de las compañías más poderosas y con mejor rendimiento del mundo.

"Ha sido muy difícil tomar esta decisión", ha dicho el consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida

Queman neumáticos en las protestas por el cierre de Nissan en Barcelona.
REUTERS/Albert Gea

Según Uchida, para la planta de Barcelona se habían estudiado "varias medidas": "Es una decisión muy difícil, pero tenemos intención de cerrarla y comenzaremos las discusiones para aplicar esta medida".

Para ello, han nombrado a Frank Torres como nuevo director de la fábrica para pilotarlo, antiguo director general de la filial española.

Nissan planea reducir un 15% de su fuerza de trabajo global y se centrará, en alianza con Renault y Mitsubishi, en la conducción autónoma en China, Norteamérica y Japón

Protestas por el cierre de Nissan.
REUTERS/Albert Gea

Y, además de la reducción de la plantilla, la alianza con Renault y Mitsubishi no protagoniza a Europa para Nissan. 

El rencor de la comunidad europea por abandonar sus fronteras definitivamente, el deterioro de su imagen en España y los aranceles que le supondría trasladar la producción a Reino Unido, ya fuera de las fronteras de la UE, estarían detrás del ahorro de 2.000 millones de euros gracias a la estandarización de los procesos de fabricación junto a los otros 2 agentes. 

La automovilística japonesa se centrará en China, Norteamérica y Japón para la conducción automática, mientras Renault abarca coches eléctricos en Europa, Rusia, Sudamérica y África y Mitsubishi Motors los híbridos en el sudeste asiático y Oceanía.

Y además