Pasar al contenido principal

Por qué la crisis del coronavirus puede ser una oportunidad para las renovables aunque impulsará los niveles de endeudamiento, según la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones

La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, el presidente francés, Emmanuel Macron, el Primer Ministro de Portugal, Antonio Costa,
La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, el presidente francés, Emmanuel Macron, el Primer Ministro de Portugal, Antonio Costa, Reuters
  • La Unión Europea hace de la descarbonización de la economía el pilar de su plan de recuperación del coronavirus, dotado con un fondo de 750.000 millones de euros en transferencias.
  • "La crisis tendrá un impacto importante en la economía de muchos países y en sus niveles de endeudamiento, no sólo en Europa sino en economías emergentes que se verán muy afectadas”, señaló la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, Emma Navarro, en un webinar organizado por Esade.
  • Navarro cree que ciertas crisis pueden ser una oportunidad para acelerar transformaciones estructurales. En este caso puede impulsar las tecnologías de generación de energía renovable.
  • Actualmente, el Banco Europeo de Inversiones “trata de dar respuesta al Covid-19 atendiendo las necesidades de financiación urgente, especialmente para pymes porque es un sector vulnerable de la crisis”, explicó Navarro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Unión Europea hace de la descarbonización de la economía el pilar de su plan de recuperación de la crisis del coronavirus, dotado con un fondo de 750.000 millones de euros en transferencias. El objetivo es impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo para acelerar el camino hacia las energías renovables y un modelo de transporte sostenible. 

El paquete de estímulo todavía debe ser ratificado por los 27 Estados miembros en unas negociaciones que se plantean difíciles. Contempla inversiones “para reactivar la economía y las necesidades de inversión estructurales”, apuntó la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, Emma Navarro, en un webinar organizado por la escuela de negocios Esade, que incide en un compromiso para descarbonizar la economía.

“La crisis tendrá un impacto importante en la economía de muchos países y en sus niveles de endeudamiento, no sólo en Europa sino en economías emergentes que se verán muy afectadas”, pronosticó Navarro.“Vamos a tener que incrementar los niveles de deuda que heredarán las nuevas generaciones”.

La vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones ha valorado positivamente que el plan contemple el endeudamiento a nivel europeo por 750.000 millones de euros, una cuantía que se dispondrá a los Estados miembros a través de transferencias. “La Comisión Europea se va a endeudar en plazos financieros largos, porque estima que la cuantía será superior al marco financiero plurianual y con recursos propios que permitan refinanciar la deuda”, apuntó Navarro.

Leer más: Las claves del plan verde europeo para la recuperación económica del coronavirus: rehabilitación de edificios, energías renovables y tecnologías de hidrógeno

Pero la ejecutiva considera que ciertas crisis pueden ser una oportunidad para acelerar transformaciones estructurales. Por ello, puso de relieve que las inversiones deben ir destinadas a nuevas tecnologías, no a tecnologías del pasado como las basadas en carbón. En este sentido, advirtió que la caída de la demanda eléctrica está sometiendo a presión a los precios de las renovables y a la rentabilidad de las plantas de energía limpia. “Está en mínimos y tenemos que ver cómo afecta a los proyectos de inversión”, señaló Navarro.

“La Comisión Europea está contando con el Banco Europeo de Inversiones como socio para implementar iniciativas como la transición justa o un nuevo instrumento para apoyar la solvencia de empresas a través del uso de garantías de presupuesto comunitario que se va al Banco Europeo de Inversiones para inyectar dinero a las empresas de los países más necesitados”, analizó Navarro.
 
Actualmente, el Banco Europeo de Inversiones “trata de dar respuesta al Covid-19 atendiendo las necesidades de financiación urgente, especialmente para pymes porque es un sector vulnerable de la crisis”, explicó Navarro. 

Leer más: La tormenta perfecta que abarata los precios de la luz: caída en la demanda eléctrica, exceso de producción renovable y competencia a la baja con los ciclos combinados

Navarro recuerda que el Banco Europeo de Inversiones es el mayor financiador de proyectos climáticos del mundo. “Tenemos el objetivo de incrementar la financiación para objetivos climáticos”, señala la vicepresidenta del organismo europeo. “Queremos ser el banco del clima y estamos trabajando en identificar proyectos alineados con el Acuerdo de París”.

Si bien el posicionamiento de Estados Unidos ante los retos climáticos es una incógnita, Navarro avanza que las empresas del país están apostando por renovables. En China se da la contradictoria situación de ser el el país que más invierte en renovables aunque en la actualidad continúa dedicando grandes sumas a centrales de carbón. “Muestra que Europa es fuerte en independencia energética”, aseveró Navarro. 

Ante la reciente aprobación del anteproyecto de Ley de Cambio Climático, Navarro valoró positivamente el texto y puso de relieve que España está bien posicionada en renovables. “Hay que seguir trabando en las interconexiones con Francia para que la península esté integrada en el mercado europeo de energía”.

Y además