Las frutas y verduras con más restos de pesticidas, incluso después de lavarlas, según un informe

fresas
MOHAMAD TOROKMAN/Reuters

Las fresas, las espinacas y la col rizada se colocan nuevamente como las frutas y verduras que contienen los niveles más altos de pesticidas de EEUU. Así lo es según la Guía de 2022 del Environmental Working Group.

La organización elabora cada año un informe en el que se evalúan los vegetales cultivados de forma convencional en EEUU para detectar cuáles son los que contienen más restos de estos tóxicos, incluso después de lavarlas y pelarlas de manera similar a cómo lo harían los consumidores.

Lo que se publica en la conocida como Dirty Dozen (algo así como "Los 12 sucios").  Se actualiza anualmente como parte de la Guía del comprador de EWG, según las pruebas realizadas por el Departamento de Agricultura y la Administración de Drogas y Alimentos de EEUU (FDA).

El objetivo, es informar al consumidor de estos riesgos y orientar su compra, pudiendo optar en estos casos por su variante orgánica libre de químicos. Una mejor opción que dejar de consumirlo, porque todos ellos son alimentos repletos de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes necesarios para una mejor salud.

Pues tras el podium, la col, la mostaza, nectarinas, manzanas, uvas y pimientos se colocan como los vegetales con mayor proporción de pesticidas detectados.

Las cerezas ocupan el octavo, en la lista de los 12 alimentos más contaminados, con melocotones, peras, apio y tomates completando la lista.

Variedad de pesticidas en un mismo alimento

Publicado  anualmente desde 2004, el informe del EWG clasifica un total de 46 alimentos en función a si están más o menos contaminados con residuos de pesticidas. 

Una amplia variedad de las frutas y verduras incluidas entre las 12 más "sucias", dieron positivo en múltiples químicos incluidos insecticidas y fungicidas. Más del 90% de "fresas, manzanas, cerezas, espinacas, nectarinas y uvas dieron positivo en residuos de 2 o más pesticidas".

El nivel más alto de pesticidas múltiples, 103, detectado por las pruebas fue en la col rizada, la berza y

hojas de mostaza, las 3 pertenecientes al saludable grupo de las verduras de hoja verde.

Un informe de la UE alerta sobre las hierbas y especias más adulteradas del mercado

Siguiendo con este tipo de vegetales,  "las muestras de espinacas tenían 1,8 veces más residuos de pesticidas por peso que cualquier otro cultivo analizado", recoge el informe.

De manera global, el 70 % de los productos no orgánicos analizados tenían residuos, generalmente en niveles marcados dentro de los límites legales en los EEUU.

No obstante esto no significa que sean seguros. Ya que más de una cuarta parte del uso de pesticidas permitidos en EEUU se ha relacionado con productos químicos que son ilegales en Europa debido a posibles riesgos para la salud.

En España las fresas también se colocan como los vegetales con más restos de plaguicidas

Los productos fitosanitarios son plaguicidas que utilizan los agricultores para proteger los cultivos contra organismos nocivos, plagas y enfermedades.

Desde 1991, el objetivo de los países comunitarios es hacer un uso de ellos más sostenible. Ya que pueden afectar el agua y la calidad del suelo, la biodiversidad y los ecosistemas, y pueden terminar como residuos en los alimentos, impactando en la salud humana. 

Así la utilización de los plaguicidas en las cosechas "puede conllevar la presencia de residuos", alerta la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). 

Para evitar los riesgos de estas sustancias en los consumidores se establecen los denominados Límites Máximos de Residuos. Sin embargo, como la propia UE reconoce, aún queda mucho por hacer.

En la práctica, según los datos de un informe elaborado por Ecologistas en Acción, relativos a 2019 sobre muestras de alimentos, un 44,4% de los vegetales y frutas contiene en España residuos de plaguicidas. En total, se detectaron residuos de 107 tipos diferentes.

De todo ellos, las fresas fueron el alimento que más residuos de plaguicidas acumulan. Concretamente 37, de cuales 25 son disruptores endocrinos, sustancias capaces de alterar el sistema hormonal, subraya el estudio. Le siguieron manzanas, lechugas y tomates.

Cabe remarcar, que el 98’3 % de las muestras cumplieron con la normativa, es decir los restos encontrados estaban dentro del límite marcado.  Un 1,17% del total de las muestras analizadas, sí que conllevó niveles de plaguicidas por encima del límite legal de seguridad.

Entre los datos más llamativos, del total de los 107 plaguicidas distintos detectados, 34 corresponden a plaguicidas no autorizados en Europa por su toxicidad.

Otros artículos interesantes:

Una decena de países europeos, incluido España, siguen exportando pesticidas "asesinos de abejas", prohibidos en la UE desde 2018

Descubren que un pesticida común reduce la quema de calorías: puede provocar un aumento de 2 kilos al año en personas que consuman alimentos expuestos al mismo

No todo el 'bote' es orégano: la mitad del que te venden en el supermercado está adulterado, según una investigación de la Comisión Europea

Te recomendamos