Qué frutas y verduras se pueden congelar, según los expertos

Congelador

Getty Images

  • La mayoría de las frutas y verduras se puede congelar para consumirse más adelante, pero muchas de ellas pierden bastante consistencia, por lo que los expertos recomiendan recurrir a este proceso solo cuando se vayan a usar para otras elaboraciones. 
  • Además, en algunos casos será necesario realizar una cocción previa o hacer un puré o una compota antes de meterlas en el congelador. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La gran mayoría de las frutas y verduras se puede congelar para consumirse más adelante, pero muchas de ellas pierden bastante consistencia, por lo que los expertos recomiendan recurrir a este proceso solo cuando se vayan a usar para otras elaboraciones. 

Tal y como explica Vitónica, el congelador puede ser un gran aliado a la hora de conservar aquellos alimentos que no te haya dado tiempo a consumir y que no quieras desechar todavía o que se echen a perder. 

Entre los productos que pueden introducirse en dicho electrodoméstico están las frutas que, aunque pueda parecer lo contrario, todas son susceptibles de congelarse, aunque el resultado no es similar a como están antes de llevar a cabo este proceso, por lo que, desde el mismo medio, recomiendan solo recurrir a ello con las que se vayan a usar en helados, batidos o galletas. 

No obstante, los pasos a seguir no son iguales en todas las tipologías

Por un lado, los arándanos, las fresas, las frambuesas o las moras, es decir, las frutas de pequeño tamaño, pueden congelarse tras un lavado previo, aunque hay que tener en cuenta que será necesario escurrirlas bien. 

De la misma forma, la piña, el mango o la papaya pueden introducirse en el congelador después de pasarse por agua, pero pierden bastante consistencia, por lo que los expertos recomiendan su uso en preparaciones. 

Estos trucos te ayudarán a congelar los alimentos de forma correcta

Por su parte, los plátanos pueden guardarse tanto en rebanadas como en puré y, según el mismo medio, se deben añadir unas gotas de zumo de limón para evitar que se oxiden, mientras que las manzanas y las peras se deben congelar siempre en compota o puré. 

Las frutas también se pueden congelar en almíbar, por ejemplo en el caso de los melocotones, los albaricoques o las nectarinas, tal y como apunta Vitónica, aunque recomiendan hacerlo en un recipiente tapado para evitar se echen a perder demasiado pronto. 

En el caso de las verduras, los expertos apuntan que la gran mayoría soporta bien la congelación, aunque hay otras en las que se debe evitar, como las patatas o las de hojas verdes frescas. 

Al igual que con las frutas, lo recomendable es lavarlas bien previamente y, en el caso de algunas como las zanahorias, las judías verdes, las coles o la calabaza, someterlas a una rápida cocción. 

Otros artículos interesantes:

Estos trucos te ayudarán a congelar los alimentos de forma correcta

¿Puedo congelar la pasta? Esto es lo que dicen los expertos

17 alimentos comunes que seguro no sabías que se pueden congelar