Por qué los frutos secos son buenos para la salud, a pesar de tener un alto contenido calórico

Las verduras de hoja verde, las nueces y las frutas tienen un alto contenido en fibra, lo cual es importante para la salud intestinal.
Las verduras de hoja verde, las nueces y las frutas tienen un alto contenido en fibra, lo cual es importante para la salud intestinal.
Westend61/Getty Images
  • El endocrinólogo Dr. Robert Lustig hace hincapié en que una dieta saludable se base en alimentos que protejan tanto el hígado como el intestino.
  • Para una salud intestinal óptima es importante reducir el consumo de azúcar y alimentos procesados y comer más nueces y verduras ricas en fibra.
  • La evidencia sugiere que este enfoque puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las cardíacas y o el cáncer.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Después de años de tratar a pacientes con enfermedades relacionadas con la dieta, el endocrinólogo pediátrico Robert Lustig está harto de la obsesión de la gente por las calorías, ya que a veces se favorece a los alimentos procesados

bajos en calorías sobre los alimentos integrales con un contenido calórico más elevado.

Según ha contado a Business Insider, el doctor era antes seguidor del mantra "somos lo que comemos", pero ya no lo es.

"Me he dado cuenta de que estaba equivocado. En realidad 'eres lo que dicen que tienes que comer'", afirma.

En su nuevo libro Metabólical, Lustig examina el sistema alimentario industrializado y su impacto en la salud. El doctor recomienda eliminar todos los aperitivos y alimentos ultraprocesados, ya que han perdido su valor nutricional y están cargados de aditivos perjudiciales para la salud.

Sus pautas para una alimentación saludable apoyan la salud intestinal y hepática al ceñirse a una dieta de alimentos integrales y sin procesar como verduras, nueces, proteínas magras y evitar los azúcares añadidos y la comida basura.

Reducir los azúcares añadidos

La primera parte del mantra de Lustig, proteger el hígado, implica principalmente vigilar la ingesta de azúcar. Este endulzante se procesa a través del hígado y una gran cantidad puede causar estrés y dañar las células debido a la acumulación de subproductos químicos, lo que aumenta el riesgo de enfermedades hepáticas, cardiopatías, y problemas metabólicos.

Los carbohidratos refinados también pueden ser problemáticos, ya que  se descomponen en glucosa, o azúcar simple, al digerirse.

Según Lustig, el jarabe de maíz (con alto contenido de fructosa), común en los alimentos procesados, es el mayor culpable, pero la investigación no es concluyente sobre este punto.

Comer más nueces y verduras de hoja verde

La segunda parte de la estrategia de Lustig para la alimentación saludable es cuidar la salud intestinal. La fibra, un nutriente que se encuentra en alimentos vegetales como verduras, frutas, semillas y nueces, es una parte esencial de una dieta favorable para el intestino.

La fibra ayuda a alimentar billones de bacterias beneficiosas que viven en el sistema digestivo, conocido como microbioma intestinal. Existe alguna evidencia de que si no tienen fibra, esas bacterias pueden comenzar a alimentarse del revestimiento intestinal, descomponiendo capas saludables de moco y provocando enfermedades digestivas.

Además, obtener la cantidad necesaria de fibra está directamente relacionado con beneficios como un peso saludable, un metabolismo estable y un menor riesgo de enfermedad. Los planes de alimentación como la dieta mediterránea, basada en verduras frescas, cereales integrales y pescado, se encuentran entre las formas más saludables de comer.

Obtener suficientes ácidos grasos omega 3

Las nueces han sido demonizadas por la cultura de la dieta y la nutrición convencional porque tienen un alto contenido de grasas y calorías.

Pero Lustig explica que tales narrativas descartan el valor nutricional de las nueces. Argumenta que deberíamos dejar de pensar en las calorías y centrarnos en la salud del hígado y el intestino.

"Antes se pensaba que las nueces no eran sanas, pero son una de las mejores cosas que puedes llevarte a la boca", afirma.

Del mismo modo, los huevos y el pescado son potencias nutricionales, pero también tienen un alto contenido en grasa. Estos alimentos son una fuente de nutrientes esenciales como los ácidos grasos omega-3.

Evitar la comida procesada

La antítesis de los alimentos saludables, según Lustig, es todo lo que tenga un alto contenido de azúcar y un bajo contenido de fibra. Esto incluye la mayoría de los alimentos procesados, elaborados con conservantes para alargar la vida útil.

Estudios anteriores han descubierto que los alimentos procesados

están relacionados con problemas de salud como enfermedades cardíacas y cáncer, y pueden aportar hasta 500 calorías de más a la dieta diaria.

Mientras te mantengas alejado de esos alimentos y tomes algo de fibra, no importa que tu dieta sea baja en carbohidratos, a base de plantas u otra cosa.

"Lo que puedo decir es que si proteges el hígado y alimentas el intestino, está todo bien", indica el doctor.

Otros artículos interesantes:

Frutos secos que te ayudarán a saciar el apetito y a evitar comer entre horas

Por qué deberías olvidarte de los yogures desnatados aunque estés a dieta

Los nutrientes y los beneficios para tu salud que te aportan estos 6 populares frutos secos

Te recomendamos