Pasar al contenido principal

El cofundador de Wallapop impulsa una plataforma para conectar a quienes se ofrecen a ayudar con los que necesitan apoyo durante el confinamiento: "Solo hay una manera de enfrentarse al futuro, echándonos un cable"

Better Capitalism
Agustín Gómez, fundador de Wallapop
Agustín Gómez, fundador de Wallapop Flickr
  • El fundador de Wallapop, Agustín Gómez, ha impulsado una plataforma para coordinar la ola de solidaridad que ha inundado las redes y conectarla con las personas que necesitan ayuda. 
  • Hayotramanera.org ha surgido en 2 semanas con la financiación de un equipo de amigos de en torno 10 personas y ya registra más de 1.000 usuarios. 
  • La versión lanzada se irá sofisticando con la creación de una aplicación y con tecnología que aprende de las interacciones entre los usuarios. 
  • Gómez asegura que la plataforma surge de lo que aprendió en Wallapop: a conectar la oferta y la demanda y a confiar en la buena fe de las personas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Agustín Gómez cofundó hace 7 años la plataforma online de compra venta de productos de segunda mano Wallapop. Aunque la crisis del coronavirus le ha pillado ya fuera de la empresa, ha puesto en práctica muchas de las lecciones que aprendió para impulsar una plataforma que conecta a las personas para que puedan ayudarse entre ellas en esta pandemia, hayotramanera.org.

Cuando el brote golpeó España, Gómez empezó a fijarse en los ofrecimientos espontáneos que surgían a través de las redes sociales. "Era una oleada de solidaridad, pero un poco descoordinada", señala a Business Insider España. 

"¿Qué sabemos hacer nosotros?", cuenta que se preguntó el fundador de Wallapop: "conectar oferta y demanda". Así, Gómez reunió a un equipo de amigos de unas 10 personas y empezaron a trabajar en un plataforma que pusiera en contacto a las personas que necesitaban ayuda con las que se ofrecían a atender las necesidades. 

En 2 semanas tuvieron lista la versión de Hay otra manera que acaban de lanzar y que ya cuenta con 1.000 usuarios registrados y más de 500 peticiones. Los usuarios se ofrecen desde a hacer la compra para quién no pueda salir hasta prestar atención médica. 

"Conectamos la necesidad auténtica con la generosidad de la gente", asegura. "Yo tengo mucha fe en las buenas personas, que es algo que aprendí de Wallapop donde al final ves que las personas confían las unas en las otros para quedar". 

"De esto nos queda la lección de que solo hay una manera de enfrentarse al futuro, que es echándonos un cable", señala. 

Gómez también quería ayudar a las personas con necesidades, puesto que asegura que "aunque estamos concienciados del impacto que esto tiene en las familias, los autónomos y los pequeños comercios se veían muchos más ofrecimientos de ayuda que peticiones". 

El fundador de Wallapop cree que existe un tabú en torno a la necesidad de pedir ayuda, por lo que espera que su plataforma pueda proporcionar un lugar seguro a esas personas. 

Gómez es consciente de que no son la única iniciativa de este estilo y destaca los proyectos que se han impulsado para consumir o contratar servicios de profesionales por adelantado

Leer más: El Gobierno activa un bot que resuelve dudas sobre el coronavirus en WhatsApp con inteligencia artificial: así puedes 'hablar' con él

La plataforma utilizará tecnología para aprender cómo interaccionan los usuarios entre ellos y mejorar el servicio

Hayotramanera.org es gratuita y se ha financiado con fondos propios del equipo impulsor. A medida que actualicen la versión, Gómez quiere ir trabajando en cómo anonimizar mejor las peticiones de ayuda y en aprender, a través de la tecnología, cómo  interaccionan unos con otros. También trabaja en la creación de aplicaciones. 

La plataforma incluye la posibilidad de reportar el contenido adecuado o que sea sospechoso de estafa "en colaboración con los usuarios", pero Gómez asegura que por ahora no han tenido ninguna denuncia en ese sentido. 

Pensando a largo plazo, el fundador de Wallapop cree que la plataforma no será algo temporal, sino que tendrá una continuidad incluso cuando termine la pandemia. 

En ese sentido, su idea es trabajar para ir profesionalizando las ofertas de ayuda y que fundaciones y empresas pudieran ofrecer una solución integral a las necesidades de una persona. 

Es un plan ambicioso, y por ahora Gómez prefiere quedarse en la idea de que esta pandemia está ayudando a conectar "personas con personas". 

Y además