La concentración bancaria pone en aprietos al consumidor para evitar las comisiones: o tener todos sus productos en un banco o buscar una alternativa fintech

Millonarios mirando sus alternativas financieras

Reuters

  • Dónde puedo abrir una cuenta sin que me cobren por tener en ella mis ahorros es una de las preguntas más habituales. 
  • Las soluciones para que el consumidor de a pie encuentre una cuenta sin comisiones se reducen. Los bancos piden fidelidad y la otra opción son neobancos o fintech con menos servicios en muchos casos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Dónde puedo abrir una cuenta sin que me cobren comisiones. Esta es una de las preguntas que más se hace un ciudadano a la hora de elegir un banco para guardar sus ahorros. La respuesta es cada vez más complicada y puede serlo todavía más dada la nueva concentración del sector. 

El sector bancario vive una nueva oleada de fusiones tras la concentración que atravesó con la crisis financiera de 2008. La pandemia del coronavirus ha agudizado los problemas que tenía la banca en un entorno de tipos negativos que complican su negocio tradicional, tomar prestado dinero y prestarlo a un tipo de interés más caro. Las comisiones son una parte de la solución al problema. 

En el último mes, uno de los bancos que tradicionalmente ha sido uno de los adalides del mundo sin comisiones ha anunciado que empezará a cobrar comisiones por su cuenta estrella en algunos casos. ING empezará a cobrar por su cuenta Naranja 10 euros al mes si no se tiene la nómina domiciliada y además el saldo depositado supera los 30.000 euros. 

La situación deriva en que cada vez hay menos bancos que permitan tener de manera gratuita una cuenta sin cobrar comisiones por ello. Algo que puede agravarse en un momento en el que nos enfrentamos a una nueva oleada de fusiones. CaixaBank y Bankia están en proceso de unirse creando un gigante financiero. Al igual que la unión que se prepara entre Liberbank y Unicaja. 

Así es cómo la gran banca quiere evitar que Google o Facebook sean tu nuevo banco

A esto se suma, que aunque se rompieron las negociaciones entre BBVA y Sabadell los analistas no descartan que el banco catalán acabe fusionándose con otra entidad, incluso con el propio BBVA, avanzado 2021 y una vez que haya soltado lastre, con acciones como la venta del británico TSB

Aunque algunos expertos consideran que la competencia ya es tan fuerte, que es difícil que los bancos aprieten los precios. "La concentración bancaria del sector es esencialmente un movimiento defensivo liberador de sinergias de coste en las entidades involucradas, además de otras ventajas nada despreciables pero no fundamentadas en la mejora de cuotas de mercado para marcar precios", explica  Santiago Mínguez, profesor del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de Esade a Business Insider España

Mínguez destaca que actualmente la competición en precio es "feroz" y que por ella no se ha permitido transmitir al precio la mayor percepción de riesgo existente a raíz de la pandemia. 

"Más aún sabiendo la necesidad que tenían con la presión en márgenes de intermediación por el escenario de tipos bajos actualmente existente, y así seguirá aún con un nuevo impulso en la concentración del sector", apunta. "Adicionalmente, no olvidemos que la competencia de los bancos no sólo se establece entre ellos, sino que hay otras entidades (fintech, y grandes tecnológicas) que están al acecho", añade. 

La fintech española Verse lanza transferencias instantáneas gratis por las que los bancos cobran hasta 8 euros: así quiere cambiar las reglas del negocio bancario

Aunque menos actores suele significar menos competencia. Todas las operaciones tienen que ser aprobadas por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), pero la lógica del mercado suele mostrar que cuando hay menos oferta los precios pueden subir. Esto en una situación especialmente complicada para las entidades que no ven en el corto plazo un cambio de tendencia en los tipos de interés. 

Cuando hay oligopolio no hay competencia perfecta, aunque en el caso de los bancos existe una normativa europea que les marca bastante las pautas de actuación, explica Elisabet Ruiz Dotras, profesora del área de finanzas y directora del Máster en Instrumentos y Mercados Financieros de la Universidad Oberta de Catalunya. 

"Pagar por algo que antes era gratis, la gente no lo entiende. No entiende pagar por una operación que además ahora se hace por internet. Si un banco hace esto puede hacer que la gente se enfade y se vaya a una fintech", apunta Ruiz Dotras. 

Qué soluciones tiene un cliente para evitar comisiones 

Qué soluciones le quedan entonces al consumidor de a pie. Aunque haya excepciones, en la mayor parte de los casos o vinculares con una entidad —es decir, tener en un banco la nómina, la hipoteca, los seguros de hogar, de coche y el resto de sus ahorros— o buscar una alternativa en un neobanco o fintech, entidades como el británico Revolut, el germano N26, Pibank (la rama digital del banco ecuatoriano Pichincha), MyInvestor (el neobanco del andorrano Andbank) u Orange Bank (el banco de la operadora francesa). 

A las que se suman otras startups financieras que pueden aportar soluciones para operaciones concretas como Verse en el tema de pagos, Bnext si lo que necesitamos es tener una tarjeta o Fintonic si buscamos un agregador financiero. 

En esta segunda opción, hay que tener en cuenta que este tipo de nombres no permiten, o acaban derivando en problemas, con algunas operaciones como pasó con el cobro del paro en N26

TSB, la piedra en el zapato de Sabadell para fusionarse con BBVA: claves de 5 años de una relación tortuosa

Juan Abellán, profesor del Máster en Finanzas y Banca Digital del IEB, no ve un gran trasvase de clientes de la banca a estas empresas emergentes. "Te puedes ir a una fintech para buscar una hipoteca o para una operación concreta, pero las personas siguen teniendo una fe muy importante en los bancos y en la seguridad que le dan con su dinero", apunta Abellán en conversación con Business Insider España

"El cliente de banca tiene confianza en los bancos porque garantizan sus depósitos, cumplen las normas de prácticas bancarias y son cumplidores de las normas del BCE", añade. Abellán también destaca la seguridad que ofrecen los bancos a la hora de tratar los datos de los clientes frente a las polémicas noticias de fugas de datos en empresas tecnológicas como Facebook. 

Una tercera vía a medio camino de las anteriores es analizar la oferta de los bancos digitales de las grandes entidades, que suelen tener ofertas más ventajosas en muchos casos. Así por ejemplo, Openbank en el caso del Santander o las cuentas online de algunas entidades como Bankia. 

LEER TAMBIÉN: La fintech española Bnext lucha por ser una alternativa de pagos sin ser un banco con tarjetas gratis y movimientos entre amigos: así cree su CEO que va a cambiar el modelo financiero

LEER TAMBIÉN: Así es cómo la gran banca quiere evitar que Google o Facebook sean tu nuevo banco

LEER TAMBIÉN: Google, Facebook o Apple también son una amenaza para la banca privada: los ultrarricos están dispuestos a traspasar unos 11 billones de euros a las tecnológicas

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”