Pasar al contenido principal

Barceló cierra 2019 con un beneficio neto de 180 millones de euros y la mirada puesta en potenciar las experiencias locales como forma de atraer el nuevo turismo

Barceló quiere posicionarse "muy fuerte en el sentimiento de lo local".
El hotel Dukes The Palm, a Royal Hideaway Hotel en Dubái abrió sus puertas en 2019. Barceló
  • Barceló Hotel Group cierra 2019 con 180 millones de beneficio y 3.100 millones de euros en ingresos, su segundo mejor resultado de su historia por detrás de la cifra récord alcanzada en 2017.
  • La operadora hotelera ha presentado sus resultados en rueda de prensa, donde ha analizado la evolución de la compañía y adelantado los pasos a seguir en el futuro.
  • En este escenario, Raúl González, CEO para EMEA del Grupo considera que en su opinión la firma debe encaminarse hacia potenciar las experiencias vinculadas a lo que hace único cada destino, potenciando "el sentimiento de lo local".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con datos provisionales aún sobre la mesa, el grupo hotelero Barceló cierra el 2019 con un beneficio neto consolidado de 180 millones de euros y una estimación de ventas que esperan superar los 3.100 millones de euros, su segundo mejor resultado de la historia tras el récord de 2017.

Unas cifras positivas a pesar de ver 2019 como un año "de luces y sombras" para el sector turístico — como preveía el grupo a inicios de año—  marcado por la desaceleración económica, la ralentización en las llegadas internacionales y el aumento de la competencia, según ha resaltado el CEO de la división EMEA de Grupo Barceló, Raúl González en rueda de prensa en Madrid.

Un año complicado en el que el crecimiento del turismo en España se situó por debajo de la economía, "algo que no ocurría desde hace años", reconoce González. Entre los principales descensos nacionales el segmento vacacional canario, en especial en Fuerteventura y Lanzarote. Del lado positivo, el consejero delegado destaca el buen estado que sigue ostentando el segmento urbano peninsular.

Otros mercados que también han tenido un "año complejo" son el Caribe mexicano y Oriente Medio, que "ha estado algo débil", a pesar de tratarse de un "mercado espectacular". El problema, radica, según González en que mientras la oferta para middle East crece a una velocidad  "de doble dígito", la demanda lo hace mucho más lento.

A pesar de esto, Barceló cierra el año con buenos resultados económicos fruto, en parte, al crecimiento experimentado por la compañía a lo largo de 2019. Durante el pasado año la cadena incorporó 12 nuevos hoteles y 3.700 habitaciones, elevando su oferta a un total de 251 hoteles y 57.493 habitaciones en 22 países.

De entre estas, su llegada a Túnez ha permitido al grupo mallorquín consolidar su posición en el Norte de África. Los 6 hoteles que la cadena ha inaugurado allí la sitúan como el gestor internacional de referencia en el país.

Leer más: Globalia y Barceló pactan la fusión de su red de agencias de viajes para crear un gran grupo turístico

A lo largo de este 2019 el equipo de Expansión de Barceló Hotel Group ha firmado 18 nuevos proyectos en destinos ya existentes y en nuevos mercados como Sri Lanka y Maldivas, que permitirán posicionar la marca Barceló en Asia.

Así, en la división hotelera, se espera un incremento de sus ventas en casi un 4% con respecto al 2018, alcanzando los 1.355 millones de euros; un porcentaje de aumento similar al que se calcula para el EBITDA hotelero, que se prevé cercano a los 320 millones de euros.

La cadena tiene una cartera de futuras incorporaciones integrada por más de 25 hoteles y casi 7.000 habitaciones, de los cuales 14 establecimientos y 2.500 habitaciones serán inaugurados en 2020.

"Queremos ser muy fuertes en el sentimiento local"

La compañía también vincula los buenos resultados obtenidos en 2019 al su estrategia de poner en valor la experiencia del cliente como forma de diferenciarse de la competencia.

En este sentido durante el pasado año el grupo Barceló ha buscado primar el sentimiento local en cada uno de sus destinos, según afirman, a través de una serie de propuestas orientadas a sorprender el cliente.

Es precisamente este "potenciar lo local" el que camino por el que su consejero delegado considera que "hay que ir."

En un mundo cada vez más globalizado y con una democratización del turismo, viajar tiene cada vez un componente más destacado de "ver y experimentar cosas diferentes", afirma.

Por ello, el CEO para EMEA de Barceló considera que el futuro hotelero pasa por hacer que el huésped se sienta "en un hotel individual que le cuenta lo que no sale en las guías pero con estándares internacionales", afirma.

Leer más: La moda de viajar para vivir experiencias locales está cambiando: los turistas ahora buscan viajes 'transformadores'

Junto a lo local, González también ha resaltado la importancia de especializarse, como una de las soluciones para toda aquella compañía hotelera que aspire a sobrevivir en un mercado tan fragmentado.

"Veremos especialistas de nicho y les irá muy bien y a grandes compañías con grandes marcas. Al que esté en el medio le irá muy mal", sentencia.

Y además