Quiénes son los ganadores y los perdedores de la desaceleración económica de China

Un trabajador con EPI en una calle vacía de Shanghái (China)

HECTOR RETAMAL/AFP via Getty Images.

El crecimiento económico de China se tambalea y sus efectos han repercutido en el resto de la economía mundial, con resultados dispares. 

Según una nota de Bank of America dirigida a sus clientes, China se enfrenta a vientos en contra que marcarán la pauta para Estados Unidos, Europa y América Latina en su respuesta a los mercados de divisas y materias primas. 

"Los factores a corto plazo incluyen la estrategia de China de cero cotas, los profundos problemas en el mercado inmobiliario y la debilidad del mercado laboral (especialmente de los trabajadores jóvenes)", publicaron el pasado viernes los analistas de Bank of America (BofA).

"Mientras tanto, una demografía desfavorable y un bajo rendimiento de la inversión tras años de rápido desarrollo de las infraestructuras plantean retos estructurales al crecimiento", añadieron.

Estados Unidos

La debilidad económica de China presenta tanto buenas como malas noticias para Estados Unidos. En el lado positivo, el yuan chino se ha debilitado alrededor de un 8% frente al dólar en el último año, debido a las agresivas subidas de tipos de la Reserva Federal y a las expectativas de que la economía de EEUU supere a otras del mundo.

Esto ayudará a reducir la inflación en EEUU, ya que los estudios muestran que una apreciación del 10% del dólar reduce la inflación de los gastos de consumo personal en unos 0,4 puntos porcentuales, de acuerdo con BofA.

Comercio real ponderado por el dólar y el USDCNY (cambio dólar estadounidense/yuan chino: "El dólar se ha apreciado sustancialmente a lo largo del año".

Sin embargo, los confinamientos de China por el COVID-19 podrían pesar en los mercados estadounidenses a través de las interrupciones de la cadena de suministro

Los envíos a EEUU han descendido a su nivel más bajo desde junio del año pasado: esto indica posiblemente nuevos problemas de suministro, señala BofA, lo que podría añadir presión a la inflación de los bienes estadounidenses.

Mientras tanto, una economía china más débil podría ayudar a Estados Unidos a distanciarse finalmente de su rival geopolítico.

China tenía un plan para dominar la tecnología y convertirse en el país más poderoso del mundo, pero todo ha salido mal

Según Bank of America, "existe un impulso bipartidista en EEUU para desvincularse de China. Aunque se han dado pasos concretos en algunos sectores, los datos comerciales agregados no muestran signos claros de desvinculación".

Europa

China influye en Europa principalmente a través de la demanda de sus exportaciones y de los precios de las materias primas. Si China suaviza los cierres, podría contribuir a aliviar los cuellos de botella de la oferta en Europa y reducir la presión sobre los precios de los bienes no energéticos, explica Bank of America. 

Sin embargo, China "contribuirá considerablemente menos al balance de riesgo de las perspectivas de lo que normalmente lo haría", afirman los analistas, con una recesión en el horizonte debido al empeoramiento de la crisis energética

"En el contexto actual, el impacto marginal de la desaceleración de China sobre el PIB [de Europa Central y Oriental] es probablemente limitado, ya que Europa ya se enfrenta a los riesgos de recortes de producción debido al racionamiento de gas en el invierno", complementan.

América Latina

La región tiene una importante exposición a China, pues Chile envía allí el 40% de sus exportaciones totales, mientras que Brasil y Perú envían alrededor del 30% de sus totales. 

En el comunicado, los analistas apuntan que la economía brasileña se enfrenta a un panorama mixto debido a la desaceleración del crecimiento de China.

"En el lado positivo, los precios más bajos de las materias primas están ayudando a que la inflación se desacelere este año desde un pico de alrededor del 12% hasta el 6,5% a finales de año", escribe BofA.

 

"En el lado negativo, afectan a la posición fiscal y a la balanza comercial de Brasil. Por lo tanto, el menor crecimiento de China está impactando negativamente en las exportaciones y el crecimiento de Brasil: recordemos que China representa casi un tercio de las exportaciones totales de Brasil, el equivalente a alrededor del 5% del PIB del país", contraponen.

Desde 2020, las exportaciones de Brasil a China han caído bruscamente, según los datos, y tendrá que diversificar sus exportaciones a medida que la demanda de China disminuye para bienes como la soja, el mineral de hierro, el petróleo y la carne de vacuno.

Nuevas exportaciones de Latinoamérica a China (%PIB): "Perú, Chile y Brasil son los más expuestos ante China".

Asimismo, Chile debe soportar la demanda mucho más débil de China de metales como el cobre, cuyas exportaciones representan el 18% del PIB chileno. 

No es la primera vez que una gran potencia teme a una economía emergente: la tensión entre EEUU y China se asemeja a la de Gran Bretaña y Alemania en la primera globalización

"China es el principal socio comercial de Chile: recibe cerca del 40% de las exportaciones de bienes de Chile. Las exportaciones netas a China representan casi el 2,5% del PIB, la mayor participación de la región", analiza BofA.

Por el contrario, México parece estar beneficiándose a medida que gana cuota de mercado en las importaciones manufactureras de EEUU a expensas del retroceso de China, concluye.

Otros artículos interesantes:

El desplome de la economía China arrastra el PIB del G20 a una caída del 0,4% en el segundo trimestre

China tenía un plan para dominar la tecnología y convertirse en el país más poderoso del mundo, pero todo ha salido mal

No es la primera vez que una gran potencia teme a una economía emergente: la tensión entre EEUU y China se asemeja a la de Gran Bretaña y Alemania en la primera globalización

Te recomendamos