Las gasolineras más baratas y caras de España: elige bien y ahorra hasta 250 euros al año

Las gasolineras de bonÁrea son de las más baratas de España.
Las gasolineras de bonÁrea son de las más baratas de España.

bonÁrea

  • GM Oil, bonÁrea, Gas Express, Petroprix y E. Leclerc son las cadenas que tienen las gasolineras más baratas. Mientras que Cepsa, Repsol, BP e IDS son las más caras, según un estudio de la OCU.
  • En España, apuntan, “hay un oligopolio en el mercado de la distribución de carburantes”. El incremento del precio, desde noviembre de 2020, provocará un sobrecoste anual de 250 euros en el caso del diésel y de 300 euros en el de las gasolinas.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo un estudio sobre el precio de la gasolina en España. Su principal conclusión es que se pueden llegar ahorrar hasta 250 euros eligiendo las gasolineras más baratas. Eso sí, advierten de que no es tarea fácil, puesto que “sólo una de cada 6 gasolineras tiene precios baratos”. 

Para la realización de este estudio, OCU ha analizado los precios de más de 10.000 gasolineras de toda España, entre los meses de febrero y mayo de 2021. Con los datos obtenidos ha calculado un índice con los precios medios de cada gasolinera en el periodo para cada tipo de combustible.

Las gasolineras más baratas son de bonÁrea, GM Oil, Gas Express, Petroprix y E. Leclerc

bonÁrea, GM Oil, Gas Express, Petroprix y E. Leclerc son las más baratas. Por el contrario, Cepsa, Repsol, BP e IDS son las más caras. Subrayan que son las cadenas con mayor implantación y las que disponen de una red nacional más amplia las que tienen un nivel de precios más elevado.

De los datos del estudio, explican, se desprende que las diferencias de precios entre cadenas son notables En el caso del diésel, hasta ahora el combustible de mayor consumo en España, la diferencia entre bonÁrea e IDS, es, de media, de 21,5 céntimos de euro por litro. En el caso de la gasolina de 95, es de 20,2 céntimos. 

Estas desemejanzas suponen para un vehículo con un uso y consumo estándar, una diferencia de más de 250 euros para ambos combustibles, por el menor consumo del diésel y el mayor precio de la gasolina. Las cadenas más baratas, comentan, “son las que pertenecen a cadenas de distribución que buscan mediante precios bajos atraer clientes a sus establecimientos. También figuran entre las más baratas las cadenas de bajo coste con un modelo de autoservicio o directamente automáticas”.

Baleares, Madrid y Guipúzcoa, donde la gasolina es más cara

El estudio de OCU también permite elaborar un ranking de los precios del combustible por provincias. De los resultados se extrae que Almería, Lérida, Murcia, Valencia, Teruel, Zaragoza, Huesca, Soria y Navarra son las provincias de la península más baratas. Por el contrario, Baleares, Madrid y Guipúzcoa son las más caras. Las zonas agrarias y las provincias por las que discurren grandes vías de comunicación son las que tienen precios más bajos.

Sin embargo, sostienen, resulta difícil para los consumidores localizar las gasolineras más baratas, puesto que solo una de cada 6 tiene unos niveles de precios bajos. En algunas ciudades pequeñas como Pontevedra, Huelva, Teruel, Orense y Oviedo las diferencias son muy pequeñas. En Gran Canaria, Valencia y Madrid, el porcentaje de gasolineras con precios bajos es el menor y resulta más difícil encontrar estos surtidores. 

Oligopolio en el mercado de la distribución de carburantes

Desde la OCU señalan que en España hay una gran concentración en el mercado de distribución de carburantes. De hecho, aseguran que “se trata de un claro oligopolio dominado por 3 grandes empresas que tienen, con diferencia, los precios más altos del mercado. La falta de competencia permite situaciones como la vivida en el último año, con un claro efecto pluma y cohete en los precios de los carburantes”. 

Exponen que las gasolineras no trasladaron en su integridad la acusada bajada del precio del petróleo durante el confinamiento, y, por el contrario, “desde el mes de noviembre los consumidores sufren de inmediato el incremento del precio de los carburantes, que va a provocar un sobrecoste anual de 250 euros en el caso del diésel y de 300 euros en el caso de las gasolinas”.

 

Otros artículos interesantes:

Cómo ahorrar gasolina: 10 trucos fáciles que te sorprenderán

Euro 7: así es como Europa puede acabar con los coches diésel y gasolina en 2025

Desarrollan una misteriosa pasta de hidrógeno para coches con una autonomía similar a la de la gasolina