El Gobierno ya está invitando a grandes empresas al ensayo del Reglamento de la IA: quiere resultados para noviembre

Pruebas de reconocimiento facial a un maniquí con mascarilla durante la crisis del COVID-19 en China.
Pruebas de reconocimiento facial a un maniquí con mascarilla durante la crisis del COVID-19 en China.
  • El Gobierno aprobará en las próximas semanas el real decreto que dará amparo al sandbox técnico de un reglamento europeo muy esperado.
  • Se trata del Reglamento de la IA: la Secretaría de Estado de Digitalización ya se ha puesto en contacto con grandes empresas para invitarlas a estas pruebas.

Grandes empresas con presencia en España ya están recibiendo comunicaciones e invitaciones informales por parte del Gobierno para participar en el ensayo con el que España probará, antes que cualquier otro país miembro de la Unión Europea, el futuro Reglamento de Inteligencia Artificial.

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) presentó en Bruselas el pasado mes de junio los detalles de estas pruebas piloto inéditas, que desplegarán un campo de pruebas —sandbox regulatorio— para analizar cómo responden los mecanismos de la norma en entornos reales.

La norma aspira a ser un estándar global al regular los usos de riesgo de esta tecnología, al igual que lo ha sido el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). En estos momentos el Parlamento Europeo enfila sus últimas discusiones para consensuar su postura sobre el texto, antes de empezar a negociar con el resto de instituciones comunitarias el documento definitivo.

Por esta razón es muy probable que el reglamento reciba luz verde justo en el momento en el que España ostente la presidencia del Consejo de la Unión Europea, el otro colegislador.

La secretaria de Estado de Digitalización, Carme Artigas, explica qué se ha hecho desde que se anunciara este sandbox regulatorio en verano del año pasado. "Llevamos ya 3 o 4 meses trabajando en su primera fase", reconoce en una entrevista con Business Insider España celebrada en el Mobile World Congress, en la que también se refirió a la disputa entre telecos y grandes tecnológicas.

No tan rápido, ChatGPT: la Eurocámara estudia el encaje de los bots que generan texto o imágenes en las categorías de "riesgo" del Reglamento de la IA

Esta primera fase conlleva la redacción y puesta a punto de las metodologías de la norma, así como garantizar su comprensión total. Por el momento, el país ya ha elegido la sede de la futura Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial, el organismo que velará por hacer cumplir el futuro reglamento.

Un reglamento que también se intenta dejar "destilado" para que sea de "comprensión pública" de cara a estos ensayos. Por eso, el Gobierno se prepara para aprobar en Consejo de Ministros un real decreto con el que invitar, ya formalmente, a empresas a poner en marcha este sandbox pero de manera técnica.

Este real decreto podría ser aprobado en Consejo de Ministros "en poco más de un mes". La urgencia responde al compromiso de que bajo la presidencia española del Consejo se convoque una conferencia de la AI Alliance, un organismo que aglutina a más de 6.000 entidades públicas y privadas alrededor de la IA en Europa.

"En el marco de la presidencia del Consejo queremos aprovechar para realizar este congreso y presentar en noviembre los primeros resultados del sandbox regulatorio", destaca la propia Artigas.

Cursadas las primeras invitaciones informales

En conversación con este medio, la secretaria de Estado abunda en que el departamento está "terminando el real decreto" para poder invitar a las empresas "a poner en marcha el sandbox técnico". "Con el sandbox lo que vamos a hacer es invitar a empresas para que nos dejen testear y auditar sus aplicaciones de la IA con un filtro previo".

Ese filtro previo será la determinación de qué herramientas de la IA tienen "aplicaciones de riesgo". "Lo que exige el reglamento es crear matices de riesgo, no pretende regular la IA como tecnología transversal, solo sus usos de mayor riesgo", recuerda la secretaria de Estado.

El algoritmo de reconocimiento facial que entrena la Policía Nacional lleva al límite las líneas rojas del futuro Reglamento de la IA

"Ahí es dónde estamos invitando ya a grandes empresas de manera informal, a la espera del real decreto, para que participen sobre cómo debemos auditar esos algoritmos, cómo debemos mirar esas aplicaciones de reconocimiento facial, y cómo tenemos que usar esas aplicaciones que pueden tener en cuenta datos tan sensibles como los datos médicos".

De hecho en el marco del propio Mobile, la SEDIA organizó, junto a Digital Future Society, un hackatón en un hotel sobre cómo desarrollar apps de reconocimiento facial que sean compatibles con el futuro reglamento europeo.

Este reglamento introduce desde el borrador que presentó la Comisión en 2021 varias novedades. La principal de ellas es que todos los casos de usos de la IA tienen un grado de riesgo intrínseco, dado que el riesgo 0 no existe. Sin embargo, herramientas como el reconocimiento facial en espacios públicos son catalogados como riesgos elevados y por lo tanto, serán prohibidos en Europa.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.