Pasar al contenido principal

Google se asocia con 6 bancos tradicionales para impulsar su banca digital

Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet
Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet

Reuters

  • Google apuesta por asociarse con la banca tradicional para dar soporte a su negocio de banca digital que prevé lanzar en 2021 en Estados Unidos.
  • El acuerdo al que ha llegado con 6 entidades bancarias les otorga una mayor confianza en sus servicios de cara al cliente que no termina de fiarse de este nuevo tipo de banca. 
  • Por la otra parte, los bancos tradicionales ganan un gran escaparate para atraer nuevos clientes e impulsan a un nuevo competidor que podía restar negocio a los neobancos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El gigante tecnológico Google se ha asociado con 6 bancos para impulsar su proyecto de banca online y poder ofrecer cuentas digitales corrientes y de ahorro a los usuarios de Google Pay en Estados Unidos. Según informa TechCrunch, el servicio estaría disponible en 2021. 

Los socios de la firma americana son: BankMobile, BBVA USA, BMO Harris, Coastal Community Bank, First Independence Bank y SEFCU. 

Estas entidades pasarán a formar parte del grupo de socios con los que ya contaba Google desde el 2019: Citigroup y al pequeño prestamista Stanford Federal Credit Union. 

Porcentaje sistema operativo de usuarios de banca
Business Insider Intelligence

En el acuerdo se establecen las funciones de cada entidad, la compañía tecnológica será la encargada de diseñar el front-end, es decir, de optimizar la experiencia de usuario de la banca digital. Mientras que, los socios bancarios que cuentan con el respaldo de la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC ) mantendrán las cuentas que hay detrás de esos servicios.

Este modelo colaborativo abre una nueva vía para la banca digital alejada del sistema de los neobancos, que apuestan por su propia marca y no cuentan con la banca tradicional. Si la banca digital de Google tiene éxito, todas las partes implicadas se verían beneficiadas. 

Leer más: Así es cómo la gran banca quiere evitar que Google o Facebook sean tu nuevo banco

 

Más clientes para la banca, más confianza para Google

Los bancos asociados se beneficiarán de una mayor visibilidad y de las enormes capacidades tecnológicas de Google. Esto se traduciría en la atracción de nuevos clientes y la apertura de nuevas cuentas para el banco. 

Por el contrario, la interfaz con la que interactuaría el usuario estaría bajo el control de Google así que la relación con el cliente sería menor. Aunque esta debilidad podría volverse una ventaja competitiva para aquellas entidades más pequeñas que sin el acuerdo no tendrían acceso a las capacidades de diseño UX/UI de la compañía de Sundar Pichae.

La otra parte interesada, Google, gana en confianza ante el usuario que no termina de fiarse de la banca digital y que al ver el apoyo de la tradicional se siente más seguro sabiendo que hay una estructura de estable y con años de trayectoria detrás. 

Leer más: Cómo conseguir trabajo en Google, según el antiguo responsable de reclutamiento en Europa y otros expertos

Dura competencia para los neobancos

En caso de que el proyecto tuviera éxito, los neobancos o bancos nativos digitales tendría un duro competidor en el mercado que contaría con los enormes recursos de una de las compañías más grandes del planeta y con el respaldo de gran parte de la banca tradicional. 

Las fintech como N26 o Revolut tienen la ventaja competitiva de que su conocimiento tecnológico es muy elevado y lo usan como reclamo para atraer nuevos clientes. Sin embargo, si Google entra en juego esa ventaja competitiva quedaría en entredicho y las perspectivas de futuro no serían nada halagüeñas. 

Además, la mayoría de neobancos se encuentra inmerso en una fase temprana de su negocio, centrados en aumentar la cuota de mercado y alejados de la rentabilidad. Mientras que su futuro competidor obtiene grandes beneficios anuales. 

Otra de las amenazas será que Google trabajará para crear funcionalidades de banca digital que los usuarios demanden. De manera que buscará inspiración en características populares que hayan desarrollado las fintech, y a medida que las incorporen la entidad que tenía esa ventaja competitiva la perderá. 

Y además