Pasar al contenido principal

El Grupo Renault Nissan Mitsubishi se reestructurará en 2022

Renault y nissan fusión
El CEO de Renault, Carlos Ghosn Renault.

 

  • Carlos Ghosn quiere que en 2022 Renault Nissan Mitsubishi sea un grupo más consolidado.
  • Renault y Nissan podrían cotizar como una empresa única desde 2022.
  • Renault gastará 1.000 millones de euros en ampliar su fábrica de coches eléctricos cercana a París. 

"Las cosas van bien, pero podrían ir mejor", es el mensaje fundamental que Carlos Ghosn ha mostrado al filtrar la posible reestructuración del Grupo Renault Nissan Mitsubishi para 2022, año en el que el CEO concluirá el próximo mandato que, espera, ha conseguido sin resistencias en última junta general, celebrada en París. 

Otra cosa será la culminación de su proyecto de fusionar a un fabricante francés —con una participación clave del Estado que ahora dirige Macron— con otros dos 100% japoneses. Algunas fuentes como Bloomberg apuntan a que la idea principal es que, desde 2022, al menos Renault y Nissan coticen como una empresa única en bolsa. 

"Hay algunas cuestiones sobre cómo este sistema debe continuar, es un asunto legítimo al que tenemos que dar una respuesta", ha afirmado Carlos Ghosn al canal de TV BFM Business. El directivo ya tiene al Estado francés en contra dentro de su accionariado desde que trascendió su paga de incentivos de 2017, que se elevó a 7,4 millones de euros. 

El objetivo de hacer una única empresa de este conglomerado que ya es el mayor fabricante de coches del planeta es ayudar a hacer frente a las ingentes inversiones que requerirá el salto a la industria 4.0 y a la producción masiva de coches eléctricos. Aunque Renault y Nissan han sido las primeras marcas tradicionales en producirlos en masa, hoy necesitan acelerar esta transición ante lo rápido que se están moviendo los rivales. 

Leer más Una semana con el Renault Zoe, el eléctrico más recomendable

En ese orden de cosas, Renault anunció la semana pasada la inversión de 1.200 millones de euros en su planta de Flins, cerca de París, de la que sale su coche eléctrico más vendido: el Renault Zoe. Con esta ampliación, el fabricante francés doblará su capacidad de producción, hasta unas 60.000 unidades del utilitario a pilas. Hoy Tesla está fabricando 110.000 coches eléctricos y, entre otros, VW espera fabricar 300.000 unidades año ya para ese 2020. 

Durante la junta general del viernes pasado, al ser preguntado, Hirot Saikawa, CEO de Nissan comentó que tal fusión no "ofrece ventajas", aunque poco después fue desdicho por el propio Ghosn, quien explicó que, "es razonable primero ver las ventajas que algo como una fusión ofrece antes de iniciarla". De momento, la bolsa de París pareció refrendar la operación con una subida de la cotización de Renault del 1,1% tras el anuncio. 

La operación de fusión entre Nissan y Renault es, en cualquier caso, un quebradero de cabeza por la compleja estructura del grupo. Nissan posee un 15% de Renault, junto con otro 15% del Estado francés, que además tiene más votos decisivos. Por su parte, Renault tiene un 44% de su accionariado de Nissan y ambas están unidas desde 2016 a Mitsubishi Motors. 

"Hace falta convencer a todo el mundo. A corto plazo, no vamos a tener un problema real, la alianza y el negocio está funcionando bien, no hay conflictos, pero tenemos que buscar una solución con la que podamos resolver los problemas que se nos plantearán a largo plazo", concluye Carlos Ghosn. 

Te puede interesar

Lo más popular