He pagado casi 100 euros por un cerdo de dibujos animados en el mayor 'marketplace' de NFT y ahora no sé qué hacer con él

El NFT que he comprado: Rave Pigs #3622.
El NFT que he comprado: Rave Pigs #3622.

OpenSea

Existe un marco de fotos digital de 1.800 euros en el mercado que te permite mostrar tu arte NFT en tu casa.

El precio es ridículo, pero su propósito me parece más comprensible después de haber decidido comprar mi primer NFT, únicamente por curiosidad.

Después de comprar criptomonedas y transferirlas a una cartera digital de criptomonedas, y de encontrarme con un obstáculo tras otro, finalmente me convertí en la orgullosa propietaria de una caricatura animada de 14 segundos de un cerdo sobre un fondo intermitente de colores al ritmo de la música electrónica de baile.

Y ahora no tengo ni idea de qué hacer con él. 

Es una sensación extraña, ya que los NFT están de moda ahora en el mundo de la tecnología descentralizada. Puede que tengan algún uso potencial en el mundo real, pero por el momento, se están utilizando principalmente como activos especulativos, incluso en el mundo del arte.

Así que todo lo que puedo esperar es que se revalorice, pero, aun así, no vale la pena el absoluto dolor de cabeza que me supuso pasar por este proceso lleno de fricciones.

Tienes que pasar por unos cuantos aros antes de poder empezar a explorar los NFT

La aplicación de Coinbase está a la izquierda, y la de Coinbase Wallet a la derecha.

No puedes simplemente ir a OpenSea y comprar un NFT. Primero tienes que abrir un monedero de criptomonedas y comprar criptomonedas.

Yo he optado por Coinbase Wallet. Muchos usuarios de OpenSea también utilizan MetaMask, otra de las docenas de carteras que admite la plataforma. El proceso inicial fue sorprendentemente fácil: la aplicación Coinbase Wallet simplemente me permitió conectar mi cuenta bancaria a través de la app para móviles.

Una vez verificada y conectada mi cuenta bancaria, llegó el momento de comprar algo de criptomonedas, pero en la app de Coinbase, no en la de Coinbase Wallet (es confuso, lo sé.) El éter es la moneda virtual más popular utilizada para realizar transacciones en OpenSea, basada en la cadena de bloques de ethereum, así que opté por ella.

Zuckerberg dice que los NFT llegarán a Instagram 'a corto plazo': así podría ser el 'marketplace'

Pero no pude utilizar inmediatamente mi éter fuera de la aplicación Coinbase. Tuve que esperar siete días. 

Así que probé MetaMask para ver si era más rápido.

Puse toda mi información, solo para que el navegador me informara de que Texas (donde vivo) no es compatible con Wyre, la plataforma de pago que utiliza MetaMask.

7 días después...

Una captura de pantalla de cómo se ven los NFT en OpenSea.

¡Es hora de usar mi éter en OpenSea! Debería ser rápido, ¿verdad? No exactamente.

Sabía que tenía que conectar OpenSea a mi cartera Coinbase, pero la aplicación de OpenSea no presentaba esa opción. Las únicas opciones eran MetaMask, Trust wallet, Rainbow, y un campo para introducir una dirección ethereum.

Así que... ¿Dónde está mi dirección de Ethereum? 

Fui a Google, una guía útil de Coinbase apareció en los resultados de la búsqueda, diciéndome que fuera a la aplicación Coinbase Wallet, hiciera clic en Recibir, y entonces aparecería una dirección para que la copiara e introdujera en OpenSea.

Fue entonces cuando me di cuenta de que no se puede comprar NFT en la aplicación móvil de OpenSea, solo se pueden revisar como una galería de arte (*se intensifica el dolor de cabeza*).

En The Verge se comentan las razones por las que esto puede suceder, como que OpenSea quizás no quiera desprenderse el 30% de las transacciones dentro de la aplicación que Apple y Google se llevan a través de sus tiendas de aplicaciones. 

Abrí OpenSea en mi portátil e intenté conectar mi Coinbase Wallet ... únicamente para que Google Chrome me informara de que la aplicación Coinbase Wallet no era compatible. Puede que esta parte se deba a mi propio error personal, pero luego tuve que pasar una hora más o menos actualizando mi ordenador y reinstalando Chrome para poder descargar la extensión.

En este punto, estaba agotada. Solo había comprado unos 45 euros de éter, así que busqué un NFT en ese rango de precios. Ahí entra mi amigo el cerdo chiflado. Pero no era tan sencillo como desembolsar el éter de 0,0179: había unas llamadas tarifas de red por valor de 45 euros que encarecían la compra. Así que tuve que volver a Coinbase, comprar más éter, transferirlo a mi cartera de Coinbase y luego comprar la NFT. 

¿El total? 93 euros.

Así que... ¿ahora qué?

Podría comprar el marco de fotos digital de 1.800 euros. O podría mandar a hacer una impresión en vídeo

Pero, por supuesto, no voy a hacer ninguna de las dos cosas. Lo único que puedo hacer es esperar que Rave Pigs, la colección de NFT de la que forma parte mi nueva obra de arte, explote en popularidad, como lo ha hecho Bored Ape Yacht Club. La colección ha superado los 1.000 millones de euros en ventas.

Mientras tanto, rezaré por no tener que volver a empezar este proceso desde cero.

Otros artículos interesantes:

¿No entiendes el furor que están causando los NTF? La historia explica por qué estos tokens digitales han hecho ganar millones a cantantes y artistas

Mark Zuckerberg confirma que los NFT llegarán a Instagram "en el corto plazo"

El mercado NFT se desgasta, y algunos expertos ya avisan que la burbuja puede estallar

Te recomendamos