Hollywood ha tenido un año raro: esto es lo que debería mejorar la industria en el 2023

Tom Cruise en 'Top Gun: Maverick'.
Tom Cruise en 'Top Gun: Maverick'.
  • La taquilla de 2022 va a bajar sustancialmente con respecto a los años anteriores a la pandemia.
  • Hollywood y los cines tienen mucho que hacer, desde controlar los presupuestos o dar más tiempo al boca a boca, además de atraer a los no cinéfilos.

ANÁLISIS

2022 ha sido un año difícil para el cine.

Aunque ha habido momentos buenos, como el éxito de Top Gun: Maverick y la película indie Todo a la vez en todas partes, también hubo momentos bajos que presagian las dificultades que probablemente continúen en 2023.

Comscore prevé que la taquilla estadounidense termine el año con poco más de 7.000 millones de dólares, muy lejos de los 11.000 millones de 2019 y otros años anteriores a la pandemia.

Tal vez ese sea simplemente el statu quo ahora. Incluso algunas de las principales personalidades de Hollywood, como el CEO de Disney, Bob Iger, no creen que el cine pueda volver a los niveles prepandémicos. 

 

Pero los dueños de los cines argumentan que el problema es la falta de estrenos, algo que probablemente seguirá siendo un problema hasta el año que viene. Los cines no pueden sobrevivir con un gran éxito cada pocos meses.

Sin embargo, si nos fijamos en lo que se ha estrenado, Hollywood puede aprender algunas lecciones para el próximo año y los siguientes.

Dar a las películas más espacio para respirar en los cines

Tras 2 años experimentando con los estrenos en streaming, los estudios de Hollywood volvieron a apostar por las salas de cine en 2022, pero también se apresuraron a renunciar a ellas.

Momentos después de su llegada a la gran pantalla, películas como She Said y The Fabelmans fueron empujadas a las plataformas de streaming..

Se puede argumentar fácilmente que estas películas no funcionaron lo suficientemente bien en los cines como para justificar un estreno prolongado, un patrón entre los dramas originales para adultos en estos días. She Said solo recaudó 2 millones de dólares en su fin de semana de estreno.

Pero también podría decirse que a algunas películas no se les da la oportunidad de crear un boca a boca adecuado. The Fabelmans, de Steven Spielberg, que ha recaudado unos míseros 9 millones de dólares, ni siquiera llegó a estrenarse.

13 expertos señalan los posibles acuerdos entre los gigantes de Hollywood en 2023, incluyendo Apple, Disney o Warner Bros. Discovery

Las películas de animación de Disney también se han visto afectadas por los cortos periodos de exhibición, o por la ausencia de los mismos. Tanto Lightyear como Strange World fracasaron en taquilla, y luego aparecieron en Disney+ un mes después.

En 2020 y 2021, Disney había lanzado películas de Pixar directamente a Disney+, por lo que tal vez las familias han sido entrenadas para esperar a ver películas animadas de la compañía en casa. Un cambio de su estrategia —mantener las películas en los cines por más tiempo— podría ser necesario para hacer que el cine sea más atractivo.

Controlar los presupuestos de producción

Si el público es más selectivo a la hora de elegir las películas en las que gasta su dinero en los cines, incluso las superproducciones de gran presupuesto podrían enfrentarse a una dura batalla. Ese fue el caso de Black Adam y, en menor medida, de Black Panther: Wakanda Forever, cuya producción costó unos 200 millones de dólares.

La primera fue un fracaso y no llegó a los 400 millones de dólares en todo el mundo. La segunda ha recaudado 800 millones de dólares a nivel global, pero está lejos del éxito masivo que supuso la primera Black Panther.

Este tipo de películas "tentpole", es decir, que es una gran producción que va más allá de la propia exhibición de una película, si no que es una franquicia en sí con una campaña de promoción detrás enorme, siguen siendo el pan de cada día de la industria cinematográfica. Además, son las más consistentes a la hora de atraer a los espectadores a las butacas, especialmente después de la pandemia.

Pero este año ha habido muchas películas que han demostrado que a veces menos es más.

Los creativos de Hollywood se enfrentan a una "enorme crisis", y el lío interno de Warner Bros y Discovery es solo la punta del iceberg

Todo a la vez en todas partes costó 25 millones de dólares y recaudó más de 100 millones en todo el mundo, convirtiéndose en el mayor éxito del estudio independiente A24. La película de terror Smile, con un presupuesto de solo 17 millones de dólares, recaudó más de 200 millones en todo el mundo.

El estudio responsable de Smile, Paramount, ya está siguiendo el ejemplo del éxito de la película y ha contratado al antiguo jefe de DC, Walter Hamada, para desarrollar películas de terror de bajo presupuesto.

Atraer no solo a los espectadores habituales

A largo plazo, Hollywood debería pensar más en cómo atraer a gente que no va mucho al cine.

Lo vimos este año con la película de bajo presupuesto Dog, que funcionó bien. Su protagonista fue Channing Tatum, y el actor hacía de un Ranger del ejército encargado de llevar a un compañero canino al funeral de un soldado caído. Solo costó 15 millones de dólares y recaudó 85 millones en todo el mundo, 62 millones de ellos en Estados Unidos.

Anecdóticamente, conozco a gente que no había ido al cine en años —en un caso, décadas— que vio Top Gun: Maverick más de una vez en el cine.

Al principio de la pandemia, oí decir a los ejecutivos de los estudios y a los propietarios de las salas que los "cinéfilos" seguían entusiasmados por ver películas en los cines, y que era esencial mantenerlos como clientes.

Sí, es importante tener clientes fieles (por eso AMC Theatres va a lanzar una tarjeta de crédito). Pero estas películas demuestran que la industria cinematográfica prospera cuando incluso los clientes inconsistentes sienten la tentación de ver algo en la gran pantalla.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: TrendingTecnología, Streaming, Cine