Inditex pierde fuerza en su intento de acercar posturas con los sindicatos y los dependientes de todas sus tiendas de La Coruña irán a huelga

Manifestación Inditex

Cig

  • Los trabajadores de todas cadenas de Inditex en la provincia de La Coruña, corazón de la multinacional, irán a huelga el próximo 25 de noviembre, en el marco comercial del Black Friday, uno de los días de más ventas del año.
  • La acción sigue adelante tras no dar frutos la reunión mantenida hoy, jueves 17 de noviembre, entre la multinacional y los sindicatos.
  • "Inditex ha salido debilitada del encuentro y la huelga avanza", explican fuentes sindicales que explican, además, que UGT, hasta ahora en un bajo perfil en el conflicto, se suma a él.

Inditex no consigue desactivar su último conflicto laboral. El encuentro llevado a cabo este jueves, 17 de noviembre, entre la multinacional textil y los sindicatos UGT, CCOO y la Cig no ha dado los frutos esperados.

De esta forma, y si no se produce otro nuevo encuentro para arrimar posturas, los trabajadores de todas las cadenas del grupo de la provincia de La Coruña irán a huelga el próximo 24 y 25 de noviembre, en el marco comercial del Black Friday.

Fuentes cercanas a la CIG sí precisan a este medio que el movimiento, pese a estar convocado para ambos días, pondrá el foco en la jornada más importante a nivel comercial: el próximo viernes 25 de noviembre.

De Inditex a Tempe, la historia de una simbiosis perfecta que vive sus horas más bajas: fuga de trabajadores y una estructura "anquilosada" en el principal proveedor de calzado de Zara

Este movimiento llega tras la manifestación que el pasado domingo, 6 de noviembre, bañó la ciudad de La Coruña, corazón de multinacional.

Durante la concentración, las "niñas" –como se llama dentro del grupo a las dependientas– de hasta 40 tiendas del grupo hicieron oír su mensaje: "Queremos unas condiciones sociales y salariales dignas".

manifestación Inditex

La "escasa" reacción por parte del gigante textil, explican fuentes sindicales, ha generado en esta nueva acción programada para la próxima semana y a la que están llamadas a participar más de 1.000 trabajadores. 

A ellas, además, también se sumará el sindicato UGT que, un primer momento, se mantuvo de perfil ante el conflicto, y tras la "infructuosa" reunión unirá fuerzas a la convocante CIG, el sindicato mayoritario en Galicia. CCOO, por su parte, consultará a sus bases qué decisión tomar.

No obstante, la visión que mantienen los sindicatos es clara: "Inditex ha salido debilitada del encuentro y la huelga avanza".

¿Qué piden los dependientes de Inditex?

De acuerdo al estado de Información no financiera del grupo, el salario promedio –considerando el fijo más el variable: compuesto por comisión y bonus–, de sus especialistas, escala profesional que engloba a sus dependientes, se sitúa en 20.875 euros, tras crecer un 0,5%, respecto a 2020. 

El germen del conflicto nace, precisamente, en que en este sueldo confluyen diferentes coyunturas que hacen variarlo de forma notable. 

De esta forma, el salario medio de un dependiente, la mayoría a jornada parcial, se mueve ente los 900 y 1.000 euros mensuales, explican fuentes sindicales. Cabe precisar que el 56% de los trabajadores del grupo lo hacen bajo este tipo de contrato. 

Pero la situación se agudiza cuando se baja el foco a los trabajadores con más antigüedad, en su mayoría con jornadas de 40 horas semanales. Es el caso de Naveiro: "Yo llevo 26 años como dependienta de Zara y el mes que más cobro no llego a los 1.300 euros".

Otra de las denuncias de las trabajadoras es el agravio comparativo frente a sus compañeros que desarrollan labores logísticas o trabajan en las fábricas: "Un mozo de almacén –ubicado en la misma escala profesional– parte de un salario base de 2.011 euros, y nosotras de 1.058 euros". 

Además, la CIG subraya que el grupo mantiene su negativa a aplicar a estos empleados las mejoras sociales de las que sí disfruta el resto de la plantilla, como son las ayudas para el cuidado de la familia y para la compra de libros o el bono comida.

¿Qué ha propuesto Inditex a sus dependientes?

Marta Ortega, presidenta de Inditex.

En todas las cadenas, y esto es un punto diferenciador con el resto de España, hay, desde 2016, un marco laboral común para igualar las condiciones de todos los trabajadores de tienda de Galicia. La negativa del grupo textil a volverlo a negociar a nivel provincial ha desembocado en este nuevo conflicto laboral. 

Ante la problemática, la empresa puso sobre la mesa una subida de183 euros mensuales en los próximos 3 años y la fuerzas sindicales reclaman un alza de entre 400 y 500 euros para, explican, igualar el salario con el resto de sus compañeros. 

"Tras la última reunión, la suma sigue igual", apuntan fuentes sindicales. En este sentido, explican que lo único que ha cambiado es el orden y la cantidad de las subidas propuestas. No hay una mejora.

En un primer momento, el alza propuesta por el grupo en los siguientes 3 años partía de 100 euros para el primero y 40 para el segundo y tercero. Ahora, parte de 120 euros para el primer año; para bajar hasta los 20 euros en el segundo y volver a subir a 40 en el último.

Otros artículos interesantes:

Amancio Ortega ingresa 859 millones de euros por el segundo pago del dividendo de Inditex: qué podría hacer con ese dinero

Inditex vende su negocio en Rusia aunque deja la puerta abierta a reabrir sus más de 500 tiendas con franquicias si se dieran "nuevas circunstancias"

La otra cara de los resultados de Inditex: el aumento del nivel de inventario aprieta las tuercas de su joya logística y anticipa un cambio de modelo

Te recomendamos