Pasar al contenido principal

Iberdrola dispara su beneficio un 15% en los tres primeros meses del año y mejora sus proyecciones para 2019 con la salida a bolsa de su filial brasileña en el punto de mira

Iberdrola plan estratégico
José Sainz Armada, director Financiero y de Recursos de Iberdrola; Ignacio Galán, presidente ejecutivo, y Francisco Martínez Córcoles, director general de los Negocios del Grupo, durante el Capital Markets Day Iberdrola
  • Iberdrola supera las previsiones de los analistas y finaliza el primer trimestre del año con un beneficio neto de 964 millones de euros, un 15% más respecto al mismo periodo del año anterior.  
  • La compañía anotó una facturación de 10.138,9 millones de euros, un 8,5% más respecto a hace un año.
  • En vista de las cifras, la compañía ha revisado al alza sus previsiones para cierre de año: pronostica un crecimiento de entre un 8% y un 9% frente al 6% o 7% marcado en su anterior hoja de ruta.

Iberdrola supera previsiones de los analistas. La energética ha finalizado el primer trimestre de su año fiscal con un beneficio neto de 964 millones de euros, lo que supone un alza de un 15% respecto al mismo periodo del año anterior. Una cifra que, señalan desde la compañía, responde a los 5.300 millones de euros invertidos en el último año y al buen comportamiento de todos los negocios y países. 

La energética supera así todas las previsiones realizadas por los analistas que barajaban que Iberdrola acabaría el primer trimestre con un beneficio neto de 880 millones de euros. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán cerró los tres primeros meses del año con una facturación de 10.138,9 millones de euros, una cifra un 8,5% superior respecto al 2018. 

  • Beneficio neto: 964 millones de euros (un 15% más)
  • Facturación: 10.138,9 millones de euros (un 8,5% más)
  • Resultado bruto de explotación (Ebitda): 2.599 millones de euros (un 12% más)
  • Margen bruto: 4.323,1 millones de euros (un 7,8% más)
  • Inversiones netas: 1.200 millones de euros
  • Flujo de caja: 2.037 millones de euros (un 8,5% más)

El resultado bruto de explotación (ebitda) de Iberdrola repuntó un 12% en términos interanuales impulsado por la buena marcha de todos los negocios y se situó en los 2.599 millones de euros. Mientras que el margen bruto mejoró un 7,8% hasta los 4.323,1 millones de euros y el flujo de caja se situó en 2.037 millones de euros, un 8,5% más respecto a hace un año. 

Leer más: Radiografía de las renovables en España, Iberdrola lidera mientras Endesa trata de cogerle la pista

“Estos resultados, unidos a la evolución de nuestras diferentes iniciativas de crecimiento, reafirman nuestra positiva perspectiva para todo el año 2019”, señaló el presidente de la energética, Ignacio Galán, en un comunicado. Así, en vista de las cifras, la compañía ha revisado al alza sus previsiones para cierre de año: pronostica un crecimiento de entre un 8% y un 9% (crecimiento high single digit) frente al 6% o 7% que estimaba en su anterior hoja de ruta.

Un movimiento que ha tenido una buena acogida en el mercado y ha disparado la cotización de los títulos de la compañía un 2,2% al inicio de sesión. 

Este alza en las previsiones, que supone una vuelta más al alza que se suma a la que ya realizó en la presentación de su Plan Estratégico hasta 2022, viene dada por el mayor peso de los activos regulados, el incremento de capacidad (que incrementará en un 13% la producción anual futura), los mayores niveles de eficiencia previstos por la empresa y el programa de desinversiones de activos no estratégicos. 

La compañía ha invertido 1.200 millones de euros durante los tres primeros meses del año y el grueso, hasta el 87%, ha ido destinado a las divisiones de Redes y de Renovables. De hecho, mientras el área de Redes anotó un ebitda de 1.318,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 9,9% en términos interanuales; el comportamiento del negocio de Renovables resultó más positivo, con un repunte en su ebitda del 13,3% hasta los 683,6 millones de euros. Iberdrola continúa engordando su cartera de renovables con la instalación de 331 nuevos MW adicionales en este periodo, que se suman a los 3.803 nuevos MW que entrarán en servicio a lo largo del 2019. 

Leer más: Los analistas dudan sobre si incorporar acciones de Iberdrola a la cartera tras el rally acumulado en el último año

Por último, la división de Generación y Clientes anotó un ebitda de 600,5 millones de euros, lo que supone un 19,2% más en términos interanuales. Un resultado que desde Iberdrola achacan a la buena marcha de los negocios en España y México. 

La compañía anunció esta semana su intención de dar el salto al parqué con su filial brasileña Neoenergía durante la primera mitad del año, un movimiento que deberá ser aprobado en la Junta de Accionistas del próximo 29 de abril. 

Y además