El Ibex es el octavo índice más infravalorado de todo el mundo, según los datos de StarCapital: los analistas subrayan el escaso interés de los inversores extranjeros y el elevado peso de la banca

Un hombre en el parqué de la Bolsa de Madrid mirando las pantallas del Ibex 35
REUTERS/Susana Vera
  • El Ibex 35 es el octavo índice más infravalorado de todo el mundo por diferentes variables: en especial por el ratio precio-beneficio ajustado cíclicamente (CAPE), y el ratio precio-beneficio (PER estimado) por detrás de Rusia, Corea del Sur, Austria, República Checa, China, Portugal y Polonia, respectivamente, según datos de StarCapital.
  • ¿A qué se debe esta infravaloración del mercado español? En palabras de José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, España ya llevaba tiempo reflejando poco interés por parte de los inversores extranjeros, pero ahora se “ha acelerado porque es uno de los países del mundo más afectados por la pandemia” y es de suponer que por su dependencia del turismo de los que “más problemas tendrán para salir de la crisis económica”. 
  • Esta infravaloración respondería, además, según explica a Business Insider España el analista independiente José Luis Herrera, al mayor peso en su composición de sectores que han estado especialmente castigados, principalmente el bancario.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis del COVID-19 ha producido movimientos en las bolsas bastante relevantes. Algunas de ellas han corregido muy fuertemente, como es el caso de la española, dejándolas completamente infravaloradas. Otras, como Wall Street, siguen cotizando a unos múltiplos por encima de la media.

Esta infravaloración por parte de los inversores, o cotización por debajo de lo que debería, se puede medir por un indicador denominado el ratio CAPE (Cyclically Adjusted Price to Earnings Ratio o ratio precio-beneficio ajustado cíclicamente) o PER de Shiller. Se trata de un ratio de valoración bursátil que mide la relación entre el precio actual de un índice bursátil y el beneficio neto real medio de la empresa durante los últimos 10 años. 

Para calcularlo, en primer lugar, es necesario ajustar los beneficios de las empresas del índice su valor actual. Para ello, se debe tener en cuenta la inflación que ha habido desde el año de publicación de los beneficios para actualizar la cifra a precios actuales.

Una vez que se ha ajustado los beneficios de los últimos 10 años, se ha de calcular su valor medio, sumando todos los valores y dividiéndolos entre el número de años, es decir, entre 10. Finalmente, se divide el precio actual de la acción o del índice bursátil entre el valor medio de los beneficios actualizado que se ha calculado y, de este modo, se obtiene el CAPE o PER de Shiller de un índice.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

El Ibex 35 es el octavo índice más infravalorado de todo el mundo por diferentes variables: en especial por el CAPE (11,3), y el PER estimado (14,9). Se encontraría por detrás de Rusia, Corea del Sur, Austria, República Checa, China, Portugal y Polonia, respectivamente, según datos de StarCapital.

Las bolsas más infravaloradas del mundo.
StarCapital

Los motivos de la infravaloración de la bolsa española

Pero… ¿A qué se debe esta infravaloración del mercado español? José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, explica a Business Insider que España ya llevaba tiempo reflejando poco interés por parte de los inversores extranjeros, pero ahora se “ha acelerado porque es uno de los países del mundo más afectados por la pandemia” y es de suponer que por su dependencia del turismo de los que “más problemas tendrán para salir de la crisis económica”. 

De hecho, la mitad de los directivos considera que existe riesgo de que Europa sea menos atractiva para la inversión extranjera directa (FDI, por sus siglas en inglés) por la inestabilidad económica prevista como consecuencia del COVID-19. Esta es una de las principales conclusiones del estudio European Attractiveness Survey de EY, donde el 66% de los encuestados revela también que espera para este año una caída de los planes de inversión y el 23% deja abierta, incluso, la posibilidad de retrasar los nuevos proyectos hasta 2021.

Juan López del Alcázar, Socio responsable de Transacciones en EY, señala este último informe que a pesar de que el mercado español dio muestras de su gran atractivo como destino de inversión en 2019, incluso en momentos de importantes incertidumbres geopolíticas globales, el impacto del COVID-19 ha evidenciado “la necesidad de seguir reforzando las estrategias de los negocios y de acometer cambios determinantes (cadena de suministro, procesos tecnológicos y diversificación de riesgos en las carteras; entre otros) para ser más resilientes ante estos factores externos y ser capaces de ganar en eficiencia y generar más valor a largo plazo”.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Esta infravaloración respondería, además, tal y como explica a Business Insider José Luis Herrera, analista independiente, al mayor peso en su composición de sectores que han estado especialmente castigados: “El bancario, principalmente”, asegura. Y, en menor medida, “el sector de telecomunicaciones”. En el momento en que estos sectores tienen un buen comportamiento, se observa como la bolsa española suele “comportarse comparativamente mejor”.

En menor medida, el escepticismo de parte de la comunidad inversora internacional ante “el reciente gobierno español”, dice Herrera. Aunque al comienzo pueden haberse generado dudas en cuanto a la posibilidad de intervención en ciertos sectores regulados, el hecho de no ser un gobierno antieuropeo al final “es lo que predomina”, comenta. 

Referencias como la prima de riesgo, que es a lo que hay que prestar importancia como “termómetro”, se mantienen estables por lo que este punto no sería actualmente una razón para justificar el desfase de nuestra bolsa con respecto a otras, argumenta Herrera.

La bolsa española mira al exterior

Sobre la posibilidad de invertir en el mercado español ante este grado de infravaloración los analistas se muestran cautos. Cárpatos va más allá al señalar que no cree que esto la haga “atractiva para invertir”. Tanto, que recomienda “infraponderar respecto a las demás”

La proyección que puede tener la bolsa española, con compañías muy diversificadas internacionalmente, va a depender del impacto que en las economías tenga el efecto COVID-19: “una posible recesión podría hacer que nuestra bolsa siga teniendo unos múltiplos inferiores”, aventura Herrera. Por el contrario, una recuperación a nivel mundial “beneficiaría en mayor medida a nuestras compañías”, concluye.
 

Otros artículos interesantes:

El CEO de Tressis comparte la mejor receta para invertir en tiempos de pandemia: una mezcla de gestión activa y pasiva y evitar gestores que asumen un mayor riesgo táctico

El crecimiento de las tecnológicas chinas en la Bolsa de Hong Kong abre una batalla bursátil con las empresas estadounidenses por hacerse con un mayor negocio en el gigante asiático

La revolución del 5G también impactará en la bolsa: un informe de Capital Group apunta a que tecnológicas como Samsung, Microsoft, Amazon y Netflix saldrán reforzadas