Ikea vaticina un paisaje sombrío ante la crisis mundial en la cadena de suministro y no prevé una mejora hasta mediados de 2022

Así funciona Ikea Rental, el nuevo servicio de alquiler de muebles que la empresa sueca acaba de estrenar en España

Susana Vera/Reuters

  • Ikea espera que la crisis mundial en la cadena de suministro se alargue hasta mediados del 2022.
  • La coyuntura actual ha provocado un aumento en los costes, algo que la empresa sueca planea absorber para seguir con su política de precios bajos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La tensión en la cadena de suministro mundial sigue impactando en los gigantes empresariales: Ikea vaticina un panorama sombrío y sin vistas a mejorar hasta mediados del próximo año, según recoge Bloomberg.

Una encuesta empresarial trimestral de la Comisión Europea arrojaba que uno de cada 3 fabricantes de muebles europeos decían haberse visto afectados por la escasez de suministro.

Ante este panorama, el gigante sueco lleva meses tratando de capear la situación. "El mayor desafío ha sido sacar productos de China, donde ha habido una capacidad muy limitada", explicaba Jon Abrahamsson Ring, director ejecutivo de Inter Ikea, franquiciador mundial de la marca. 

De hecho, la compañía sueca ha estado buscando alternativas para paliar la situación como el alquiler de contenedores o la búsqueda de rutas alternativas en los trenes.

Los brotes ocasionados por el COVID-19 provocaron que las terminales portuarias aún sigan inactivas y, por consiguiente, no existan suficientes contenedores de carga. Como resultado, los gigantes tienen dificultades para satisfacer la demanda. 

Las ventas de Ikea en España se alzan un 16% en su año fiscal, hasta los 1.682 millones de euros, por el impulso del canal online

Pero, si este bloqueo productivo en China sigue tensando la cadena de suministro mundial, la crisis energética no hace sino agudizar el problema. Y todo pese a que el Gobierno ha logrado casi estabilizar el servicio. 

Todo ello ha provocado un aumento en los precios de los transportes y las materias primas, lo que se traducido en un incremento de los costes. Situación que la compañía planea absorber para seguir con su política de precios bajos. 

Sin embargo, la coyuntura no está cerca de solventarse: "No creo que estemos fuera de peligro", reconoció el directivo, quien explicó que el sector está ante un gran desafío para toda la infraestructura de suministro. 

Resultados que constatan la recuperación del sector

Pese al impacto de la pandemia y a la situación actual, la empresa sueca –así como todas sus aristas comerciales–siguen constatando la recuperación del sector. 

Inter Ikea tuvo ventas récord en su último año fiscal: sus ingresos aumentaron un 5,8%, hasta los 41.900 millones de euros. Así deja atrás la caída que registró el pasado ejercicio cuando su red de tiendas permanecía cerrada. 

Por su parte, Ingka Group, la matriz del grupo, ha facturado en su año fiscal –comprendido entre septiembre de 2020 y agosto de 2021– 37.400 millones de euros en los 30 mercados en los que opera, lo que supone un alza de 6,3% frente a lo anotado un año antes.

Asimismo, Ingka, que opera 400 tiendas Ikea en todo el mundo, registró un repunte en su facturación online del 78%. De esta forma, el canal digital representa ya el 30% de las ventas globales del grupo. Un año antes era un 18%.

Otros artículos interesantes:

IKEA lanza su línea de muebles para gamers con el objetivo de "democratizar la experiencia de juego"

Ikea lanza una estación de carga inalámbrica capaz de acoplarse a cualquier escritorio

IKEA sorprende en París con cápsulas itinerantes para dormir la siesta gratis

Te recomendamos

Y además