Pasar al contenido principal

Ikea se vuelve más verde en sus diseños, materiales y su modelo de explotación de productos

Better Capitalism
Mosiri Cabezas, directora de Desarrollo de Negocio y Transformación de Ikea en España
Mosiri Cabezas, directora de Desarrollo de Negocio y Transformación de Ikea en España Ikea

  • Las materias primas, la vida del producto y el diseño de gamas relacionadas con una vida más sostenible son las tres palancas para la fomentar la sostenibilidad dentro del grupo, según explica Mosiri Cabezas, directora de Desarrollo de Negocio y Transformación de Ikea en España, en una entrevista con Business Insider.
  • "El 98% de nuestros materiales son o bien reciclados o bien reciclables”, apunta Cabezas
  • Ya no se trata sólo de que se pueda reutilizar el material de fabricación, matiza Cabezas, “sino que el producto se pueda reutilizar”, dice en referencia a nuevos modelos de explotación de los productos que está lanzando Ikea como el alquiler, leasing (alquiler con derecho de compra) y venta de segunda mano.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ikea avanza en materia de sostenibilidad. El grupo sueco llena su catálogo productos más respetuosas con el medioambiente e inspirado en una vida saludable. Las dos apuestas que se verán reflejadas en sus líneas de este explica Mosiri Cabezas, directora de Desarrollo de Negocio y Transformación de Ikea en España, en una entrevista con Business Insider España. Las materias primas, la vida del producto y el diseño de gamas de productos relacionadas con una vida más sostenible son las tres palancas para la impulsar una mentalidad más verde dentro del grupo. “Estamos tratando de democratizar la sostenibilidad”, apunta Cabezas. 

La ejecutiva de Ikea asegura que la crisis del coronavirus ha acelerado esta transformación hacia la sostenibilidad. “Se ha puesto de moda en las compañías”, señala Cabezas. El 80% de los consumidores afirma que quiere vivir de forma más respetuosa con el medioambiente, pero no sabe cómo hacerlo, dice que le resulta difícil o caro. “Cuando no hay un trauma es difícil porque estamos intentando cambiar hábitos de las personas”, apunta uno de los retos.

“Es maravilloso conducir un coche de hidrógeno o una moto eléctrica”, pone por ejemplo, “pero si vale cinco veces más que una moto tradicional, sigue siendo un producto de élite. Si somos capaces de poner la sostenibilidad en manos de la mayoría, conseguiremos finalmente dar ese paso”. 

Leer más: Ikea devolverá al Gobierno las ayudas recibidas durante el coronavius para cubrir los ERTE: lo hará en España y en otros 8 países

Ikea valora parámetros relacionados con la sostenibilidad, desde los propios productos, como su diseño o los materiales que se utilizan en su fabricación. “El 98% de nuestros materiales son o bien reciclados o bien reciclables”, apunta Cabezas. Esto se traduce de diferentes maneras en función de si se trata de madera, algodón o plástico. Por ejemplo, la compañía se ha marcado como objetivo que el 100% de los plásticos que se utilizan sea reciclados o reciclables. 

Además, Ikea ha recurrido al PLA, un material vegetal renovable elaborado a partir de maíz, de remolacha azucarera y de caña de azúcar, para elaborar las bolsas de conservación. También la gama de vajilla Talrika se fabrica a partir de maíz, los frentes de la cocina Kungbacka están hechos con botellas PET y  el felpudo Musselbloma a partir de plásticos recogidos en el mar por pescadores. 

La vida útil de los productos es otro de los puntos sobre los que se apoyan los modelos de sostenibilidad. Ya no se trata sólo de que se puedan reutilizar los materiales, matiza Cabezas, “sino que el producto se pueda reutilizar”, dice en referencia a nuevos modelos de explotación de los productos que está lanzando Ikea como el alquiler de muebles, leasing (alquiler con derecho de compra) y venta de segunda mano. 

En términos de diseño se aprecian tales parámetros verdes. Por ejemplo, el grupo ha fabricado grifos que reducen el consumo de agua entre un 30% y un 40%. “El producto en sí ya tiene un propósito de sostenibilidad”. A esto se suma una gama de productos que también facilita el reciclaje en el hogar.

Leer más: Ikea va a llenar una megatienda en Australia con paneles solares para convertirla en una pequeña planta de energía solar que irá más allá del autoabastecimiento

Desde enero de este año, la compañía sueca ha prescindido de los plásticos de un solo uso. “Hemos retirado productos como las pajitas, que eran un best seller de Ikea”, avanza Cabezas.  También las maderas, en el 2020, proceden de fuentes sostenibles “y tenemos auditorías constantes que garantizan que las maderas que utilizamos están taladas de forma legal y que no participamos de ninguna manera en procesos de tala inadecuada”, justifica la directiva de Ikea en referencia a la certificación FSC (Forestry Stewardship Council).

Cabezas avanza que Ikea está realizando grandes inversiones para minimizar su impacto y su huella medioambiental. El despliegue que el grupo sueco ha hecho en materia renovable da buena cuenta de ello. Quiere ser, lo que ha dado en llamar, "climáticamente positiva en 2030"; y para ello Ikea se ha comprometido a invertir 3,5 millones de euros en España para instalar placas fotovoltaicas en los tejados de sus tiendas y oficinas y a reducir un 15% sus emisiones de gases de efecto invernadero. Actualmente, el grupo asegura que el 88% de la energía que consume en el mercado español es de origen renovable.

Y además