Pasar al contenido principal

Así será el examen práctico de conducir de la DGT a partir de este 15 septiembre

Examen de conducir
Gettyimages
  • Este próximo 15 de septiembre sí se van a producir cambios importantes para los alumnos que acudan al examen práctico de conducir.
  • La DGT introducirá una serie de novedades en estos exámenes con el fin modernizar y adaptarse a los nuevos vehículos del mercado. 
  • La DGT permitirá que los alumnos usen en los exámenes prácticos de conducir aquellos sistemas avanzados y tecnología de ayuda con la que cuente el vehículo.

A partir del próximo 15 de septiembre, la DGT permitirá que los alumnos usen en los exámenes prácticos de conducir aquellos sistemas avanzados y tecnología de ayuda con la que cuente el vehículo.

De esta forma, si el coche cuenta con una serie de sistemas que facilitan la conducción, el alumno que se presenta al examen será libre de utilizarlos.

En total ocho sistemas de asistencia serán permitidos para usar en los exámenes. Unas ayudas, conocidas como ADAS, que podrán ser utilizadas sin restricciones por los alumnos durante sus pruebas prácticas. Estas son:

  • Cámara de marcha atrás y 360º o sensores de aparcamiento
  • Sistema de ayuda de salida en pendiente o asistente de arranque en pendiente.
  • Activación automática de luces y parabrisas.
  • Alerta de tráfico cruzado (RCTA).
  • Sistema de frenado de emergencia (AEB).
  • Sistema Start-Stop.
  • Aviso de frenada de emergencia (EDB).
  • Sistema de detección de fatiga.

Los alumnos que vayan a enfrentarse al examen a partir del 15 de septiembre tendrán que conocer el funcionamiento manual de algunos de los dispositivos, ya que el examinador podrá preguntar cómo se activan los limpiaparabrisas, por ejemplo. Que se puedan usar por defecto no eximirá de saber manejarlos en vehículos que no los tengan de serie.

Además, el examinador, al igual que ocurre ahora, podrá hacer que el alumno revise el motor y que identifique alguno de sus elementos básicos. 

Además de las mencionadas, este examen práctico también sufrirá alguna que otra variación, como el establecimiento de unos plazos mínimos para poder presentarse a más de una convocatoria. Asimismo, se ha de apuntar que, por cada no apto, el alumno debería recibir cinco clases de conducir para poder presentarse de nuevo al examen.

Como se puede ver, algunas de estas novedades facilitarán el examen de conducción y será más sencillo aprobar. Pero lejos de cualquier polémica, se agradece que la DGT vaya actualizando sus sistemas a la realidad de la conducción diaria.

[Fuente: ComputerHoy]

Y además