El impuesto mínimo del 15% para multinacionales que gravará a los gigantes Google, Amazon o Microsoft se retrasa: no se aplicará hasta 2024

Google BI

Getty

A vueltas con la tasa a las multinacionales. La entrada en vigor de un impuesto mínimo global para las multinacionales se retrasará hasta 2024.

Hace ahora 9 meses, los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sellaron un acuerdo histórico para establecer un gravamen mínimo del 15% para grandes empresas

La medida afecta especialmente a los gigantes tecnológicos como Amazon, Microsoft o Google y supone implantar por primera vez una regulación fiscal de la economía global. 

Los países acordaron que este nuevo mínimo de Sociedades entraría en vigor el año que viene, en 2023. Sin embargo, la elaboración del impuesto está sufriendo "un ligero retraso", según ha informado hoy el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, en un informe dirigido a los ministros de Finanzas del G20 antes de la reunión que mantendrán en Indonesia este fin de semana.

"Se trata de negociaciones complejas y muy técnicas en relación con algunos conceptos nuevos que reforman fundamentalmente los acuerdos fiscales internacionales, para hacerlos más justos y funcionar mejor en una economía mundial cada vez más digitalizada y globalizada", ha dicho Cormann.

En lugar de 2023, la nueva fecha en la que entrará en vigor este mínimo del 15% será en 2024 y, en todo caso, Cormann ha avisado de que la organización se tomará todo el tiempo que sea necesario "para establecer las reglas correctamente".

La OCDE asegura que este acuerdo ayudará a recaudar impuestos de más de 125.000 millones de dólares (108.000 millones de euros), de beneficios generados por 100 de las multinacionales más grandes del mundo.

La propuesta de un Impuesto mínimo de Sociedades viene de lejos, y nació con el objetivo de evitar la evasión fiscal de grandes empresas. Las economías de la OCDE, de hecho, llevan años negociando, y no fue hasta octubre del año pasado que los 140 países alcanzaron un gran acuerdo dividido en dos partes. 

La primera, la OCDE se comprometió a gravar a las multinacionales con un tipo mínimo del 15% (la tasa a las multinacionales). La segunda parte era un acuerdo sobre la llamada tasa Google, para dificultar que empresas como Google, Amazon y Facebook evitaran impuestos. En España, el Gobierno ya empezó a aplicar esta tasa desligada del resto de países.

Mientras tanto, la Unión Europea trata de avanzar paralelamente en este modelo impositivo, pero tampoco parece tarea fácil. En marzo, los 27 se reunieron para pactar un impuesto mínimo de del 15% en toda la Unión Europea, para multinacionales que facturen más de 750 millones de euros.

Sin embargo, la propuesta de Francia se topó con un frente común: Polonia, Suecia, Estonia y Malta bloquearon la idea. Irlanda, que cuenta en su suelo con sedes de grandes tecnológicas como Google y Facebook que saldrán perjudicadas de este acuerdo, inicialmente había rechazado este acuerdo, pero finalmente decidió unirse.

Otros artículos interesantes:

El engranaje fiscal de Shein: tributa sus ventas en España a través una sociedad en irlandesa para ahorrarse impuestos

5 situaciones en las que necesitas contratar a un asesor fiscal: así puedes ahorrar dinero en impuestos si eres autónomo o empresario

Patada hacia delante a un impuesto a las multinacionales en Europa: Polonia, Suecia, Estonia y Malta vetan fijar una tasa mínima del 15% de Sociedades, ¿cuáles son los escollos?

Te recomendamos