Pasar al contenido principal

7 instrumentos financieros para impulsar el capital hacia la economía verde

Economía verde sostenibilidad
Ben White/Unsplash
  • Los expertos de la jornada Horizonte 2030: los objetivos de desarrollo sostenible abordan los estímulos financieros que se pueden poner en marcha para virar hacia una economía verde. 
  • El líder de la Práctica Clima y Energía de la Fundación WWF, Manuel Pulgar Vidal, explica cómo la emisión de fondos soberanos en Francia había sido un ejemplo de éxito.
  • Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, añadió a esta lista la deuda verde que han emitido algunas entidades financieras.

Tan pronto como el cambio climático avanza para convertirse en un elemento sobre el que pivoten las economías mundiales, tan pronto como se abre el debate para estimular la financiación y la inversión para que la sostenibilidad sea rentable. Quizás la economía ha sido, sino el peor enemigo, al menos el principal obstáculo para avanzar en la lucha contra el cambio climático porque no sólo implica un cambio de perspectiva sino un completo cambio de modelo.

Cada vez más, resuena en la conversación el término finanzas climáticas. Sin ir más lejos, lo hizo ayer durante la jornada Horizonte 2030: los objetivos de desarrollo sostenible. Los expertos de la sesión expusieron diferentes medidas financieras que han logrado un calado en la orientación de las finanzas hacia la economía verde.

Invertir en verde

“El mundo se ha propuesto que en 2020 alcancemos los 100.000 millones de dólares de inversión para temas de clima”, introdujo  el líder de la Práctica Clima y Energía de la Fundación WWF, Manuel Pulgar Vidal, “en flujo de dinero hemos avanzado pero puede que no sea suficiente. Se trata, también, de identificar acciones para las que queremos financiación”, reflexionó.

Se pronunció al respecto también la Ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que quiso dejar patente que esos 100.000 millones invertidos en clima suponen "una gota en el océano. Tenemos que ir ganando recorrido”.

No financiar actividades no sostenibles

Si bien es cierto que Pulgar Vidal concede que el sector financiero ha dado pasos hacia una economía descarbonizada, por ejemplo con medidas orientadas a la transparencia, “todavía no se ha logrado que no se financien actividades que no sean sostenibles, como el carbón o los combustibles fósiles”. 

También se refirió al Banco Mundial, que por primera vez este año, optó por reunir a los ministros de Economía para discutir temas climáticos. Si bien es cierto que el Banco Mundial dejó clara su postura de abandonar toda inversión a los proyectos de exploración petrolíferos, “el Banco Mundial es una pequeñez. No se trata sólo del Banco Mundial sino del conjunto de entidades financieras”, argumentó el portavoz de WWF. 

Leer másPor qué volver a una economía basada en carbón es de psicópatas, según un asesor del Secretario General de Naciones Unidas

Bonos soberanos sostenibles 

Pulgar Vidal no dejó escapar la ocasión para poner sobre la mesa algunas prácticas de finanzas climáticas de éxito. Entre ellas, mencionó que la emisión de bonos soberanos franceses había sido un éxito, “se busca que el destino de los ingresos de la generación de bonos sea sostenible, por ejemplo, la remodelación de viviendas hacia la eficiencia energética”. 

La emisión de deuda verde 

La ministra para la Transición Ecológica añadió a esta lista la deuda verde que han emitido algunas entidades financieras: "lo mejor que se coloca en los mercados financieros son las emisiones de deuda verde, porque es una garantía extra, porque hay una medición de estabilidad". La titular para la Transición Ecológica, opina que los actores públicos pueden dar señales para que las inversiones vayan en la dirección adecuada: “eso se hace con señales regulatorias”.

Apostar por los programas de reinversión

Tras ello, Ribera defendió que la banca de reinversión es una forma de reorientar determinadas inversiones que no saldrán de los mercados financieros o de los países pobres con poca capacidad de reacción, ya que su visión está puesta en el medio plazo. Además, la ministra no dejó escapar la oportunidad para instar a la reflexión en los mercados y a medir y considerar los riesgos del clima como un actor más.

Leer másEstos son los 28 comisarios mundiales que liderarán la lucha contra el cambio climático

Retirar subsidios a los combustibles fósiles y elevar el precio de las emisiones de CO2

En base a esta reflexión, Pulgar Vidal abogó por retirar los subsidios financieros a los combustibles fósiles o a los mecanismos de precio de las emisiones de carbono.  Pulgar Vidal quiso poner el foco también sobre el tema de corrupción y cambio climático “para asegurar que este flujo financiero llegue a las manos correctas”. 

Siguiendo este hilo conductor, la la exprimera ministra de Nueva Zelanda y exadministradora del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), Helen Clark, apuntó que entre los retos de las finanzas sostenibles se encuentran en países con conflictos: "1.800 millones de personas viven en países con conflictos y la cifra incrementará en 2.300 millones”. Así apeló a que los Gobiernos tomen más acción sobre el tema: “puede hacerse con voluntad política”.

Clark instó a la reflexión y a valorar las consecuencias de los proyectos que se financian, mirando a Francia con el caso de los chalecos amarillos: “Hay que intentar que no impacte a las comunidades más pobres, invertir en lo que sea sostenible, por ejemplo, energía solar o eólica, nuevas tecnologías...”.

Y además