Investigadores de Tesla desarrollan unas nuevas baterías de alto rendimiento que impulsarán el sector de los taxis aéreos y permiten imaginar un mundo con aviones eléctricos

Tesla Model 3, fabricándose en China.
Tesla Model 3, fabricándose en China.
REUTERS/Aly Song
  • La autonomía sigue siendo un problema para los coches eléctricos.
  • Por esta razón, muchos investigadores siguen trabajando en el desarrollo de mejores baterías.
  • Investigadores canadienses que trabajan para Tesla han anunciado un importante logro que podría acelerar el despegue de la aeronáutica eléctrica.
  • Sin embargo, estas nuevas celdas sí que supondrían un importante impulso para el sector de los taxis aéreos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Podría ser una pequeña revolución: investigadores canadienses que trabajan para Tesla han anunciado importantes avances en el desarrollo de celdas de batería con una mayor capacidad eléctrica, según ha recogido el blog Teslamag citando a Electrek.co. Estas baterías de nueva generación podrían ser utilizadas hasta por aviones eléctricos.

Según ambas informaciones, estos avances se atribuyen a un equipo de científicos dirigidos por el investigador Jeff Dahn, en la Universidad Dalhousie de Canadá. Estos investigadores han estado trabajando desde hace 4 años en la mejora de las baterías para los vehículos de Tesla. Sus progresos se han publicado ahora en un nuevo paper académico.

Teslamag detalla que la solución encontrada por estos investigadores son baterías de litio sin ánodo (en lugar de las tradicionales baterías de iones de litio). La singularidad de estas baterías es que tienen una mayor densidad energética, son menos costosas y más fáciles de ensamblar:  las celdas tienen bolsas de metal de litio y un electrolito con aditivos, lo que le permite almacenar hasta un 60% más de carga por cada kilogramo de litio. Alejan, así, de momento, un paradigma que se consideraba parte del futuro: las baterías sólidas.

No obstante, esta tecnología se enfrenta todavía a un problema crucial: las baterías de litio-metal sin ánodo no superan un número amplio de ciclos de carga. En otras palabras: estas pilas suponen más batería para coches eléctricos, pero el coste es una vida útil mucho menor.

Los investigadores habrían conseguido multiplicar el número de ciclos de carga que es capaz de soportar este tipo de baterías hasta por cuatro, precisamente gracias a los aditivos añadidos en el electrolito. Los ciclos de carga soportados en estas nuevas celdas de batería pasan así de 50 a 200.

Pero para una batería "de un millón de kilómetros", como a la que se refiere constantemente el CEO de Tesla, Elon Musk, todavía no sería suficiente. Eso sí: el logro revela el rápido avance que pronto podría convertir en realidad la aviación eléctrica. Porque aquí persiste otro desafío: hasta ahora, estas baterías no suministran la suficiente energía para impulsar a un avión. Sí lo harían, claro, si las baterías fuesen o demasiado pesadas y enormes.

En el paper del que se hace eco Electrek, los investigadores inciden de hecho en que estas nuevas baterías podrían impulsar "la aviación urbana eléctrica". Sin embargo, más allá de pensar en aviones comerciales eléctricos, parece que los científicos se refieren a la posibilidad de contar con taxis aéreos en las grandes capitales como los que también está impulsando Uber, que ya presentó un prototipo al respecto.

LEER TAMBIÉN: 6 sorprendentes desventajas de ser extremadamente inteligente

LEER TAMBIÉN: Una buena noticia sobre el coronavirus: los científicos detectan signos de inmunidad al COVID-19 a largo plazo incluso después de padecer infecciones leves

LEER TAMBIÉN: 9 cursos de informática online gratuitos hasta final de año con los que puedes obtener certificados para añadir a LinkedIn

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Tesla
  2. Elon Musk
  3. Coche eléctrico
  4. Mobility Insider
  5. Trending