Una buena noticia sobre el coronavirus: los científicos detectan signos de inmunidad al COVID-19 a largo plazo incluso después de padecer infecciones leves

Los anticuerpos presentes en la sangre de los infectados con coronavirus también se está utilizando para tratar a algunos enfermos.
Los anticuerpos presentes en la sangre de los infectados con coronavirus también se está utilizando para tratar a algunos enfermos.
REUTERS/Thomas Peter
  • Una nueva investigación indica que las células del sistema inmunológico humano están almacenando información sobre el coronavirus para poder combatirlo nuevamente.
  • Los linfocitos B y C, que se acumulan en la medula ósea, pueden almacenar la información necesaria para que se generen nuevos anticuerpos cuando sea necesario.
  • Esto descartaría la teoría de que el COVID-19 es capaz de engañar al sistema inmunológico y volver a infectar a una persona por segunda vez. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las células del organismo humano parece que están estudiando el coronavirus y como defenderse de él, según apuntan varios estudios científicos. 

Investigadores del todo el mundo han estado monitorizando la respuesta del sistema inmunológico ante el virus desde el inicio de la pandemia y ahora sus resultados están dando signos de una inmunidad fuerte y duradera, incluso en personas que desarrollaron solo síntomas leves de COVID-19. 

La clave para saber si el paciente está inmunizado ante el coronavirus es la identificación de anticuerpos en su organismo y de las células inmunitarias llamadas linfocitos B y T, capaces de almacenar la información necesaria para producir nuevos anticuerpos que combatan al coronavirus cuando sea necesario. 

Estas células, según apuntan varios estudios, parece que persisten meses después de que se haya superado la enfermedad. 

"Las cosas realmente están funcionando como se supone que deben hacerlo", ha afirmado al New York Times Deepta Bhattacharya, inmunóloga de la Universidad de Arizona y autora de uno de los nuevos estudios, que aún debe ser revisado. 

Los científicos califican como un buen indicador que las células con más capacidad de estudio estén haciendo su trabajo y pronostican que tendrán una buena oportunidad de defenderse del coronavirus más rápido y con mayor eficacia que antes en caso de que se expongan a él de nuevo. 

Una respuesta inmune que es exactamente lo que cabe esperar del sistema inmunológico, según apunta Marion Pepper al New York Times. Este inmunólogo de la Universidad de Washington es autor de otro de los nuevos estudios que se encuentra actualmente en revisión en la revista Nature. "Todas las piezas están ahí para tener una respuesta inmune totalmente protectora".

El riesgo cero de volver a contagiarse aún no se puede confirmar por completo hasta que haya pruebas de que la mayoría de las personas que están expuestas al COVID-19 por segunda vez no se contagien, según apunta Pepper. 

Sin embargo, la evidencia científica sí que descarta la teoría de que el coronavirus era capaz de engañar al sistema inmunológico provocándole una especie de amnesia y abriendo la posibilidad de volver a contagiarse por segunda vez. 

Leer más: Ni para emitir pasaportes de inmunidad ni para confirmar infecciones: en qué situaciones son realmente útiles los test de anticuerpos

¿Cuánto tiempo duran los anticuerpos?

Una de las preguntas más repetidas, y a la cual la ciencia aún no ha podido dar respuesta, es cuánto tiempo duran los anticuerpos en el organismo. 

Lo que parece claro es que los anticuerpos que genera el organismo vienen con una fecha de caducidad debido a que son proteínas inanimadas y no células vivas, no pueden reponerse y, por lo tanto, desaparecen de la sangre solo semanas o meses después de su producción. 

"Las acumulaciones de anticuerpos aparecen poco después de que un virus ha traspasado las barreras del cuerpo y luego se desvanecen a medida que se disipa la amenaza. La mayoría de las células B que producen estos anticuerpos tempranos también mueren", apunta Pepper. 

Leer más: 11 preguntas sobre el coronavirus que todavía no tienen respuesta

Presencia de linfocitos B y T a largo plazo

Sin embargo, el cuerpo humano conserva un batallón de células B de vida más larga que puede producir anticuerpos en masa en caso de que vuelvan a ser útiles. Algunas patrullan el torrente sanguíneo, esperando ser activados nuevamente. Mientras que otras se retiran a la médula ósea, generando pequeñas cantidades de anticuerpos que son detectables años, a veces décadas, después de que termina una infección. 

"Ver anticuerpos tanto tiempo después de la infección es una fuerte indicación de que las células B se mantienen en la médula ósea", comenta Pepper, quién junto a su equipo ha extraído este tipo de células de la sangre de personas que se han sufrido caso leves de COVID-19. 

Un estudio del Instituto Karolinska (Suecia) publicado el pasado viernes en la revista Cell apuntaba a la presencia de células T en la sangre de pacientes que habían superado la enfermedad. Los investigadores pudieron extraer las células y provocarlas con fragmentos de coronavirus. Ante este estímulo, emitieron señales de lucha contra el virus y clonaros nuevos ejércitos listos para combatirlo. 

Algunos informes han señalado que los análisis de las células T podrían dar a los investigadores una idea de la respuesta inmunitaria al coronavirus, incluso en pacientes cuyos niveles de anticuerpos han disminuido hasta un punto en el que son difíciles de detectar.

Otros artículos interesantes:

Dos pacientes chinos vuelven a dar positivo por COVID-19 meses después de haberlo pasado

Me contagié de COVID-19 estando embarazada después de meses de estricto aislamiento y mi caso sigue siendo un misterio médico

Un estudio sobre sanitarios infectados por coronavirus en Francia arroja luz sobre la inmunidad a largo plazo: el 98% sigue teniendo anticuerpos neutralizantes un mes después del contagio

Te recomendamos

Y además