¿Por qué 'La isla de las tentaciones' es tan popular? La ciencia explica el interés humano por la curiosidad y el morbo

¿Por qué 'La isla de las tentaciones' es tan popular? La ciencia explica el interés humano por la curiosidad y el morbo

Telecinco

  • La Isla de las tentaciones se ha convertido en un fenómeno de la televisión, las redes sociales y el día a día de millones de españoles.
  • Detrás de su éxito se esconden factores como la superioridad del espectador, la generación de un debate aparte y la empatía.
  • La curiosidad innata del ser humano e incluso su interés por lo morboso son también claves destacadas de su popularidad. Así lo analizan los expertos.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Marina y Jesús, Lucía y Manuel, Claudia y Raúl, Diego y Lola, Hugo y Lara. Esta secuencia de nombres masculinos y femeninos carecen de significado para mucha gente. Sin embargo, no tienen nada de anónimos ni aleatorios para algunos millones de personas.

Se trata de los nombres de los concursantes de la Isla de las Tentaciones 3, que ha superado los 3 millones de espectadores en la mayoría de sus emisiones. Un éxito de audiencia que no está vinculado solo a la última edición, sino a las todas las que lleva hasta ahora este reality.

Sus reencuentros finales en Telecinco han obtenido un 30% de cuota de pantalla y 3,91 millones de espectadores (primera edición), 28% y 3,47 millones (segunda) y 27,4% y 3,16 millones (tercera), según datos de Kantar Media publicados VerTele, de elDiario.es).

Este programa de televisión nace en 2020 con un formato innovador y, a la vez, simple: poner a prueba a 5 parejas heterosexuales en una isla paradisiaca, permaneciendo por separado. Ellos conviven con solteras; ellas, con solteros. Y las cámaras lo graban.

Cuánto cuesta alquilar las casas de 'La Isla de las Tentaciones'

Esta apuesta de Telecinco y Cuatro (Mediaset) ha sido un impresionante éxito y ha sujetado frente a las pantallas y los dispositivos a millones de españoles de distintas edades, con preferencia por la población joven.

Pero, ¿por qué es tan popular La isla de las tentaciones? Son varios los factores que contribuyen a explicarlo: la superioridad del espectador, la generación de un debate y conversaciones, la espontaneidad de los participantes y la curiosidad y morbo al otro lado de la pantalla son algunos de ellos.

"Su éxito radica en una idea muy perversa: situar al espectador por encima del personaje televisivo. El programa hace una parodia de las relaciones heteronormativas de pareja. Automáticamente, los espectadores nos situamos desde una mirada superior y nos reímos de todo eso, que en el fondo es un reflejo de nosotros mismos", explica Diana Aller, guionista de programas de entretenimiento, a El País.

"Porque todos hemos sido alguna vez Fani y Christofer [exconcursantes de La isla de las tentaciones], todos hemos sido alguna vez malas personas, hemos sido infieles o hemos tenido el deseo de hacerlo, hemos sufrido por amor, no hemos sido correspondidos o hemos tratado de seducir infructuosamente a alguien. Eso nos hace comprenderlo y darnos un guiño y un codazo cómplice entre nosotros y reírnos: lo vemos como una parodia, pero en realidad es nuestra vida", analiza Aller, con experiencia en programas como Alaska y Mario y ¿Quién quiere casarse con mi hijo?

De ahí surge otra de las claves del éxito de La isla de las tentaciones, como la empatía, al identificarse con algunas situaciones que le suceden a concursantes que no son grandes estrellas, si bien algunas parejas ya eran conocidas de programas como Mujeres, Hombres y Viceversa, que ha tenido éxito y logrado una década de emisión.

Además, supone la adaptación de Temptation Island, apuesta segura que ya se ha llevado a muchos otros países, como Francia, Italia o Estados Unidos, y la continuación de espectáculos anteriores y similares, como Confianza ciega, Gran Hermano, Gandía Shore y Supervivientes.

Todo ello más la espontaneidad de los concursantes —aunque el programa está grabado— ayuda a que este reality de televisión haya trascendido la pantalla para formar parte de las conversaciones en las redes sociales (con los típicos memes), en los hogares o en el bar, y crear una comunidad en torno a ello: probablemente la razón más importante del éxito de La isla de las tentaciones.

"Ha generado un debate social: todos nos hemos preguntado qué haríamos en esa situación, nos hemos puesto en la piel de los protagonistas, hemos empatizado con ellos, hemos reído y hemos sufrido. Eso es básico para que un producto funcione", describe Juan Ramón Gonzalo, director general de Cuarzo TV, productora del programa, en declaraciones a El País.

¿Cuánto ganan Melyssa y Melodie de 'La isla de las tentaciones' por cada post en Instagram?

La ciencia explica la curiosidad y el interés por el morbo del ser humano

Finalmente, para intentar entender el éxito y popularidad de La isla de las tentaciones hay que acudir a la naturaleza humana, su curiosidad innata e incluso su interés por el morbo.

Desde el primer día de sus vidas, los seres humanos tienen curiosidad. Es el motor que impulsa a los bebés a aprender nuevas cosas y a los adultos, a evolucionar como especie.

"Si los bebés no tuvieran curiosidad, nunca aprenderían nada y el desarrollo no ocurriría", asegura Katherine Twomey, profesora de lenguaje y desarrollo comunicativo de la Universidad de Manchester, a LiveScience.

"El consenso general es que la curiosidad es un medio de recopilación de información", añade.

No hay, que se sepa, un gen específico de la curiosidad, pero sí parece que esta tiene un componente genético. Un estudio de 2007 identificó cambios en un tipo de gen específico que es más común en pájaros cantores individuales, los cuales muestran un interés especial por explorar su entorno.

En los seres humanos, las mutaciones de este gen (DRD4) se han asociado con la inclinación natural de una persona a buscar novedades, informa la revista.

Esa curiosidad por las cosas nuevas puede aumentarse a curiosidad por las personas y sus vidas, y desembocar en algo más preocupante: el morbo.

Ante imágenes o noticias de impacto, el cerebro responde generando grandes dosis de 'la hormona de la felicidad'. "Los músculos se tensan, la respiración se acelera hasta que llega un momento en el que tomamos el control, que es cuando llega el alivio, generando sensación de placer y bienestar por la gran cantidad de dopamina que se libera", explica la psiquiatra Vanesa Muñoz, y recoge Cadena100.

Sin embargo, no todo es positivo: "Este estado de alerta inicial y posterior relajación produce un efecto estimulante que incluso puede generar adicción", advierte la experta.

5 misterios del cerebro que aún no se han conseguido resolver

"Este programa demuestra que todas las personas (casi) anónimas tenemos problemas. Abre la conversación de muchos temas silenciados, como celos, monogamia o cuernos. Gracias a estas terceras personas debatimos nuestras inquietudes, pero sin tener que exponer nuestra propia vida privada", analiza en El Periódico la sexóloga y terapeuta de parejas Nuria Jorba.

De ahí salen las conversaciones, en el bar o en Twitter, que aportan un impulso extra de popularidad a La isla de las tentaciones

"Más importante que conocer la información es lo que hacemos después con ella. ¿Me la guardo o la cuento? La contamos, porque nos gusta figurar, llamar la atención, ser dueño del último dato y que nos escuchen", afirma Enrique Cervantes, director y fundador del Centro de Psicología Comportamental, según Huffington Post.

Por supuesto, no todos los países son iguales ni todas las personas se sienten atraídas de la misma manera hacia el morbo. Pero, advierte Cervantes, como sociedad "nos están educando para que sea así".

Otros artículos interesantes:

Este es el sueldo que cobran los concursantes de 'La isla de las tentaciones'

Cuánto cuesta alquilar las casas de 'La Isla de las Tentaciones'

¿Por qué los presentadores de los programas de televisión no utilizan mascarilla?