La pandemia dejó al descubierto nuestros temores sobre el trabajo: este estudio ha comprobado que los directivos más eficaces los abordaron directamente

Jefa dando consejos
Getty Images
  • Está demostrado que es beneficioso que los líderes compartan sus miedos y ansiedades en el trabajo. 
  • Un reciente estudio ha analizado las anotaciones de los líderes mundiales en sus diarios durante el apogeo de la pandemia.
  • Una psicóloga comparte diferentes estrategias para que los líderes muestren las emociones negativas de una manera útil para sus organizaciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En un nuevo estudio de Harvard Business Review, los investigadores han demostrado el poder de los líderes que comparten tanto las emociones negativas, como las positivas. 

Han recopilado las portadas de periódicos que han ocupado 30 líderes mundiales durante la primavera de 2020 y han analizado cualitativamente cómo estos sujetos navegaron el comienzo de la pandemia. 

Un líder empresarial describe, por ejemplo, cómo lidió con el estrés, la ansiedad y la frustración durante el teletrabajo forzoso por el confinamiento y cómo se adaptaron rápidamente para abordar estos sentimientos. 

"La gente necesita algo más que conversaciones racionales", explica su texto. "Necesitamos encontrar diferentes formas de permitir que las personas expresen emociones y sentimientos más profundos en el trabajo". 

Los equipos más exitosos están más conectados, dicen palabrotas y hablan de cotilleos, según un estudio

A pesar de la percepción común de que las emociones no pertenecen al lugar de trabajo,  el estudio ha descubierto que los responsables que comparten sus miedos y ansiedades son precisamente los más efectivos a la hora de construir equipos productivos y cohesionados. 

Durante la duración del estudio, varios líderes comenzaron a compartir más cómo se sentían con sus empleados simplemente por la práctica de escribir reflexiones diarias. En un artículo, un líder comentaba que estaban notando su "tendencia a fingir que las cosas iban bien cuando no era así". 

Un estudio de 2017 reveló que el 63% de las personas que pensaban que sus jefes compartían abiertamente sus desafíos recomendarían la empresa como un buen lugar para trabajar. En el caso de los líderes que no compartían, solo el 6% de los empleados percibía la empresa como un buen lugar para trabajar. 

Por ejemplo, la fundadora de Care.com, Sheila Lirio Marcelo comenta: "Cuanto más abierto eres sobre ti misma, más confianza tienes. Te importa menos lo que piense la gente, y tu objetivo en la vida es servir de ayuda a los demás sin impresionar a nadie". 

La estrategia de esta empresaria dio sus frutos con Care.com. En 2014, se convirtió en una de las únicas 22 mujeres en crear y conducir una empresa hasta su salida a bolsa. El mercado online para el cuidado de niños, mascotas y personas mayores fue adquirido por el holding IAC por 500 millones de dólares el año pasado. 

"Un lado positivo de la pandemia es que nos ha hecho pensar más seriamente en cosas como las emociones y el bienestar en el trabajo", explica Lauren Howe, profesora de la Universidad de Zúrich y coautora del estudio. "Ha dado una nueva urgencia a este tema". 

Howe compartió algunas tácticas con Business Insider para los gerentes que buscan implementar un enfoque basado en este estudio para el liderazgo abierto. 

Empieza por compartir algo pequeño

Puede resultar arriesgado abrirte sobre tus miedos si esto es algo nuevo en tu estilo de gestión, por lo que Howe recomienda comenzar poco a poco. 

Antes de una reunión, piensa en una historia o reflexión que fluya con el tema y siéntate a reflexionar sobre cómo te sentiste y cómo respondió el equipo. 

"La divulgación es un gran primer paso porque la reciprocidad es muy poderosa", explica Howe. "Cuanto más compartes, más se siente alguien con permiso para compartir". 

Establece el sistema que más se adapte a ti

Más allá de predicar con el ejemplo, los jefes también pueden preguntar explícitamente a los empleados cómo están. 

En el estudio, Howe comenta que muchos líderes comenzaron a implementar estrategias como el control de las palabras o reuniones semanales individuales para establecer espacios para hablar sobre el bienestar emocional.

Aprende de la regulación emocional

Aunque abrirse ayuda a las personas a generar confianza, los líderes también deben aprender a establecer límites. 

Aquí es donde Howe habla sobre la importancia de la regulación emocional. A medida que comienzas a abrirte, es importante identificar tus emociones y reflexionar sobre si la revelación es apropiada. 

Por eso es importante mantener una comunicación abierta específicamente sobre el bienestar emocional, para que los empleados puedan compartir lo que les hace sentir mejor y lo que cruza la línea.

Esta historia fue publicada originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Los equipos más exitosos están más conectados, dicen palabrotas y hablan de cotilleos, según un estudio

En plena vuelta a las oficinas, varios estudios aseguran que el teletrabajo ha aumentado la productividad

Psicólogos, coach y expertos en emociones: aquí tienes los mejores consejos para afrontar la nueva temporada tras la crisis del COVID-19

Te recomendamos

Y además