Pasar al contenido principal

Lufthansa utilizará la nube de Google para minimizar el impacto de los retrasos de sus vuelos

Un avión de Lufthansa despega de un aeropuerto
Reuters
  • Lufthansa ha llegado a un acuerdo con Google Cloud para minimizar el impacto de retrasos y otras irregularidades en los vuelos.
  • El objetivo de la alianza es la creación de una plataforma capaz de sugerir planes de vuelo estables ante la presencia de alteraciones que puedan afectar a los horarios de vuelo.
  • Para ello, desarrolladores e ingenieros del Grupo Lufthansa trabajan conjuntamente con ingenieros de software de Google Cloud.
  • Descubre más historias en Business Inisider España.

Lufthansa ha escogido a Google Cloud como socio estratégico en su lucha por minimizar el impacto de las irregularidades en los vuelos sobre sus pasajeros.

La aerolínea alemana se servirá de las infraestructuras en la nube de Google para unificar sistemas TI y datos diversos (retrasos, mantenimiento de aeronaves, programación de la tripulación, inclemencias climáticas...) y optimizar así el rendimiento de sus vuelos.

Un acuerdo que tienen como objetivo la creación de una plataforma capaz de sugerir escenarios que permitan volver a un plan de vuelo estable en caso de una irregularidad.  Es decir, lograr que los pasajeros puedan seguir llegando a sus destinos de la manera más puntual y cómoda posible, ante posibles alteraciones de sus trayectos.

"Al combinar la tecnología de Google Cloud con la experiencia operativa del Grupo Lufthansa, estamos impulsando la digitalización de nuestra operación aún más", declaró el Dr. Detlef Kayser, miembro de la Junta Ejecutiva del Grupo Lufthansa en nota de prensa este lunes. "Esto nos permitirá identificar posibles irregularidades de vuelo incluso antes e implementar contramedidas en una etapa temprana ".

Leer más: Un estudio demuestra que las aerolíneas esquivan pagar indemnizaciones por retrasos alargando los tiempos de vuelo

Un equipo de desarrolladores e ingenieros del Grupo Lufthansa está trabajando en colaboración con ingenieros de software de Google Cloud para desarrollar la plataforma que será probada en Zurich con SWISS.

El contrato de Google Cloud con uno de los grupos de aviación más grande del mundo en términos de ingresos puede permitir a los de Mountain View afianzar su tecnología en el sector de las aerolíneas adelantándose a competidores más asentados en estos servicios TI, como Amazon o Microsoft.

La batalla por liderar la nube

El negocio de la computación en la nube no deja de crecer año tras año, con estas 3 tecnológicas aspirando a liderar el mercado de una división de servicios que cada vez alcanza más relevancia en su presentación de beneficios.

Amazon Web Services, la división de servicios cloud para empresas y desarrolladores de Amazon ya se coloca como uno de los negocios más rentables del gigante del comercio electrónico. Al centrarse en los beneficios operativos del grupo, el 58% de éstos ya procede de los servicios en la nube.

En el caso de Microsoft, en julio del año pasado, por primera vez la división de negocio en la nube de Microsoft generó más ingresos que las unidades que incluyen a Windows y Office. Concretamente sus servicios de cloud computing obtuvieron 11.400 millones de dólares (por encima de los 10.100 millones de euros). 

Leer más: Los resultados trimestrales de Google sorprenden al mercado gracias al despegue de su negocio en la nube y al repunte de sus ingresos publicitarios

Si bien Google ha declarado en alguna ocasión que "no son una compañía de servicios", lo cierto es que hasta la fecha no ha dado muestras de querer quedarse atrás en la batalla de la nube.

Entre sus últimos movimiento, el gigante de internet dio a conocer hace unos meses su asociación con la compañía india HCL Technologies con el objetivo de ayudar a los clientes a pasarse a Google Cloud.

Previamente, en el mes de septiembre, también anunció una asociación estratégica con el proveedor nacional de la nube (DCP) de Polonia. Su intención, ayudar a las compañías polacas "a aprovechar todo lo que la nube tiene para ofrecer."

Europa parece haberse convertido en un mercado interesante para el gigante de internet. Así lo confirmó el CEO de Google Cloud, Thomas Kurian en una entrevista con CNBC a finales de 2019 donde afirmó que el viejo continente era un área destaca de crecimiento para la compañía.

 "Estamos creciendo más rápido en términos de personas, clientes, ingresos aquí que en cualquier otra parte del mundo", reveló Kurian.

En línea con esto, a finales del pasado año Google confirmó su intención de invertir 3.300 millones de dólares (unos 2.977 millones de euros) para expandir sus centros de datos en Europa.

Y además