“No sé cómo terminará esto”: una madre con 4 hijos que dirige una pequeña startup alerta de que la quiebra de Sillicon Valley Bank no afecta solo al 1%

Aidan Pollard,
La directora ejecutiva y fundadora de Strongsuits, Lindsey Michaelides.

Twitter

  • Silicon Valley Bank, una institución financiera muy instaurada en el sector tecnológico, se derrumbó esta semana.
  • Los reguladores cerraron el banco, lo que afectó a grandes compañías como Roku y Etsy. Para las nuevas empresas pequeñas, las consecuencias pueden ser enormes.

El colapso de Silicon Valley Bank (SVB) ha llevado a diversas empresas, desde Etsy hasta Roku, al caos. Pero para algunas nuevas empresas más pequeñas, el cierre del banco es particularmente duro.

"El colapso de SVB podría parecer un problema del 1%, que solo afecta a la élite tecnológica, pero no es cierto", ha escrito Lindsey Michaelides en Twitter. Michaelides es la fundadora y CEO de la startup Strongsuits, que vende software.

"Esto afecta a las pequeñas empresas formadas por personas trabajadoras, que pagan hipotecas medias en el medio oeste", explica Michaelides. 

Las empresas afectadas por el colapso de Sillicon Valley Bank

Silicon Valley Bank, una importante institución financiera que trabajaba con nuevas empresas, se derrumbó hace días, lo que provocó una auténtica revolución en el sector de la tecnología.

El banco, que el mes pasado se ubicó entre los 20 primeros en la lista de Forbes de los mejores bancos estadounidenses de 2023, fue cerrado por los reguladores el viernes pasado y la FDIC asumió el control.

El colapso ha afectado a empresas como Etsy, obligadas a retrasar los pagos a muchos de los que venden a través de ellos. Otras empresas importantes afectadas por el colapso incluyen al fabricante de dispositivos de transmisión Roku, que tenía casi 468,4 millones de euros (500 millones de dólares al cambio actual) en el banco, y la plataforma de videojuegos en línea Roblox.

"El futuro financiero de mi empresa está en juego"

En un extenso hilo de Twitter, Michaelides describe su arriesgada decisión de lanzar Strongsuit en 2018, justo después del nacimiento de su segundo hijo. Pronto supo que estaba embarazada nuevamente de gemelos, pero siguió trabajando para que Strongsuits funcionara, escribió.

"Hice crecer el negocio mientras pasaba por un embarazo de alto riesgo. Me detenía a ver a mi médico de camino al aeropuerto para que me autorizaran a viajar", explica. "El esfuerzo mereció la pena, ya que conseguí nuestro primer inversor poco después de que nacieran mis gemelos". Ahora, Michaelides no está segura de qué pasará con Strongsuits y sus 15 empleados.

"No sé cómo terminará esto. Sé que el futuro financiero de Strongsuit: mi equipo y mi familia están en riesgo con el colapso de Sillicon Valley Bank", concluye.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.