Se busca comprador: cientos de nuevas empresas se enfrentan a una crisis de liquidez si nadie compra Silicon Valley Bank antes del lunes, mientras que más de 100 firmas de capital de riesgo le apoyan

April Joyner,
Ryan Hogg,
- Actualizado:
Sede de Silicon Valley Bank en Santa Clara, California.

Getty Images

  • El colapso de Silicon Valley Bank ha dejado a cientos de nuevas empresas enfrentando una escasez de efectivo y una crisis de nómina. Su mejor esperanza para pagar al personal es encontrar un comprador para SVB antes de que los mercados abran el lunes.
  • Más de 110 firmas de capital de riesgo han firmado una declaración en apoyo de Silicon Valley Bank y han criticado a los inversores que aconsejaron a los fundadores que retiraran fondos de SVB.

Desde que el pasado viernes, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos tomara el control de Silicon Valley Bank, después de que los reguladores californianos la cerraran tras una fallida ampliación de capital de 2.300 millones de dólares, que hizo que sus acciones se desplomaran, todas las empresas están viviendo una pesadilla.

Ahora, cientos de nuevas empresas enfrentan una crisis de efectivo masiva si la búsqueda de un comprador para Silicon Valley Bank se prolonga hasta la próxima semana. El problema es que, al estar bloqueado, no pueden acceder a su dinero. Mientras tanto, empiezan a aparecer signos de estrés entre los clientes emprendedores de SVB.

El ecosistema de capital riesgo se hace eco de la necesidad de que las startups paguen sus nóminas. En un tuit, el fundador Nikita Bier afirmaba que "el número de empresas en fase de crecimiento que tenían su efectivo en SVB es enorme. Hacer la nómina la semana que viene va a ser un show".

Por su parte, Sam Lessin, socio de Slow Ventures, aseguró el viernes a CNBC que un fundador con el que había hablado planeaba cubrir las nóminas personalmente y "resolverlo a partir de ahí".

Incluso las startups que no operaban directamente con SVB se han visto afectadas por su colapso. Un ejemplo de ello es la startup de tecnología de la salud Flow Health que utilizaba Rippling, que tenía una cuenta con SVB, como su proveedor de nóminas.

"Literalmente, no tenemos forma de pagar a los empleados ahora mismo", declaró a Business Insider el consejero delegado de Flow Health, Alex Meshkin.

España está a salvo del terremoto de Silicon Valley Bank: por qué estamos lejos de que nos arrastre la crisis del banco de las startups de EEUU

Algunas startups tomaron medidas drásticas el viernes para tratar de conseguir liquidez. La popular tienda de juguetes Camp comunicó a sus clientes que estaba en apuros después de que sus fondos quedaran bloqueados por el colapso. 

"Todo nuestro efectivo estaba en SVB y estamos tratando de aumentar nuestro saldo en Chase", explica a Business Insider el consejero delegado y cofundador de Camp, Ben Kaufman, a través de un mensaje directo en Twitter. 

La empresa anunció una rebaja del 40% en un intento de recaudar efectivo de sus clientes, indicándoles que utilizaran el código "BANKRUN" en la caja.

El efecto dominó de la desaparición de SVB será probablemente amplio. Según su página web, a finales de diciembre, el banco apoyaba a casi la mitad de las empresas estadounidenses de nueva creación respaldadas por capital riesgo.

En un tuit, Garry Tan, consejero delegado de la aceleradora de empresas Y Combinator, afirmó que la quiebra de SVB era "un suceso equivalente a la extinción para las empresas emergentes, que supondrá un retroceso de 10 años o más para estas empresas y la innovación". 

La caída de SVB afecta, de forma directa o indirecta, a centenares de empresas. Esto se puede apreciar en una encuesta publicada por The Wall Street Journal, quien preguntó entre sus cerca de 3.000 empresas activas y reveló que casi 400 tenían relación con SVB y más de 100 temían no poder hacer frente a sus nóminas en los próximos 30 días a menos que la situación se resolviera rápidamente. Ante estos datos, Garry Tan ha pedido a los ciudadanos que se personen en el Congreso para expresar su preocupación. 

La solución pasa por la compra

Por el momento, los depositantes del SVB tienen asegurados 250.000 dólares en efectivo, que deberían estar disponibles a más tardar el lunes. El resto no está asegurado. Dado que muchos fundadores y startups tenían millones en SVB, eso pone en riesgo enormes sumas. Roku, por ejemplo, tenía cerca de 500 millones de dólares depositados en SVB.

La FDIC comunicó el viernes que los depositantes no asegurados recibirán un certificado de administración judicial por los fondos restantes, pero no está claro cuándo tendrán acceso al efectivo ni qué cantidad se les devolverá. Moody's calcula que los clientes recuperarán entre 80 y 90 céntimos de cada dólar de depósitos no asegurados.

La mayor esperanza de estas empresas es que se encuentre un comprador para SVB antes de la reapertura de los mercados el lunes. Si nadie lo quiere, la FDIC liquidará el banco y venderá sus activos para tratar de recuperar el dinero de los depositantes. 

"A la FDIC le encantaría quitarse el banco de encima, y estoy seguro de que trabajará a marchas forzadas durante el fin de semana para organizar un matrimonio forzoso", explica Sandeep Dahiya, profesor asociado de Finanzas en la Escuela de Negocios McDonough de la Universidad de Georgetown. 

En una entrevista con The Information, Kristine Dickson, directora financiera de la entidad crediticia Lead Bank, afirmó que sería "2.000 veces mejor" encontrar un comprador para SVB que disolverlo. "Es un millón de veces mejor ir en esa dirección, así que en eso se centrarán este fin de semana".

Es probable que los posibles compradores examinen detenidamente las cuentas de SVB mientras reflexionan sobre la compra. Grandes bancos como Goldman Sachs y JPMorgan, así como prestamistas regionales como Citizens Bank, han sido propuestos como posibles salvadores del SVB.

General Catalyst y otras 100 firmas de inversión apoyan a Silicon Valley Bank

Por su parte, las firmas de capital riesgo se han puesto del lado de SVB. "Silicon Valley Bank ha sido durante mucho tiempo un socio de confianza del sector del capital riesgo y de nuestros fundadores", señala un comunicado conjunto de más de 110 empresas.

"En caso de que SVB fuera adquirido y capitalizado adecuadamente, lo apoyaríamos firmemente y animaríamos a las empresas de nuestra cartera a reanudar su relación bancaria con ellos", prosigue el comunicado.

Hemant Taneja, consejero delegado de la empresa de capital riesgo General Catalyst, que lideró los esfuerzos para organizar el apoyo a SVB, tuiteó la declaración el viernes por la noche. 

Taneja afirmó en su tuit que varias sociedades de capital riesgo se habían reunido para debatir los efectos de la quiebra de SVB en su sector. Además de General Catalyst, otras 12 empresas firmaron la declaración inicial, entre ellas Accel, Greylock, Kleiner Perkins, Lightspeed Venture Partners y Upfront Ventures.

"Es importante colaborar en torno a un planteamiento coherente que esperamos pueda mantener la continuidad de las actividades de nuestras empresas y la viabilidad de una institución importante para el sector", afirma Taneja en declaraciones a Business Insider

"Todo el mundo entiende que tenemos un papel que desempeñar para intentar calmar la situación. El pánico no era la forma de manejarlo. Es importante hacer una pausa y pensar en todas las partes interesadas antes de tomar decisiones, esto es fundamental para nuestra mentalidad de innovación responsable", añade.

 

El número de firmantes de la declaración conjunta de apoyo al SVB ha aumentado a más de 110 empresas, entre ellas Cowboy Ventures, Eniac Ventures, Floodgate, Khosla Ventures, Lux Capital, Primary y SoftBank.

"Es bueno mostrar un fuerte apoyo transversal al banco que nos ha apoyado durante décadas", explica a Business Insider Nihal Mehta, cofundador de Eniac Ventures, que ha firmado la declaración.

La muestra de apoyo del sector de capital riesgo a SVB contrasta con el pánico que cundió entre los inversores y las nuevas empresas cuando se hicieron evidentes los problemas de SVB. Algunas empresas de capital riesgo, como Founders Fund, Y Combinator y Union Square Ventures, aconsejaron a sus empresas en cartera que retiraran la mayor parte de sus fondos del banco.

Estas reacciones suscitaron a su vez reproches de otras sociedades de capital riesgo, especialmente tras la caída de SVB. Mark Suster, socio de Upfront Ventures, y Brad Svrluga, cofundador de Primary, cuyas empresas firmaron la declaración conjunta de apoyo, reprendieron públicamente a sus homólogos inversores.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.