Para dormir mejor deberías pintar la habitación de estos 2 colores (y evitar estos 3 que dificultan conciliar el sueño)

Mejores colores para pintar la casa

Getty Images

  • Además de los criterios meramente estéticos, el color del que pintas tu dormitorio puede ayudarte a dormir mejor. 
  • En la elección de pintura para tu habitación la psicología del color tiene mucho que decir: se trata de una ciencia que estudia sus efectos sobre la percepción y la conducta del ser humano.
  • Descubre cuáles son los colores que te echarán un cable para conciliar el sueño y también aquellos que supondrán una traba para caer rendido en brazos de Morfeo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Si cierras los ojos y piensas en cada uno de los colores que conoces, seguramente cada uno de ellos evoque en ti sensaciones diferentes, emociones y reminiscencias a situaciones vitales, épocas del año o estados de ánimo

Las tonalidades del arcoíris también juegan un papel importante en el descanso y la preparación del cuerpo para dormir: una pared azul marina no tiene nada que ver con una fucsia, ni cerrar los párpados ante un techo gris es lo mismo que hacerlo bajo uno amarillo. 

Al igual que se recomienda que el dormitorio cumpla una serie de características para dormir bien como ser oscuro, silencioso, fresco, limpio y ordenado, muchos expertos investigan cómo los colores que escoges inciden sobre la calidad e higiene del sueño. 

Según los estudios recopilados en Sleep.org, la investigación científica emergente indica que puede haber ciertos patrones en cómo los diferentes colores afectan el estado de ánimo y los niveles de energía. 

Tras comparar los colores de habitaciones interiores, un estudio de los NIH halló que aquellas pintadas con colores cálidos, como el rojo, se calificaron como emocionantes y estimulantes, mientras que las que estaban pintadas con colores fríos, como el azul, se calificaron como espaciosas y tranquilas.

La longitud de onda de cada color, un factor que influye en la percepción

Cada color posee una longitud de onda diferente.
Cada color posee una longitud de onda diferente.

Max Tarkhov/Unsplash

Aunque parte de la percepción es subjetiva y obedece a experiencias personales, un factor en la reacción a cada color se debe a la longitud de onda

Por ejemplo, el rojo tiene la longitud de onda más larga y requiere más ajustes por parte del ojo, mientras que los verdes y azules tienen longitudes de onda más cortas que el ojo puede percibir como más tranquilo.

Por ello, las tonalidades frías son ideales para estancias destinadas a la relajación y a una actividad fisiológica reducida: el azul o el verde promueven el descanso, según una investigación centrada en el diseño de un hospital. 

Además, muchas personas prefieren el techo blanco, ya que este logra que la habitación se perciba más espaciosa

Azul y verde, los mejores colores para relajarse

Un estudio encontró que los participantes en una habitación azul eran más propensos a tener ondas cerebrales características de un estado de somnolencia. Los investigadores apuntan a que este tono puede reducir la presión arterial, fundamental para la relajación que conduce al sueño.

En defensa del azul también sobresale una encuesta de Travelodge realizada 2.000 hogares británicos que reveló que quienes tienen su dormitorio azul duermen cerca de 8 horas, más que con cualquier otro color. Su efecto calmante está relacionado con la naturaleza, el cielo, el sonido del agua, los mares o lagos. 

El color verde también destaca por su longitud de onda corta, su notable presencia en el medio ambiente y su poder relajante sobre el estado de ánimo. Es por ello que poblar tu casa de plantas también supone una gran ayuda para calmarse y descansar mejor.

En el otro lado del espectro, los colores energizantes estimulan tu mente y aunque mejoran la concentración, incitan a la alegría o provocan sensaciones de bienestar, no son los más adecuados para relajarse ni conciliar el sueño, especialmente en sus variantes más brillantes y potentes. 

Los estudios destacan que el rojo, el morado, el marrón y el gris como algunos de los peores colores para un ambiente relajante, aunque el efecto no es tan acusado en sus variantes claras y apagadas. 

El amarillo también puede ser estimulante, aunque a algunas personas puede que no les importe tener este color en el dormitorio, porque provoca sentimientos de bienestar y hace que la habitación sea más luminosa.

No escojas rojo, morado ni gris para pintar tu habitación

Habitación roja

Huy Nguyen/Unsplash

Existe consenso sobre que el rojo es el color dormitorio menos relajante, ya que provoca la respuesta de lucha o huida, acelera el metabolismo, aumenta el ritmo respiratorio y eleva la presión sanguínea.

Así lo define la web Logoarte: "el rojo está vinculado al peligro, guerra, energía, fortaleza y determinación. Es el color de la excitación, calor, pasión, placer, ceremonia, fiesta, amor, romance, fuego, brasa, prestigio y pompa".

Por otro lado, un estudio encontró que las personas ejercían más fuerza física durante una tarea cuando se exponían al color rojo en comparación con el gris o el azul. No es, por tanto, el bote de pintura más recomendado para quedarte dormido.

El morado o púrpura puede estimular tu creatividad, pero no es el idóneo para descansar: algunos teorizan que puede desencadenar pesadillas y afectar a la calidad del sueño. La mencionada encuesta de Travelodge reveló que los que descansan en habitaciones moradas duermen menos de 6 horas por noche. 

El marrón y otros colores apagados como el gris pueden resultar aburridos o deprimentes. En un cuestionario completado por 490 estudiantes universitarios el marrón, el naranja y el gris fueron los menos favoritos. La encuesta de Travelodge encontró que las personas que duermen en habitaciones marrones y grises obtienen un promedio de poco más de 6 horas de sueño por noche.

Ya que cada tonalidad depende de las preferencias personales, las asociaciones culturales, la edad, el clima, la región geográfica o la salud, es importante hacer pruebas basándote en tus percepciones subjetivas. Compra muestras y pruébalas antes de atreverte a cambiar. 

¿Y qué hay de las luces?

Lámparas LED

Francesco Casalino/Unsplash

Los especialistas recomiendan las luces cálidas en lugar de las frías, sobre todo en las horas cercanas a acostarse. La luz azul, como la que se encuentra en las luces LED, bloquea la liberación de la hormona del sueño melatonina y dificulta conciliar el sueño, incluso aunque sea tenue,

La iluminación amarilla o en tonos cálidos contribuye a que te duermas más rápido. Tus gustos también juegan un papel relevante: este estudio encontró que los participantes se quedaban dormidos antes en una habitación iluminada con su color preferido. 

Otros artículos interesantes:

¿Ayuda a dormir tomar un vaso de leche antes de ir a la cama? La ciencia responde

Conseguir dinero por dormir: la NASA paga hasta 11.000 euros a voluntarios por permanecer en la cama, aunque existen algunos requisitos

Hackea tus sueños: investigadores del MIT construyen un guante portátil que permite estimular los sueños lúcidos

Te recomendamos

Y además