Pasar al contenido principal

Las mejores formas de perder peso y no recuperarlo, según la ciencia

cómo perder peso según la ciencia
Flickr/Flying Kiwi Tours
  • La pérdida sostenida de peso puede ser difícil, pero hay consejos prácticos que pueden ayudar.
  • Las estrategias exitosas incluyen reducir los alimentos y bebidas que han estado estrechamente relacionados con el aumento de peso y aumentar la ingesta de más alimentos ricos en nutrientes.
  • Otros enfoques se centran en las formas en que puede prepararse para una alimentación saludable a largo plazo en pasos sutiles y graduales.

En muchas ocasiones la pérdida prolongada de peso puede parecer una batalla cuesta arriba.

Para poder llevar a cabo un adelgazamiento más sencillo, además de evitar evidencias como montones de tortitas bañadas en almíbar y magdalenas enormes, hay varias pautas prácticas a seguir si estás buscando adelgazar.

Estos consejos pueden ser útiles ya sea que nos encontremos luchando por perder peso o simplemente por reiniciar un plan de alimentación con algunos principios básicos más saludables.

Sin embargo, si desea realizar grandes cambios tanto a nivel de alimentación como de salud siempre es útil obtener ayuda de un profesional médico capacitado, como un médico, un dietista registrado o un médico de familia. Podrá repasar con este cualquier pregunta que tenga sobre las sugerencias aquí aparecidas.

Comer más verduras

cómo perder peso según la ciencia
Ruslan Mitin/Shutterstock

El autor Michael Pollan pudo haber condensado la mejor sabiduría nutricional en una sola línea cuando escribió: "Coma alimentos, no demasiado, sobre todo plantas".

Decenas de estudios científicos han vinculado las dietas ricas en vegetales, especialmente verduras, a mejores resultados de salud, incluida la pérdida de peso y un menor riesgo de un puñado de enfermedades crónicas. Los vegetales como el berro, las espinacas, el cebollino y la col rizada se encuentran en la lista de "alimentos de gran potencia" del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, así que solo queda encontrar algunos que nos gusten y empezar a agregarlos a los platos.

Además, la mayor parte de la investigaciones no sugiere la necesidad de recortar carne, lácteos o pescado de su dieta. De hecho, los mejores resultados parecen provenir de las dietas que combinan altas cantidades de verduras con fuentes saludables de proteínas, que pueden incluir mariscos, huevos y carne.