Pasar al contenido principal

Si odias tu trabajo y no sabes qué hacer, usa este método diseñado por 2 profesores de Stanford

Una mujer se frota los ojos ante su ordenador portátil
Una mujer se frota los ojos ante su ordenador portátil. Getty Images
  • No hay nada peor que odiar tu trabajo cada día, o quizá sí sentir que no puedes dejarlo porque no sabes qué otra cosa podría hacerte feliz.
  • Crear mapas mentales es una solución propuesta por Bill Burnett y Dave Evans, profesores de diseño de la Universidad de Stanford.
  • Por increíble que parezca, la asociación libre es una técnica que puede llevarte a descubrir el verdadero trabajo de tus sueños.

La única cosa peor que odiar tu trabajo todos los días es sentir que no puedes dejarlo porque no tienes ni idea de qué otro puesto, si lo hay, podría hacerte feliz.

Bill Burnett y Dave Evans llaman a esta común sensación "estar estancado". La mejor manera de "desestancarse", según ellos, es crear un mapa mental.

Juntos, Burnett y Evans imparten el curso Diseñando tu vida en el programa de diseño de la Universidad de Stanford, y en 2016 ambos publicaron un libro conjunto con el mismo nombre. En él, los autores explican cómo crear un mapa mental y por qué funciona.

Leer más: 7 lecciones imposibles de olvidar de los mejores jefes

Un mapa mental es el resultado tangible de un juego de asociación libre relacionado con tu carrera. Así puedes hacerlo:

Paso 1: Escoge un tema

Elige algo que te guste hacer en el trabajo (si tienes claras qué responsabilidades de tu trabajo disfrutas, elige una de ellas).

Paso 2: Escribe 5 o 6 cosas relacionadas con la idea original

Utiliza las primeras cosas que se te vengan a la mente. Repite este proceso de asociación libre con las palabras en el segundo anillo y continúa hasta que tengas al menos 3 anillos de palabras.

Dispón de 5 minutos, como máximo, para completar los primeros 2 pasos.

Paso 3: Establece conexiones secundarias

Rodea unas pocas palabras en el anillo exterior que destaquen para ti. Ahora intenta juntarlas para formar nuevas ideas.

Esto es lo que sería un mapa mental completo:

Un ejemplo de mapa mental
Un ejemplo de mapa mental. Skye Gould / Business Insider

Como puedes ver, algunas de las asociaciones de palabras no conducen a nada.

Pero si juntas las palabras rodeadas, "clase de Lengua", "actriz", "curso en el colegio" y "niños", puedes llegar a... ¡profesora de teatro infantil en la escuela!

O, quizás, la persona que hizo este (hipotético) mapa mental podría seguir en su trabajo actual y escribir obras pensadas para el público infantil como afición. Las posibilidades no tienen límite.

Burnett y Evans escriben que los mapas mentales se basan en 2 principios clave del pensamiento en el diseño: "Escoges mejor cuando tienes un montón de buenas ideas encima de la mesa" y "Nunca escoges la primera solución para ningún problema".

Y además