¿Está mi empresa en quiebra técnica? Averígualo con esta sencilla ecuación

Empresas en quiebra técnica
Getty Images
  • Un reciente informe del Banco de España asegura que el 25% de las empresas españolas podría estar en quiebra técnica.
  • Esta situación es una identidad contable que supone tener un patrimonio neto negativo.
  • Y aunque no es una situación definitiva, lo cierto es que es difícil de resolver, especialmente en las circunstancias actuales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El COVID-19 está causando verdaderos estragos en el tejido empresarial español.

Un reciente documento elaborado por el Banco de España asegura que hasta 1 de cada 4 empresas españolas podría estar en quiebra técnica a consecuencia de la pandemia. Es decir, unas 875.000 sociedades estarían a punto de cerrar. Un número demasiado llamativo que ha hecho saltar todas las alarmas.

Pero, ¿qué significa exactamente que una empresa esté en quiebra técnica? La mayoría de los mortales relacionarían una quiebra técnica con el cierre de la empresa. Sin embargo, no siempre una quiebra aboca a una empresa al cierre. Vamos a explicar qué es exactamente una quiebra técnica y si es posible solucionarlo.

Activos, pasivos y patrimonio neto: la ecuación para saber cuándo una empresa está en quiebra técnica

La contabilidad es, sin duda, la materia que menos cambios ha sufrido en los últimos siglos. De hecho, una de las identidades más importantes y conocidas, la partida doble, se sigue utilizando sin apenas cambios desde que Fray Lucca Paccioli la inventase en el siglo XV. 

La partida doble determina que el valor en libros de los activos de una empresa (lo que tiene) tiene que ser exactamente igual que el valor de sus pasivos (los recursos utilizados para financiar sus activos). Dicho de otro modo, el resultado de restar los activos menos los pasivos tiene que dar como resultado cero siempre y en todo momento.

Leer Más: Así son las empresas que están quebrando durante el coronavirus: pymes con pocos ingresos y empleados y más de 20 años de antigüedad

Para entenderlo mejor, la partida doble indica que todos los activos tienen que estar respaldados en todo momento por los recursos con los que se financian, ya sean recursos propios a través de aportaciones de capital de los socios o recursos ajenos, con deuda externa. A su vez, los recursos propios se componen de las aportaciones de los socios y de los beneficios de una sociedad que permanecen en balance, un estado financiero que se conoce como patrimonio neto. Es decir, los pasivos se componen a su vez del patrimonio neto y el pasivo exigible, es decir, los préstamos o créditos. Matemáticamente:

Patrimonio neto = activo - pasivo exigible (deudas)

Sin embargo, en algunas ocasiones, es posible que el valor de las deudas sea superior al valor total de los activos, dando como resultado un patrimonio neto negativo. Esto ocurre cuando los resultados de la empresa han sido negativos durante varios ejercicios, y superiores al capital total de la empresa. Cuando esto ocurre, la empresa estaría en quiebra técnica.

Un ejemplo práctico

Por ejemplo, imaginemos que los socios de una empresa han aportado a su capital 10.000 euros, y han recibido otros 10.000 euros en préstamos para financiar su negocio. El valor total de los activos es de 20.000 euros, la mitad de los cuales se han financiado con el patrimonio neto (las aportaciones al capital social) y la otra mitad con deuda. 

Sin embargo, debido a diversas circunstancias, el resultado de los siguientes ejercicios arroja una pérdida de 15.000 euros. En este caso, el valor del activo es de 5.000 euros, pero la deuda sigue siendo de 10.000 euros. Como esta identidad tiene que ser igual a cero, el patrimonio neto es de -5.000 euros.

¿Puede una empresa resolver un problema de quiebra técnica?

Como hemos visto, la quiebra técnica es una situación transitoria en la que el patrimonio neto de la empresa es negativo. Sin embargo, en algunos casos, esta situación ni siquiera es preocupante, especialmente en empresas de reciente creación, cuyos primeros años suelen arrojar pérdidas. Si sus perspectivas de crecimiento son positivas, puede tener resultados positivos en los siguientes ejercicios y resolver la situación.

Leer Más: 7 consideraciones a tener en cuenta antes de pasar de autónomo a Sociedad Limitada

Sin embargo, hay algunas empresas que no tienen tales perspectivas. En estos casos, las sociedades pueden recurrir a un mecanismo conocido como concurso de acreedores para refinanciar la deuda pendiente y tratar de solucionar esta situación. Si se llega a un acuerdo con los acreedores para aumentar el plazo de los préstamos o proponer quitas a la misma, la empresa podría salvar la quiebra y seguir manteniendo su actividad.

En algunos casos, este acuerdo no es posible y la empresa entraría en liquidación, el paso anterior al cierre. En este paso, la empresa pasaría a estar en disolución, y trata de liquidar todos sus activos para tratar de satisfacer a la mayor parte de acreedores posibles. 

¿Es motivo de preocupación?

El informe del Banco de España al que hemos hecho referencia parte de una base relevante: se trata de sociedades cuyos socios tienen la obligación de disolver la sociedad. Es decir, se encontrarían en el último escalafón de la cadena, el paso previo al cierre. Pero no acaba aquí la cosa: esta cifra podría aumentar hasta el 30% en el caso de que la situación extraordinaria que estamos viviendo se alargue en el tiempo.

Leer más: Empresa en quiebra, ¿qué ocurre con los trabajadores, los proveedores y los clientes?

Con todo, el impacto sobre el empleo sería más reducido. La actual crisis sanitaria se ha cebado más con las pymes y los autónomos, que han sido mucho más vulnerables ante la paralización de la economía derivada del confinamiento, que con las grandes corporaciones, lo cual explicaría en cierto modo que muchos trabajadores no se viesen afectados por la covid-19. De todos modos, no hay que desdeñar el impacto sobre el tejido empresarial español, ya que este tipo de empresas suponen el 99% del total de las empresas de nuestro país.

LEER TAMBIÉN: 12 consejos para prevenir la quiebra de la empresa por los efectos del coronavirus

LEER TAMBIÉN: ¿Qué pasa con el finiquito si la empresa se declara en quiebra?

LEER TAMBIÉN: Qué puedes hacer y cuáles son tus derechos como trabajador si tu empresa entra en suspensión de pagos o en concurso de acreedores

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020