La ministra Teresa Ribera afirma que “los consumidores en España no tendrán obligación de reducir el consumo de gas y los empresarios espero que tampoco”

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica.
Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica.

Gobierno de España

La Unión Europea (UE), cumpliendo todos los pronósticos, ha pedido a los estados miembros una reducción voluntaria del consumo de gas en un 15%. La respuesta desde España, en voz de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha sido negativa. 

Ribera anunció, el pasado miércoles 20 de julio de 2022, que España no aceptaba la reclamación de Bruselas. Este jueves, 21 de julio, en una entrevista concedida a la Cadena SER, ha reafirmado el rechazo. 

"España es la referencia más importante de entrada de gas en Europa"

Ha asegurado la ministra que no ha habido ningún tipo de negociación previa con los territorios: "Nos molesta que no se haya planteado un debate serio". 

Aunque Rusia ha reanudado el suministro de gas a Europa, Ribera ha afirmado que comparte la preocupación y que es necesario tomar medidas, pero que no está de acuerdo en que estas sean idénticas para todos.

"España es la referencia más importante de entrada de gas en Europa, a través de una infraestructura desarrollada y dimensionada de un modo que nos permite jugar un papel en la logística muy importante para el resto de países", ha subrayado. 

España no se quedará sin gas, pero lo pagará a precio de oro: por qué nuestro sistema energético está blindado ante un corte de suministro ruso

Además, ha explicado Ribera en la línea de justificar un trato distinto para cada estado miembro, "en España hay una parte de la electricidad, mayor que en otros países, que se genera a partir de las centrales de ciclo combinado de gas, por lo que no podemos hacer esa reducción que sí es posible en otros lugares".

Ha destacado que, si finalmente hubiera una reducción en el consumo de gas en España, esta tendría que afectar a la industria, "y yo no creo que ese sector se merezca un racionamiento en una dimensión que supondría una gran limitación", ha subrayado.

"Lo justo sería que España, Portugal y Francia no redujeran su consumo de gas"

Aunque España tendrá ahora que entablar una intensa conversación con la UE, Ribera confía en llegar a un acuerdo beneficioso: "Los consumidores no tendrán ninguna obligación de reducir el consumo de gas, y espero que los empresarios tampoco". 

Enfatiza la ministra Teresa Ribera el concepto de "obligación", puesto que sí ha admitido que en el plan de contingencia que prepara el Gobierno central se pedirá un consumo responsable, "pero nunca una obligación de poner el termostato a una temperatura concreta". 

Así están las reservas de gas en España: ¿hay riesgo de desabastecimiento por la invasión de Rusia a Ucrania?

La encargada de la Cartera energética ha dejado claro que, en ningún momento, jugarán la carta del "no queremos ayudar, pero no estamos dispuestos a que se nos imponga algo que no consideramos justo". 

Y lo equitativo para ella sería que "en España, Portugal, y en menor medida Francia, no hubiera una reducción neta del consumo de gas".

Otros artículos interesantes:

¿Cómo la guerra entre Rusia y Ucrania ha provocado una crisis alimentaria a nivel mundial?

Energía solar flotante: ¿ayuda o problema en la lucha contra el cambio climático?

Estiércol de vaca para electricidad renovable: una nueva planta de biogás podría abastecer a 2.200 hogares al año

Te recomendamos