Pasar al contenido principal

El gigante que más licencias VTC controla en España, Moove Cars, pretende elevar la facturación mínima que exige a los conductores de Uber para poder cobrar incentivos, según denuncian los sindicatos

Conductor Uber mascarilla
Un conductor de Uber, llevando una mascarilla en Manhattan, Nueva York. REUTERS/Jeenah Moon
  • El mayor dueño de licencias VTC de España, la empresa Moove Cars, quiere elevar la facturación mínima que exige a los conductores de Uber para poder cobrar incentivos.
  • Así figura en varios comunicados que organizaciones sindicales han enviado a los conductores, a los que ha tenido acceso Business Insider España.
  • Hasta ahora, los conductores de Moove, que prestan su servicio para Uber, debían facturar al menos 3.400 euros mensuales para poder acceder a incentivos, que las nuevas normas subirían a 4.000.
  • Los sindicatos aseguran que los cambios se deben a presiones de Uber, algo que la su CEO, Juan Galiardo, ha negado en conversación con este medio.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El mayor dueño de licencias VTC de España, la empresa Moove Cars, busca subir el mínimo de facturación que los conductores de Uber deben conseguir para acceder a incentivos, según figura en dos comunicados que las organizaciones sindicales con representatividad en el sector han enviado a los conductores y a los que ha tenido acceso Business Insider España.

Hasta ahora, los conductores de Moove, el socio principal de Uber, debían facturar 3.400 euros mensuales para poder acceder a incentivos, un límite que con las nuevas normas subiría a 4.000. Los que queden por debajo no cobrarían ningún incentivo.

Los sindicatos CCOO, UGT y SLT —que, aseguran, se niegan a aceptar dicha subida—, afirman que Moove impone dichos cambios ante presiones de Uber, algo que la compañía ha negado a este medio.

"La empresa nos comunica que está obligada a pedirnos este esfuerzo por su mala situación económico financiera. Y que peligra su continuidad", reza uno de los comunicados. En otro, con fecha del 16 de junio, se explicita que Uber "ahoga" a Moove.

Este miércoles, sindicatos y empresa se han vuelto a reunir pero no han llegado a ningún acuerdo. Los representantes de los trabajadores han insistido en que Moove Cars "no tiene intención de negociar, solo de imponer su modelo" en comunicaciones repartidas a sus empleados.

Además, Moove, según los mismos documentos, también plantea restar a los incentivos que pueda conseguir un conductor cierta cantidad si este consume más combustible que la media, aunque, apuntan los sindicatos, no ha explicado cómo realizará dicho cálculo.

Los conductores han lamentado, en declaraciones a este medio, que dichas determinaciones hacen les hacen "mucho daño", y que precarizan aún más el sector.

Cinco Días publicó en mayo que el auditor de Moove Cars dudaba de la viabilidad de la empresa, y que la compañía triplicó pérdidas en 2019, hasta registrar números rojos por 4,7 millones euros, frente a los 1,6 millones perdidos el año anterior; así como que su facturación fue tres veces inferior, bajando hasta los 3,1 millones de euros.

Moove pertenece a un enorme grupo que está apoyado por el fondo King Street, y que ha ido adquiriendo licencias VTC hasta convertirse en el que más autorizaciones tiene de España.

Uber niega que haya presionado para bajar los incentivos

El CEO de Uber en España, Juan Galiardo, ha negado categóricamente en conversación con este medio que su empresa haya presionado a ninguna VTC para subir los mínimos de facturación a los que debe llegarse para acceder a incentivos, insistiendo en que Uber ha intentado ayudar a estas empresas lo máximo posible durante la crisis del coronavirus.

"Por nuestra parte no ha habido ningún tipo de cambio en nuestras condiciones comerciales con los socios. Al contrario, todo lo que hemos hecho durante el COVID ha sido intentar apoyar a nuestros socios lo máximo posible", ha afirmado.

Leer más: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

"Pusimos en marcha la opción de poder generar liquidez de su facturación diariamente, no tener que esperar al final de la semana, sino poder acceder a su facturación de forma inmediata hasta tres veces por semana".

"O sea, que todo lo que hemos hecho durante el COVID ha sido para facilitar el navegar esta situación tan complicada y no para hacerlo más difícil".

Asimismo, Galiardo se ha desmarcado de este tipo de cambios en las condiciones que puedan determinar las VTC, "siempre y cuando se ajusten a la legalidad". 

"Es su decisión y su prerrogativa cómo gestionar este tema. Para nosotros lo importante es que, en cualquier caso, todo se haga en estricto cumplimiento de la regulación laboral", ha subrayado.

Y además