Pasar al contenido principal

Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

Mariano Silveyra Cabify
Cabify
  • Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España, como prometió que haría en 2018, según confirma el vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía.
  • "No es el momento ahora para la compañía para poder hacerlo, porque no tenemos ninguna necesidad de hacerlo", explica Mariano Silveyra en conversación con Business Insider España.
  • Silveyra también subraya que Delaware "no es un paraíso fiscal" y que la filial española de Cabify tiene su sede fiscal en España, donde la empresa tributa por la actividad que genera en el país.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cabify descarta cambiar por ahora su sede de Delaware, Estados Unidos, a España, como prometió que haría en 2018, según asegura el vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Mariano Silveyra, en una entrevista con Business Insider España.

"No es algo que tengamos en mente en el corto plazo, no es algo que tampoco sea necesario", apunta Silveyra. "No es el momento ahora para la compañía para poder hacerlo, porque no tenemos ninguna necesidad de hacerlo. Fue algo que se dijo en aquel entonces, pero no es algo que realmente tengamos presente ahora", remarca. 

Cabify aseguró que cambiaría su sede fiscal de Delaware a España en julio a 2018. Lo anunció el propio Silveyra en una entrevista en El Independiente tras una serie de críticas que acusaban a la empresa española de tener registrado su domicilio en un paraíso fiscal.

"Es algo que ya teníamos previsto, que estaba dentro de los planes de la empresa, pero hemos querido adelantarlo para cerrar de una vez esta discusión", afirmó entonces el directivo.

Silveyra insiste en que Delaware "no es un paraíso fiscal" y lamenta que este tema haya generado "infinidad de discusiones" y de "falsas acusaciones" contra Cabify.

"En Delaware simplificas en minutos infinidad de trámites que hacerlos en España implicarían semanas o meses, y es prácticamente inviable hacerlos. No hay ninguna ventaja fiscal", precisa. "Pero no tiene ninguna actividad económica la matriz en Delaware, ni mucho menos".

Leer más: El expresidente de Cabify en Europa califica la tasa Google como "contraproducente" y cree que desincentivará la creación de compañías tecnológicas en España

Silveyra también remarca que la sede fiscal de Maxi Mobility Spain, la filial española de Cabify, "está en España", donde tributan toda la actividad que se genera en el país.

Tener la sede en Delaware ofrece ventajas burocráticas pero, en principio, no ventajas fiscales

"Muchas startups se constituyen como sociedades en Delaware fundamentalmente por un motivo: tener acceso a inversiones norteamericanas", ya que es "uno de los requisitos" que imponen los grandes fondos, resume el socio del área fiscal de Écija Abogados Constantino Vidal, consultado por Business Insider España, afirmando también que, en principio, no cuenta con beneficios fiscales.

Vidal explica que si la sociedad en Delaware de una empresa es filial de una SL española, esta tendrá que tributar en España por todos los beneficios que tenga en España, así como que "en España no hay perjuicio de tributación".

Asimismo, confirma que constituir una compañía en dicho estado de Estados Unidos es mucho más sencillo que en España a nivel burocrático, ya que allí puede crearse una compañía "en media hora", para el mismo proceso que en España llevaría un mínimo de dos o tres semanas.

Leer más: Los viajes corporativos se disparan un 30% en Cabify durante la desescalada: las empresas quieren que sus empleados eviten el transporte público para ir a la oficina

En ese sentido Silveyra apunta que Cabify está tributando prácticamente lo mismo que todo el sector del taxi en España. "El impacto fiscal que genera el sector del taxi es prácticamente el mismo que genera Cabify con las empresas que trabajan con Cabify en España", y que es "la única compañía tecnológica española que lo hace", y también "la única del sector".

"Me parece que es algo realmente que es un diferencial y sobre todo, destacar toda la contribución que estamos generando desde el punto de vista económico del punto de vista fiscal en España", sentencia.

Sin embargo, dos tercios de las 500 mayores compañías estadounidenses tienen filiales registradas en Delaware para no pagar impuestos, aunque la mayoría no tiene presencia física allí, como explica El País. En el pequeño estado hay más empresas (1,1 millones) que habitantes (935.600). 

También es un imán para compañías extranjeras, por su entorno legal favorable y otros matices, como que se puede mantener secreta la identidad del propietario. A partir de una sociedad en Delaware, se puede constituir otra en un paraíso fiscal. Todo ello ha llevado a que el estado haya sido acusado de provocar la pérdida de miles de millones de ingresos de otros Estados y de una falta de transparencia que lo hacen un "imán para crear compañías pantalla anónimas", recogió entonces el mismo medio.

Y además